fbpx

Adiós a la ‘pared de los ojos’, emblema de Malasaña

¿Quién no se ha parado en el número 18 de la calle de la Palma para admirar la fachada más ‘instagrammeable’ de Madrid? O mejor dicho… ¿quién no se ha detenido para tomarse una foto, haciendo de la pared repleta de ojos el fondo el fondo perfecto? El muro pintado en tonos turquesa impregnado de ojos tintados en blanco y negro se convirtió en uno de los signos distintivos del céntrico barrio madrileño de Malasaña, después de que la tienda de origen vasco Tompai aterrizase en la capital.

Adiós a la ‘pared de los ojos’, emblema de Malasaña

Ahora, cinco años después de convertirse en un fenómeno viral junto al que han posado desde turistas y curiosos hasta influencers como Dulceida o Cup of Couple, la emblemática pared se despide de nosotros para siempre.

Según informa el diario ‘Somos Malasaña’, “Tompai cerró poco antes del estado de alarma, y desde hace unos días la pintura ocre ha sustituido su anterior diseño”. Una noticia que ha generado un gran revuelo entre los residentes del epicentro de la moda vintage y second hand. La marca de Donosti dedicada a la comercialización de ropa confeccionada en Nepal e India anunciaba la liquidación definitiva de su stock, al no haber llegado a un acuerdo respecto a la renovación del alquiler del local. “Hoy la tienda está cerrada y es una incógnita saber lo que se conseguirá abrir allí, después de la pandemia” comenta el medio hiperlocal.

@cupofcouple

La particular estética de la fachada surgió a raíz de una colaboración entre la firma vasca y la artista Cristina Pollesel como parte de la iniciativa Casa Decor. Fue entonces cuando la creadora visual se decidió a reinterpretar los ojos de la marca instalada en Madrid, lo que provocó a su vez un cambio en el logo aprovechando el tirón de la acción cooperativa. “Te podrá caer mejor o peor la chavala, pero yo a Dulceida solo le puedo agradecer que se haya hecho la foto” confesada Cristina Solano, dependienta de la tienda, a el diario El País en 2017. Y es que Aida Domenech (aka Dulceida) fue una de las primeras en hacerse una foto junto al muro, compartiéndola con sus millones de seguidores a través de Instagram. La imagen se difundió a toda velocidad en redes sociales, resultando en colas multitudinarias de fanáticos enloquecidos deseosos de tener un recuerdo junto al mural escogido por su influencer favorita.

¿Volverán los ojos más icónicos de la capital a la pared que les vio nacer? El tiempo lo dirá.