fbpx
Laura Martín

4 jóvenes diseñadores predicen cómo será la moda después del coronavirus

¿Cómo afectará el confinamiento a la industria de la moda?

¿Cambiará la forma de producir de ahora en adelante?

¿Se extinguirán los desfiles y las semanas de la moda?

¿Qué aptitudes deberán desarrollar los diseñadores para lograr adaptarse al nuevo contexto con éxito?

¿Pasará a la historia algún show inspirado en el coronavirus y sus fatales efectos?

 

4 jóvenes diseñadores predicen cómo será la moda después del coronavirus

 

Gucci primavera-verano 2020

Son muchos los interrogantes que se nos plantean cuando intentamos predecir y descifrar cómo afectará esta excepcional situación al sector de la moda. Pero, si hay algo en lo que todos los expertos y analistas coinciden, es en que la moda tal y como la entendíamos hasta ahora ya es historia. La transformación (y más que posible revolución) del sector no implicará, ni mucho menos, su extinción. Hablamos de un cambio de paradigma, de un salto generacional que traerá consigo formatos, modelos productivos e ideas nunca antes vistas.

Pero, ¿quién mejor que los jóvenes diseñadores para predecir el futuro de la moda? Al fin y al cabo, son ellos los que deberán adaptarse en mayor medida al nuevo contexto. Aún desconcertados por el futuro incierto de la industria con la que sueñan dedicarse, dedican estos días a reflexionar y meditar sobre cómo afrontar esta situación, a la vez que comienzan a hacer conjeturas sobre los aspectos en los que se materializarán las consecuencias de la pandemia.

 Hablamos con 4 diseñadores emergentes para conocer sus impresiones, sus predicciones y cómo les está afectando esta situación en su día a día.

LAURA MARTÍN, 22 años (Graduada en Diseño de Moda por el Centro Superior de Diseño de Moda de la Universidad Politécnica de Madrid)

 ¿Se verá afectado el sector de la moda por los efectos del Covid-19? ¿Por qué?

Quizás el balance entre en el comercio online con respecto al comercio tradicional se decante de un modo más pronunciado por el primero.  Si después de las medidas de emergencia decretadas se mantiene todavía una limitación del movimiento de la población por parte del Estado, se seguirá acentuando este proceso.

Además, existe peligro de que el movimiento comercial entre países se vea afectado, dañando así el comercio internacional. Esto podría ser una oportunidad para los diseñadores nacionales, para que hagan su producción nacional.

 ¿Cuáles crees que serán los cambios más notables?

Los cambios más notables se resumirían para mí en uno: el incremente del comercio online por parte de las grandes y medianas empresas, e incluso de las pequeñas. A no ser que se rediseñe y redefina el comercio actual, esto podrá suponer una pérdida muy importante de puestos laborables.

¿Qué tres tendencias crees que se impondrán en la moda una vez superemos esta excepcional situación?

En vista de las nuevas exigencias de los gobiernos para nuestra salida de la cuarentena, creo que la tendencia está dictada en el corto plazo. Se sustituirán complementos habituales por guantes y las mascarillas, las cuáles se comenzarán a vender con todo tipo de diseños por las marcas.

¿Qué cualidades deberán desarrollar los diseñadores del futuro para amoldarse al nuevo escenario?

Creo que se apostará más que nunca por el comercio online, en apps adaptadas a cualquier tipo de dispositivo. Se incentivará la investigación de tejidos inteligentes. También las pequeñas y grandes empresas del sector deberán buscar tener proveedores en diferentes países y continentes para evitar que el cierre del comercio con un país detenga totalmente la producción en otro.

“Habrá un auge de la ropa ‘comfy’ y de la moda para el interior del hogar”

¿Crees que los diseñadores se inspirarán en la pandemia y el confinamiento en sus nuevas colecciones?

Sin duda habrá un auge de la ropa “comfy´´ a la que todos nos hemos acostumbrado durante la pandemia. Aparecerá algo que no se ha aprovechado mucho anteriormente: la moda para el interior del hogar. Tener ropa que nos haga sentirnos cómodos exterior e interiormente.

 ¿Qué diseñador crees que será capaz de hacer un show histórico inspirándose en el coronavirus y sus consecuencias?

Pues yo apostaría por la habitual y espectacular puesta en escena de Chanel. Sería una oportunidad para la marca para rendir homenaje a las víctimas y a los sanitarios que tanto nos ha impactado a todos durante esta pandemia, empatizando así con la causa y conectando más con un público que tan marcado ha estado por la pandemia mundial.

“El perjuicio será mayor en los diseñadores como yo, que estamos comenzando nuestra andadura”

 ¿Cómo crees que te influirá en tu trabajo esta situación?

Para el mundo de la moda está será una situación extremadamente difícil, pero no imposible de superar. Sin duda va a producirse una reducción importante del Producto Interior Bruto mundial, y obviamente el mundo de la moda se verá por esta razón muy perjudicado.  Este perjuicio será mayor, obviamente, en los diseñadores como yo, que estamos comenzando nuestra andadura en el mundo del diseño.

 ¿Cómo te está afectando en tu rutina de trabajo esta situación?

En estos momentos, como ya he comentado antes, hay una gran oportunidad para el comercio online, y quizás este sea el momento adecuado para comenzar con mi nueva marca enfocándola a los nuevos requisitos del mercado.

 ¿Hay algo que te gustaría añadir?

La situación va a ser muy difícil para el mundo de la moda, pero justo por eso es el momento de arriesgar, y  de enfocarlo, tal vez, como una oportunidad para que los diseñadores innovadores puedan crecer .

 

LAURA GURI, 20 años (2º curso de Técnico Superior de Artes Plásticas y Diseño de Estilismo e Indumentaria en la Escuela Artediez de Madrid)

¿De qué forma responderá la industria de la moda al cambio de escenario consecuencia de la pandemia global?

Pienso que estarán más presentes las plataformas online, desde revistas hasta tiendas o desfiles. También quiero pensar que la gente empezará a darle más importancia a los modistas y personas que cosemos, ya que muchas de nosotras estamos ayudando a crear material textil sanitario para poder abastecer a todo el que lo necesite.

¿Afectará a todos los agentes de la industria por igual? ¿Quiénes percibirán un mayor cambio en su trabajo?

Opino que todas las industrias sufrirán gravemente los efectos de la pandemia, tanto por parte de la demanda de productos como por la oferta de estos. Pero pienso que, por desgracia, los pequeños comercios se verán más afectados. Tanto por el hecho de tener que pagar su establecimiento, ahora que no hay ingresos, como a la hora de volver a la normalidad. Supongo que aunque acabe la cuarentena, todo tardará mucho en volver a estar como antes.

“Pienso que, por desgracia, los pequeños comercios se verán más afectados”

¿Hacia dónde crees que debería dirigirse la moda del mañana?

Apuesto por una moda sostenible basada en un compromiso global, en la que la responsabilidad con el medio ambiente no solo comience en las modistas y las personas que producen ropa, sino en el resto del mundo, que la consumimos.

¿Cuál será el elemento más importante en la moda del mañana? ¿Por qué?

Me gustaría pensar que las prendas hechas artesanalmente, que tengan un valor sentimental, que realmente te unan con esa pieza. Desde algo en lo que el consumidor pueda intervenir, como personalizar la prenda, hasta poder modificarla a tu gusto o según las estaciones del año. Incorporando, por ejemplo, cremalleras en unos pantalones y poder hacerlos de largos diferentes, pesqueros, bermudas, shorts… Prendas atemporales que puedan permanecer siempre con nosotrxs.

¿Crees que los diseñadores se inspirarán en la pandemia y el confinamiento en sus nuevas colecciones?

Como no, todo lo que nos rodea es motivo de inspiración para cualquiera. Estoy segura que en estos días de confinamiento más de una o un diseñador ya está preparando colecciones inspiradas en la pandemia. Con mascarillas, guantes…

“Por las cantidades de fallecidos y afectados, tendrían que tener mucho cuidado con cómo lo plasman en la pasarela.”

¿Qué diseñador crees que será capaz de hacer un show histórico inspirándose en el coronavirus y sus consecuencias?

Te diría diseñadorxs y editorxs que ya han fallecido como Franca Sozzani o Alexander McQueen. En los actuales no estoy muy puesta. Pero imagino que tendrán grandes repercusiones mediáticas y consecuencias dependiendo de cómo lo traten al hacer el show. Por las cantidades de fallecidos y afectados tendrían que tener mucho cuidado con como lo plasman en la pasarela.

¿Cómo crees que te influirá en tu trabajo esta situación?

Yo actualmente no trabajo de lo que estudio. Pero como monitora de ocio y tiempo libre imagino que muchas familias a las que les han dado las vacaciones adelantadas en este tiempo de confinamiento, se verán obligadas a llevar a sus hijxs a un campamento al menos durante una quincena en verano.

¿Cómo te está afectando en tu rutina de estudio / trabajo esta situación?

Esto evidentemente ha afectado a mis estudios, puesto que solo dos profesores imparten clases online. El resto manda trabajos, muchos de los cuales no pueden hacerse por falta de material como cremalleras, forro…

Lo positivo para mí es que tengo más tiempo para hacer prendas a mi antojo, ganchillo, tejer, dibujar…

 

JUAN PALACIOS, 21 años (3º curso de Diseño de Moda en ESD, Escuela Superior de Diseño de Madrid)

¿Cómo afectará el confinamiento al sector de la moda?

El confinamiento afectará al sector de la moda de manera muy importante, puesto que el consumo está paralizado completamente. No obstante, hay que destacar el despunte de las compras online, las cuales han aumentado exponencialmente. Creo que para aquellos que puedan permitirse hacer envíos, agotar el stock de lo que habían producido será más sencillo que para aquellos que no tienen ni la capacidad ni los recursos de ofertar este servicio.

A nivel de desarrollo del producto, creo que la situación es mucho más complicada porque aquí entra en juego un equipo de trabajo mucho más amplio que pasa por proveedores, talleres de confección, patronistas, etc. Son labores que necesitan de una fuerte coordinación, supervisión,  y en muchos casos el uso de maquinaria muy especializada que no se tiene en casa.


¿Cómo deberían los diseñadores afrontar esta nueva situación?

Es un momento complicado, pero también es interesante porque va a hacer patente la necesidad de trabajar con conceptos como el reciclaje, el DIY (Do-It-Yourself), la experimentación, quizás la deconstrucción. Quizás no sea nada novedoso, pero sí se va a plasmar esa necesidad de trabajar con pocos recursos, dada la situación.

Puede que sea el momento de hacer más hincapié en movimientos como el slow fashion, como reivindicación de lo que supone confeccionar una prenda. Como sociedad, estamos muy acostumbrados a ir de compras y llevarnos auténticas gangas que en muchos casos no valen su precio real. Esto genera un desconocimiento de lo complicado y laborioso que resulta sacar un prototipo adelante; la no valoración del propio sector.

“Se va a plasmar la necesidad de trabajar con poco recursos. Reciclaje, DIY, experimentación, desconstrucción…” 

¿Qué crees que ocurrirá con el sistema de temporadas impuesto hasta ahora? ¿Se verá modificado o continuará siendo tal y como lo conocemos?

En cuanto al sistema de temporadas actual, creo que se verá alterado este año. Los ritmos de producción y de consumo van a variar completamente y tampoco somos capaces de conocer a ciencia exacta hasta cuándo durará esto. No obstante, pienso que por inercia, terminará estabilizándose con el tiempo. Habrá que observar atentamente las consecuencias y cómo se actúa al respecto. Lo que queda de año será crítico en el sector y habrá que ver cómo afecta a los pequeños emprendedores.

¿Cómo concibes este nuevo escenario en lo que a moda se refiere? ¿Crees que hará de este sector un lugar mejor? ¿Por qué?

Como he dicho antes, creo que será un momento para utilizar conceptos como el reciclaje, el DIY, etc. Por necesidad. Muchos talleres y proveedores de tejidos  están trabajando para proporcionar material sanitario ante su escasez, lo cual es muy correcto y aplaudible.

Pese a esto, no creo que vaya a convertirse en un sector mejor porque una vez todo esto acabe, la única intención será generar consumo masivo para paliar las pérdidas económicas; y esto tiene repercusiones nefastas sobre el medio ambiente. Por algo estamos ante la segunda industria más contaminante del mundo. Pienso que el sector no va a cambiar mucho de su dinámica de producción y consumo, en lo que a grandes empresas respecta.

No obstante, el joven emprendedor será el que más arriesgue y el que más se tendrá que adaptar a estas situaciones, y es a ellos a quienes habrá que mirar detenidamente para poder observar el ingenio y la creatividad que usaran para salir adelante.

“Es un momento en el que hay que hacer un pequeño parón para tomarse las cosas con calma” 

¿Crees que los diseñadores se inspirarán en la pandemia y el confinamiento en sus nuevas colecciones?

Por supuesto que se van a inspirar. No deja de ser una situación que nos afecta en muchos sentidos y que dejará una importante huella en la sociedad en los próximos años. La labor del diseñador es la de analizar diversos factores culturales y/o sociales, llevándolos a su propio terreno para la creación de paneles conceptuales y de tendencias. Lo que está ocurriendo ahora es algo que va a estar presente de una forma u otra.

 ¿Qué diseñador crees que será capaz de hacer un show histórico inspirándose en el coronavirus y sus consecuencias?

Apuesto por los hermanos Gvasalia, quienes logran sorprenderme siempre con sus puestas en escenas. Sobre todo, Demna.

¿Cómo crees que te influirá en tu trabajo esta situación?

Creo que es un momento en el que hay que hacer un pequeño parón para tomarse las cosas con calma, pensar en el día a día.

¿Cómo te está afectando en tu rutina de estudio / trabajo esta situación?

Lo que llevo mal del confinamiento es el estrés por la incertidumbre y la desorganización en la universidad. Son muchos trabajos prácticos que, por falta de medios y de materiales, no se pueden hacer. También son muchos los contenidos que se van a perder por la propia falta de medios; determinadas asignaturas requieren de material e instrumentos propios de un taller.

De momento las clases siguen y mi temor es que no se recupere el temario perdido, siendo sustituido por trabajos de manualidades para poder calificar de alguna forma al estudiante y pasar el curso.

 

ADRIANA NARVÁEZ, 29 años (Graduada en Diseño de Moda por Escuela de Diseño IADE)

¿Crees que la pandemia que estamos padeciendo cambiará la forma de entender la moda para siempre? ¿Por qué?

Si. En primer lugar, esta situación  de vulnerabilidad que estamos viviendo a nivel mundial nos lleva a valorar por encima de todo nuestra libertad, nuestra salud y la importancia de comunicarnos.

Es un momento donde nos tenemos que preguntar qué estamos haciendo nosotros para evitar este tipo de situaciones. El sector de la moda  se ha visto duramente afectado por su gran vínculo con las fábricas asiáticas. Pienso que se buscará consumir menos, pero de calidad. Dejar atrás el  consumo  y desecho rápido. Ahora más que nunca, está en entredicho.

“Todo esto, más que algo económico, debe ser un compromiso social”

¿Cómo crees que deberá responder la industria de la moda a este nuevo paradigma?

En conjunto, tanto los diseñadores como las fábricas debemos buscar el cambio total: moda sostenible, responsable y duradera, apostar por prendas y tejidos fabricados localmente. Todo esto, más que algo económico, debe ser un compromiso social;  y ahora más que nunca  está en el punto de mira.

¿Cómo crees que afectará esta situación a los desfiles y la celebración de las semanas de la moda?

Se pasará de los desfiles físicos a los virtuales. La tecnología convierte a la pasarela en algo más accesible desde cualquier lugar del mundo. Es una forma eficiente  que, además de evitar desplazamientos, reduce gastos innecesarios como por ejemplo  los derivados de las muestras  y los prototipos  de  showrooms.

¿Cambiará la forma de producir? ¿Se impondrá la economía de proximidad y la moda sostenible?

Por supuesto que cambiará. Cada vez hay más empresas volcadas en la moda sostenible.  Después de todo esto serán aún más, porque toda esta situación lo pide y lo requiere así.

Debemos buscar la fabricación local. En el punto en el que nos encontramos, pienso que las empresas se han dado cuenta de la importancia de la producción más cercana, de calidad y duradera, reduciendo los residuos de la industria textil.

“Los diseñadores se inspirarán en esto para reflejar un problema social y concienciar”

¿Crees que los diseñadores se inspirarán en la pandemia y el confinamiento en sus nuevas colecciones?

Si, por que esto es una crisis global que toca la sensibilidad de las personas, los diseñadores se inspirarán en esto para reflejar un problema social y concienciar.

¿Qué diseñador crees que será capaz de hacer un show histórico inspirándose en el coronavirus y sus consecuencias?

 Es muy difícil saberlo. Son muchos los diseñadores con un gran talento capaces de crear un mundo de fantasía. Podría decantarme por Maison Margiela. Y marcas como Gucci  o  Fendi.

¿Cómo crees que te influirá en tu trabajo esta situación? 

Es una oportunidad para valorar el entorno,  y hacer uso de materiales y tejidos orgánicos en los nuevos proyectos que se avecinen.

¿Cómo te está afectando en tu rutina de estudio / trabajo esta situación?

Me ha hecho darme cuenta de la importancia de la familia y amigos. Darme tiempo para pensar en que tengo que aportar mi grano de arena como creativa , aprender e informarme más sobre métodos más ecológicos.

¿Hay algo que te gustaría añadir?

Invitaría a la reflexión sobre la verdadera catástrofe: el cambio climático y la contaminación. Como diseñadora, me gustaría dar valor a  la calidad y la personalidad de cada diseñador;  y eso solo se consigue con un consumo responsable y con conciencia. Tenemos que adoptar nuevos hábitos y hacer el cambio entre todos.