7 de cada 10 mujeres han fingido el orgasmo alguna vez

7 de cada 10 mujeres han fingido el orgasmo alguna vez

La presión por alcanzar el clímax ya la ha experimentado el 40% de las mujeres y el 38% de los hombres, según una encuesta de JOYclub

El 19% de ellos afirma sentirse agobiado por la idea de no poder satisfacer suficientemente a su pareja

Para tres cuartas partes de las encuestadas, la masturbación es una garantía para alcanzar el clímax

Una amplia mayoría de los hombres encuestados (89%) ve que el sexo es la mitad de especial cuando su pareja no consigue alcanzar el clímax

“¿Has llegado?”. Ninguna otra pregunta podría ser más inapropiada después del sexo que esta y, sin embargo, es muy común escucharla, creando una presión innecesaria para ambos miembros de la pareja.

La “presión del orgasmo” es el nombre del fenómeno que ya ha experimentado el 40% de las mujeres y el 38% de los hombres. Así lo dice la encuesta realizada por JOYclub, comunidad basada en la sexualidad liberal, a 5.000 personas sobre esta problemática.

Para un 69% de las mujeres esta presión se refiere a la necesidad de alcanzar el clímax durante una relación sexual. Por su parte, más de uno de cada tres hombres lo asocia a la responsabilidad de que su pareja llegue al orgasmo.

En este sentido, una amplia mayoría de los hombres encuestados (89%) ve que el sexo es la mitad de especial cuando su pareja no consigue alcanzar el clímax. Sin embargo, para 7 de cada 10 mujeres es posible disfrutar del sexo, incluso, sin llegar al orgasmo porque valoran la intimidad y la ternura del momento.

 

La penetración vaginal no suele ser la solución para alcanzar el clímax

El orgasmo femenino parece ser una cuestión de técnica. Más de 6 de cada 10 mujeres afirman ser más propensas a alcanzarlo a través de la estimulación adicional del clítoris y solo el 30% de las encuetadas llega al clímax a través de la penetración.  Sin embargo, para ellas es mucho más frecuente alcanzarlo con estimulación manual (58%) o a través del sexo oral (45%).

La situación es diferente para los hombres: el 78% de ellos alcanzan el orgasmo a través de las relaciones sexuales más clásicas. Le siguen las felaciones (55%) y la masturbación manual (43%).

Donde hay presión, hay orgasmos fingidos

El 19% de los hombres afirma sentirse agobiado por la idea de no poder satisfacer suficientemente a su pareja. De hecho, muchos intentan compensarlo con mimos después del acto.

Sin embargo, no sirve de mucho, pues el 69% de las mujeres han fingido un orgasmo alguna vez. Y el 10%, incluso, frecuentemente. ¿Por qué? Quieren acabar cuanto antes el acto. No obstante, alrededor de la mitad de los hombres cree que su pareja sí ha llegado al clímax.

La masturbación para alcanzar el orgasmo, común entre las parejas

Conocemos nuestro cuerpo y necesidades mejor que nadie. Por ello, no es sorprendente que el 76% de las mujeres se masturben al menos una vez a la semana, el 7%, incluso, varias veces al día. Para tres cuartas partes de las encuestadas, la masturbación es una garantía para alcanzar el clímax.

Por su parte, el 88% de los hombres se masturba, al menos, una vez a la semana y el 13% varias veces al día, asegurando alcanzar siempre el orgasmo (82%).  Sin embargo, tanto las mujeres como los hombres están convencidos de que la masturbación no puede reemplazar el sexo con otra persona (81%).

Respecto a la cercanía física, a los entrevistados también les gusta renunciar al clímax. El 72% de las mujeres encuentran que el sexo puede ser placentero, aunque no se llegue al orgasmo. Lo mismo opinan 6 de cada 10 hombres.

La comunicación es clave

Un porcentaje parecido, tanto de hombres como de mujeres (88% y 87%, respectivamente) coinciden en una cosa: la comunicación es importante. Un 76% de las mujeres y un 72% de los hombres suelen hablar abiertamente con sus parejas sobre los problemas sexuales que ocurran entre ellos.