fbpx
Looking up The Great Rubble Heap in the Gouffre Berger.

5 Destinos mortales

Hay lugares que es mejor no visitar. Repartidos por el mundo existen numerosos enclaves en los que la muerte ronda a desprevenidos turistas en forma de serpientes venenenosas, asesinatos o un abismo de más de 1.000 metros de profundidad.

 

En Noruega, existe un pequeño estrecho entre dos fiordos que alberga el  remolino más potente del mundo. Recibe el nombre de Saltstraumen y la fuerza de sus aguas se debe a que solo mide 150 metros de ancho, por donde pasan más de 400 millones de metros cúbicos de agua marina, que superan los 40 km/h. Parece innavegable, pero el mar siempre da una tregüa: cuando la marea se mantiene alta, pueden pasar barcos de cualquier tipo.

 

Más peligrosa se vislumbra la cueva Goufrre Berger, en el sur de Francia, en cuyo interior se esconde un abismo mortal. 1.122 metros de profundidad que hacían imposible descenderla con seguridad, muchos espeleólogos perecieron en el intento. Pese a que su descubrimiento por Joseph Berger data de 1956, el descenso total no se produjo hasta el año 2012, por parte del fotógrafo Robert Shone y un gran equipo de escaladores. Además de la considerable altura, el principal problema es que, en un día de lluvia, los aventureros que se adentren en ella morirían ahogados en sus profundidades.

 

La isla del terror, por lo menos para el que escribe. En brasil se encuentra la Isla de la Queimada Grande, y está repleta de serpientes. El dato, para cualquier persona con fobia a estos reptiles, ya sería demoledor. El miedo se añade al conocer que todas son venenosas. Son las propietarias del terreno. De hecho las autoridades cariocas prohíben la entrada a la misma, excepto para los científicos que quieran arriesgarse -hay entre una y cinco serpientes por metro cuadrado- a ir y estudiar la zona. Un enclave paradisíaco en el que no durarías ni dos minutos.

 

 

Crédito: DCL

 

 

El Salvador lleva muchos años liderando los rankings de países más violentos del mundo, ya que cuenta con una de las tasas de homicidios más altas del planeta. En 2016, se produjeron 5.278 homicidios, 14 al día. La probabilidad de perder la vida en algunos barrios de dicha nación es muy alta. La esperanza está puesta en que, la triste cifra del pasado curso supone un 20% menos de muertes respecto a 2015, aunque la guerra contras las ‘maras’ y el crimen organizado continúa.

 

 

 Crédito: elsalvador.com

 

No te gustará tener que pasar con tu coche por aquí. Aunque hay carreteras aterradoras, probablemente esta sea la más peligrosa del mundo, la Carretera a los Yungas. Se estima que, en ella, mueren cada año 100 personas, pero cada día son muchos los que atreven a atravaesarla. Está a más de 4.000 metros de altitud, es estrecha y de doble sentido. ¿Te gusta conducir?

 Crédito: autonocion.com

 

 

 Crédito: gouffreberger.org