“Bitten by the witch fever” El fashion film que te trasladará a principios del siglo XIX

Bitten by the witch fever

Como directora enfocada al mundo del fashion film, he intentado una vez más, rehuir del simple propósito de mostrar prendas en movimiento. Mi objetivo es identificar la esencia creativa del diseñador, eso que le ha inspirado y motivado, eso que le hace especial y diferente. Y transformarlo en imágenes convirtiéndolo en una historia que haga vibrar al espectador empapándole de esa esencia.

A la hora de construir esta historia fueron muy importantes elementos como la luz, el espacio y la interpretación para recrear un ambiente y una tensión muy concretas. A todo esto le acaba de dar forma la locución de Karina Kolokolchykova, con una voz y una entonación que van de la dulzura a la demencia. Tuvimos la suerte de poder rodar en Corella Dance Academy, un lugar con una luz suave y muy dramática que Dani Burgos (DOP) supo manejar perfectamente a nuestro favor. Y Paula Losada, que encarna a la protagonista de la historia, se metió en su papel de una forma tan natural, tan fácil, que trabajar con ella fue muy agradecido.

Alexandra Gavonel es la diseñadora que ha hecho realidad esta colección que se inspira en el papel pintado victoriano de principios del siglo XIX. Su referencia es una novela titulada “The yellow wallpaper”, de Charlotte Perkins. La novela relata la historia de una mujer que se vuelve loca progresivamente tras se encerrada por su amante en una habitación. Una habitación envuelta en papel pintado de la época, que contenía arsénico, veneno con el cual ella se intoxica.

 

La colección es definida por la tragedia romántica de la época. Los papeles de tapiz victorianos son recreados y reinterpretados de forma diferente, pero se mantienen fieles a sus inspiraciones orgánicas y naturales. Encontramos prendas con manga larga abullonada, volantes, cuello alto y corsé, elementos típicos de la moda victoriana. Que a su vez se combinan con diseños más modernos como una chaqueta vaquera.

La elección de tonos vibrantes en la colección es una recopilación de los colores brillantes y predominantemente verdes que se usaban para los papeles de pared pintados y que contenían arsénico.

Para la elaboración de las piezas se ha usado impresión de pantalla digital y de seda, una combinación de técnicas artesanales y tecnología digital.