fbpx

Artesanía, diseño e historia en estas 3 firmas de joyas españolas

Se dice que fueron los griegos los que desarrollaron el concepto de zodiaco que conocemos a día de hoy. Aunque la astrología babilonia fue la primera en hacer referencia al sistema zodiacal, lo que nosotros sabemos guarda mucha más relación con el popular concepto que desarrolló la cultura griega años más tarde.

El sistema zodiacal, como es sabido, divide al cielo en doce constelaciones que corresponden a una docena de periodos del año y, por lo tanto, a los doce signos del zodiaco.

Y doce son, precisamente, los colgantes que forman parte de ‘The Horoscopo Tales’, la última serie de joyas que Paula Rincón ha creado para Pola Unique (@pola_unique), una firma que nació en Palma de Mallorca hace tres años con la idea de ser etiqueta de moda y que, fortuitamente, terminó como buque de colgantes y brazaletes.

Aunque Paula significa pequeña, bastan dos minutos de intercambio de palabras para conocer que, al contrario de lo que denota su nombre, ella es grande. Comenzó vendiendo en tiendas de Madrid y de Palma, reinventado lo vintage y rescatando antiguas piezas que mezcló con elementos modernos para darles una segunda y nueva vida en su otra y primera serie, ‘The Vintage Collection’.

Y así, poco a poco y fruto de la constancia y esfuerzo, fue como descubrió una pasión que desconocía y terminó dedicándose exclusivamente a crear su propia gama de joyas bajo el nombre que la designa en inglés y con el que su hermano siempre la ha llamado, ‘Pola’,al que añadió  la palabra ‘unique’. Porque única (y muy especial) también es, su colección del horóscopo.

Pola Unique.

Con esta serie el fin es conectar a las personas con sus productos y conseguir que éstos sean una proyección de la esencia de las mismas, reflejando su identidad en cada una de las piezas que, además de guardar un gran significado por su historia, ha sidos fabricados desde cariño y con gran dedicación. 

Tanto es así que incluso, para crear ‘The Horoscopo Tales’, Paula tuvo que realizar un exhaustivo análisis previo y estudiar a fondo historias griegas y romanas que explicaran su origen y su relación con las constelaciones y los mitos que rodean al zodiaco para poder, de este modo empoderar a las personas y conectar presente y futuro en una sola pieza.

Pero más allá de la magia que se esconde tras el concepto, también se encuentra un laborioso trabajo en su fabricación. El diseño, hecho a lápiz en papel lo transforma la pareja de Paula en tres dimensiones para crear moldes detallados con los que se funden piezas de plata de ley. “Trabajamos con talleres locales de Barcelona” explica la diseñadora y continúa: “Una vez supervisamos la calidad de las piezas aplicamos baños de oro de 23k de tres micras de alta calidad, para lo cual también trabajamos con una empresa local de gran tradición que es también muy respetuosa con el medio ambiente en sus procesos, lo que encaja con la filosofía de nuestra marca”.

Amonet./ Fotografía: Ana Tenreiro

Si la idea principal de Pola Unique era la ropa y evolucionó en joyería, el proceso inverso, en cambio, es el que Amonet Jewels (@amonet_jewels) tiene en mente. También respetuosa con el medio ambiente, es otra de las íntimas firmas de joyas a la que Ana López, inspirada en las joyas de su madre, le dio vida en A Coruña en los últimos días de agosto del 2018.

En el ADN de la firma: espíritu ecológico y amplia conciencia con cuidar el planeta. Por eso su packaging, realizado a partir de materiales reciclados y tejidos naturales, es parte del espejo que refleja a la perfección la personalidad de Amonet, que, fiel al concepto, nace como fruto de la inspiración de uno de los cuatro elementos de la naturaleza, el viento.

Pensar en Amonet es viajar a Egipto. Al Imperio Medio, donde comenzó su historia mitológica. Pero pensar en Amonet es también pisar Galicia y traer su recuerdo al presente. Recuperar la esencia se este nombre, su memoria y leyenda como diosa protectora que trae la vida con el viento del norte y trasladarla a la tierra donde, este elemento precisamente, juega un papel primordial y, en cierto modo, activa la magia del secreto que se esconde en su tierra. 

Amonet.

Es por tanto una firma que, además de rendir homenaje a las raíces egipcias de la diosa nace también de la deidad marcada por la constante búsqueda de la belleza materializada en las joyas de la Antigua Grecia y del amplio y profundo significado que los prehispánicos de México otorgaban a la joyería empleándola en muchas de las ocasiones, como ofrendas a los dioses.

De esta inspiración nacen por tanto sus colecciones fabricadas en plata de ley 925,  bañadas en oro de 18 quilates, y en ocasiones dotadas de piedras naturales como el ónix o la circonita para reflejar en collares, pendientes y anillos a mujeres empoderadas como Amonet que busquen romper con los convencionalismos y mostrar su identidad, incluso, desde su faceta más salvaje. En palabras de Ana: ”Nuestro estilo es sencillo, original y combinable. No nos focalizamos en un rango de edad porque queremos que nuestras joyas estén al alcance de todos. Siempre va a haber una pieza que se adapte a la primera joya que tienes en la adolescencia y tanta ilusión te hace, y que se la podrías regalar perfectamente a tu madre o a tu mejor amiga”.

Joliet/ Foto: Verónica Alonso

Marlene Dietrich, Ava Gardner o Rita Hayworth son sólo algunos de los nombres que componen la exquisita lista de las estrellas de cine más admirables de la década de los años 40. Fue en esta época cuando el glamour más descarado, la elegancia y la irreverencia se convirtieron en sello de identidad en Hollywood dando paso a un elenco de personalidades que marcaron la historia, trazada por la más clásica belleza.

Así, inmortalizando las alegorías más perfectas de la esencia del legado que dejaron las estrellas del cine e, inspirada por el Art Déco, la geometría y el indudable encanto de lo vintage, Susana Rodríguez emprendió su propia firma de joyería artesanal en el año 2018 en Madrid. 

Tras crear una exitosa colección de anillos en la Lalabeyou, galería de joyería contemporánea donde se formó -y de la que ahora forma parte del profesorado-, tomó impulso y decidió desplegar todos sus conocimientos en un nuevo proyecto que denominó Joliet (@jolietjoyas). Esta palabra, que toma origen del francés y significa “bonito”, designa ya el sello de DECORATIV y HEDONISME, sus dos colecciones atemporales que reinventan lo retro para proyectarlo en el presente.

La primera de ellas fue el debut, una visión de elementos, con superposiciones, geometrías y dobleces que se conjugan en perfecta armonía. HEDONISME, en cambio, es la más reciente de sus creaciones. En ella, Joliet pisa al frente y avanza un paso más y con mucha fuerza tomando referencia en el Art Déco de Egipto en sus líneas y colores.

Joliet.

Pero si hay que destacar algo de Joliet, además de la estética de sus joyas, es su valor añadido. Las propias manos de Susana, trabajan cada día en la creación de piezas únicas, huyendo del fast fashion y apostando por ser, ella misma, la fabricante. Y es que no hay proyecto más personal que el que una misma pone alma, pero también piel. Más aún cuando el espacio de creación es tu propia casa, el lugar de encuentros y sensaciones, de emociones e identidades que forman el aura más íntimo y subjetivo con el que consigue crear el ambiente idóneo para la elaboración de sus piezas.

La primera fase es la creativa de conceptualizar y diseñar las piezas, ver si funcionan. A partir de ahí, trabajo el metal: corto, segueteo, limo, lijo, sueldo, pulo y monto las diferentes composiciones”, explica la joyera sobre el distintivo artesanal de su trabajo, y, continúa: “Acabadas las piezas, las envío a dorar con una gruesa capa en oro. Trabajo con latón y plata de calidad y chapados de oro robustos de 3 a 4 micras de grosor y 24 quilates. Las diferentes piedras que utilizo son gemas naturales. Es importante que todos mis proveedores sean locales, tener contacto con ellos, saber a qué familias va mi dinero y el de mis clientes”.