“25 de mayo, día de… LA TOALLA”

Si existe una “prenda” versátil, atemporal, práctica y a veces, solo a veces muy elegante esa es LA TOALLA. Hemos de remontarnos a los frescos pompeyanos de aquella ciudad romana que se tragó en Vesubio allá por el siglo I de nuestra era y en los que según se da fé, no solo se utilizaban para tumbarse sino también para secarse después del baño. Igualmente la civilización egipcia las adoptó como casi “imprescindibles” en su día a día y de esta, pasó a “manos” de los antiguos pueblos bárbaros que las utilizaban para secarse las manos. De ahí, dieron un salto a la Edad Media en las que ya formaban parte de los ajuares utilizándose como manteles o como servilletas (ya sabéis que la limpieza corporal por aquella época era francamente escasa).

Hoy día, este objeto textil se ha convertido casi en un “imprescindible” de nuestra vida cotidiana y sí, hoy 25 de mayo celebramos el “Towel day” o día internacional de la toalla. Esto y para los que no lo sabéis, no es gracias a otro que a Douglas Adams y a su obra “La guía de la autopista Galaxy” donde tan preciado paño, aparece como hilo conductor de una historia un tanto rocambolesca pero  divertida.

Una vez atravesada esta delgada y aburrida línea de referencias historias, voy a meterme en faena con ella (la toalla, no Anna Wintour) porque sí, da mucho mucho juego y eso es lo que realmente nos interesa.

Las hay fashionistas, como las retratadas en el  2014 para su instagram por el gran Mario Testino en las que Cara Delevingne, Miley Cirus, David Gandy o Kate Moss entre otros/as, hacen apología de la más rancia belleza y originalidad que puede aportar esta prenda tan entre comillas “vulgar” o mejor dicho “cotidiana”, porque todavía no quiero ser hiriente.

De esta exquisita adaptación a la moda, también nos quedan las maravillosas instantáneas de Marilyn realizadas un 13 de julio de 1962 (la última editorial fotográfica, 3 semanas antes de su muerte) en las que la ambición rubia muestra su “yo” más íntimo en unas secuencias que pasarían a la historia como presagio de ese trágico  final.

Después de todo esto, llega nuestro querido y creativo Palomo Spain y en su colección SS 18,  ZASCASSS ¡¡¡, nos saca un look de lo mas higiénico que de inmediato (faltaría más) Rita Ora y como marca la santa madre iglesia, adopta para su paseo triunfal por la alfombra roja de los premios MTV (como veréis, nuestro o vuestro querido Palomito no inventó nada, simplemente lo trasladó).

Dejando atrás las grandes creatividades y a los visionarios de la moda, a mí lo que realmente me gusta de este tema es lo siguiente: ¿Cuántas veces no hemos sucumbido a utilizar una toalla como complemento imprescindible para nuestros cambios de ropa veraniegos? Pues sí, es muy recurrente, práctica, aliada… o como queramos llamarla en ciertas ocasiones pero…OJO. Las malas pasadas también suelen ser divertidas y así nos deja para la retina lo que le sucedió a Scott Caan en una de estas adaptaciones de ¿Una buena toalla todo lo tapa?. Yo más bien diría, “Bendita toalla que casi todo lo destapa”.

Otro momento memorable y sublime, es darse un paseo por los numerosos puestecitos de venta de souvenirs que adornan los paseos marítimos (o no) de nuestro país  y encontrarse estos engendros del más rancio frikismo patrio. La toalla playera venida a recuerdo de… Ibiza, Mallorca, Barcelona, Torremolinos, Alcaudete, Tomelloso… (sí, en estos dos últimos no hay playa lo sé, pero ¿puede haber toallas no?). A mí personalmente me encantan, es más creo que son auténticos objetos de culto textil.

Pues sí, si además pensabais que se me iba a escapar un detallazo imprescindible sobre las toallas os equivocáis: Los hoteles han sido son y serán, fuente de inspiración constante para hacerse con este preciado bien de rizo de algodón (depende del hotel claro). Y ¿quién o quienes no hemos sucumbido? en más de una ocasión al verlas tan blanquitas, tan dobladitas y tan apetecibles de decir, “pues me la llevo, total si la estoy pagando”. Yo mismo sin ir más lejos, sí lo reconozco y entono el mea culpa. Es más, a través de los años perfeccioné tanto la técnica y ya no me “enamoraba” de las que estaban en las habitaciones por si estaban contadas (que lo están) y pasé al plan B, las de los carritos de limpieza de los pasillos (las nuevas, ehhhhh).

Para terminar y no aburriros más sobre esta “Tesis Doctoral Toallera”, solo quiero hacer una última referencia lingüística. Hay países en los que la palabra “toalla” seguida del término “higiénica” adoptan un significado diferente al tema que estamos tratando pero no por ello menos divertido y escabroso.  Si no, que se lo pregunten a la cantante mexicana Paty Navidad y lo que le ocurrió en plena actuación para el programa “Despierta América”. Una autentica y divertida “joya” de las cosas del directo. No os lo perdáis.