AMERICAN VINTAGE y la belleza de las cosas invisibles

Moda y arte se unen esta vez para hablar de la belleza de las cosas invisibles, de aquellas que solo se ven bien bajo el prisma del corazón.

Porque vivimos en la era de la inmediatez y la virtualidad, y a veces descuidamos lo bellas que son las cosas que no vemos, el valor de las relaciones humanas directas. Tanta red social desvirtúa la realidad y hace que nos perdamos la importancia de las pequeñas cosas. Y es precisamente la necesidad de proximidad física lo que reivindica Sarah Mei Herman, quien explora en sus imágenes las relaciones y la intimidad entre las personas.

Esta artista holandesa es la ganadora del concurso de fotografía que la marca de ropa American Vintage organiza cada año en el marco del Festival Internacional de Hyères de Moda y Fotografía. American Vintage premia el talento emergente, y en esta ocasión la propuesta de Sarah llamada “La Coalescencia” es la que ha merecido mayor reconocimiento.

En sus creaciones la holandesa inmortaliza la belleza de las cosas imperceptibles a la vista, e indaga en la cercanía y los vínculos físicos. Los temas que más la fascinan son los lazos de la amistad, el amor y la hermandad que unen a las personas.

 

“La Coalescencia”

Para esta serie de fotografías, la artista ha querido tratar la transición de la adolescencia hacia la edad adulta y las sensaciones y emociones propias de esa época. Y para hacerlo ha fotografiado a un grupo de jóvenes durante más de 13 años en una serie documentada como un diario personal. La vulnerabilidad, la soledad y la ambigüedad entre la amistad y el amor son retratadas de forma delicada en estas inspiradoras imágenes.

La obra de Sarah Mei Herman se expone desde hoy en una boutique de American Vintage en París. Si te encuentras por la capital francesa podrás disfrutar de su ingenio y creatividad para retratar el universo de las relaciones interpersonales.