fbpx

Bobby Baker. Tarros de chutney


La vida tiene otro sabor bajo la mirada de Bobby Baker (1950, Londres). Todo lo que puede contener un tarro de chutney, uno de sus mayores placeres, encierra la esencia de esta mujer, madre, artista multidisciplinar, activista, observadora, paciente y enferma de cáncer. Sobre las minucias del día a día y la llevanza del hogar, todavía temas tabú y poco valoradas, gira esta muestra comisariada por Clara Zarza en La Casa Encendida. Una reflexión autobiográfica y un análisis del mundo que vivimos a través de dibujos, grabados y acuarelas, que se exponen por primera vez en nuestro país y nos adentran en la extensa trayectoria artística y mundana de Baker hasta su ingreso por una crisis física y mental.

¿Cuántas tareas cotidianas nos producen sobrecarga y desasosiego, pero a su vez están llenas de simbolismo y significado? Por ejemplo hacer conservas, que además de contribuir a la economía familiar y a la productividad, comporta un dulce placer estético cuando se observa la disposición de los botes sobre la estantería.

La riqueza del trabajo de Baker reside precisamente en esa pizca de humor que define a la británica y que envuelve el rol de la mujer en una sociedad marcada por el pensamiento post-estructuralista –con un estudio del papel de la cultura en la construcción del individuo– y feminista, con su reclamo de lo personal como político. Acompañan este trabajo otras dos obras recientes: el proyecto Epic Domestic –que parte de la idea de crear un Partido Revolucionario Doméstico- y la performance Drawing on a (Grand) Mother’s Experience, con reflexiones no caducas sobre la experiencia de la maternidad. Vamos, nada que nos suene a chino, o a chatni o a chutney.

Del 22 de febrero al 21 de abril
La Casa Encendida
Más info: https://www.lacasaencendida.es/exposiciones/bobby-baker-tarros-chutney-9525