fbpx

Brava es el primer libro de Pilar Franco Borrell y Erea Azurmendi

 

¿Qué harías si tuvieses que escoger una palabra para definir tu estado vital? Un concepto breve y directo que contenga la esencia del eterno femenino. Es el momento de reivindicar posiciones, y es necesaria una perspectiva honesta y plural que hable de todo de lo que se tiene que hablar. · A veces monólogo y otras, reflexión; a veces cuento y otras, microrrelato. De lo cómico a lo existencial, de la intimidad al confeti, pero siempre con la pasión desaforada y elegante de quienes descubrieron que, para entender las emociones, hay que vivirlas.

Brava es el primer libro de Pilar Franco Borrell (@piluro) y Erea Azurmendi (@tiempodecerezas), un diario visual de lo femenino hecho a cuatro manos que aborda, con gran belleza y calidad literaria y fotográfica, la cotidianidad de nuestro día a día, el amor, los vínculos familiares o la figura de la mujer en la sociedad a lo largo de los años. · Brava es una actitud ante la vida, es un estado de ánimo, es un adjetivoque empodera y fortalece.

«Algunas mujeres no deberían desnudarse: enseñar las estrellas es de mala educación».

Alguien intenta explicarle a una mano de madera en qué consisten los latidos del corazón. Una jubilada sueña con meter a su marido en un tanque de vinagre, para ablandarle el corazón. La primera arruga, que parece inofensiva, abre camino a la muerte. Miles de peces caen sobre las aceras de un pueblo de Honduras, cubriendo el suelo de purpurina. Un enamorado compara la cama deshecha por el amor con una escultura de Miguel Ángel.

Un calcetín en el suelo pone punto y final a una relación duradera. Una niña pide por Reyes una lata de paté de anchoas, ajena a las consecuencias.

Una vieja prematura espera en la primera planta del antiguo café comercial, apolillada. El suero del hospital coge fama de actuar como un lifting sin cirugía.

El cambio de hora chafa un plan de fuga. Las tartas de la Thermomix transportan a una muchacha a la bahía de Sausalito. Los resultados de Google trends ponen de manifiesto nuestra falta de imaginación. La periferia. La inseguridad. La importancia del contexto. El activismo de sillón. La fauna de los viajes nocturnos en autobús. El concepto de patria. El dios de la infancia.

Todo eso convive con ciertas interrogaciones ¿por qué tenemos la piel tan fina? ¿Existe un calendario para decir adiós? ¿por qué asustan tanto a las mujeres libres? ¿a donde va todo lo que nos abandona?

«El amor, sin embargo, suele terminar por aquello que desperdiga a las estrellas. Algo diminuto. Microscópico. Los platos sin lavar, almacenándose en la pila. La charla que se aplaza para no confrontar. Que camine despacio, que no le guste el cine mudo. Los pies fríos, por las noches, en el fondo de la cama».

Brava es el viaje sensorial de dos creadoras cuyos imaginarios vitales y artísticos se unen, complementan y entremezclan en un recorrido de doble dirección: dos formas de mirar, de narrar, de retratar.

Este libro es el reconocimiento de nuestras pequeñas rutinas, nuestros desencuentros, nuestras despedidas, la belleza del día a día y la esencia de las relaciones, los vínculos, aquellas preguntas que nadie nos contesta y el empujón que necesitábamos para sonreír de camino al trabajo.

A veces en forma de relatos, otras de microcuentos, o de pequeños versos, Pilar Franco Borrell y Erea Azurmendi abordan con gran acierto una gran variedad de temas: el amor, los vínculos familiares (en especial madre-hija), el papel de las redes sociales en nuestra forma de relacionarnos o la figura de la mujer en la sociedad.

Como si de un viejo cuaderno de notas, fotografías y recortes se tratase, Brava nos sumerge en historias y reflexiones, contadas a través de la palabra y la imagen.

 

Las autoras

Pilar Franco Borrell (@piluro) es una directora de arte especializada en tres disciplinas: escritura, diseño y fotografía. Comenzó su carrera como periodista en la sección de teatro de La guía del ocio y completó su formación con tres posgrados universitarios: en literatura por la Universidad Pompeu Fabra, y en diseño gráfico y dirección de arte en la Escuela Superior de Diseño Seeway, en cuyo estudio se inició como arte júnior, hasta que decidió crear su propia empresa creativa. Como fotógrafa ha trabajado para Soho House, Occidental Hoteles, Women’s Secret, Esprit o Victoria, entre otros. Ha producido numerosas piezas gráficas, ilustraciones y diseños editoriales para marcas como Casa Batlló, Seur o Hello Creatividad, aunque su predilección consiste en planificar y diseñar la identidad visual de pequeños emprendedores que le confían el proceso desde la raíz.

Lellar, Momocca o Flores Atemp son algunos de ellos. Ha colaborado en varios proyectos de escritura y ha publicado un libro de relatos (Crecer era esto, Random Cómics), desarrollado parcialmente en la mítica residencia de artistas Varda Artists Residency, Sausalito (CA), donde exploró sobre la debilidad, las presiones de género, la amistad o el origen de las ideas, temas que plasmó en un diario de 29 días, aún inédito.

Sus trabajos recientes se centran en construir relatos visuales a través pequeños textos que acompañan fotografías propias o de otras mujeres, como Mönica Bedmar (primera experiencia en equipo, para Proyecto Somni) o Erea Azurmendi (para Olympus), su compañera de viaje en este libro. Ha expuesto en el CCEBA de Buenos Aires, dentro de la muestra «Norte al Sur», que reunió a artistas de la talla de Amalia Ulman o Ryan Schude.

Ha formado parte de la exposición conjunta sobre los límites de la fotografía móvil, comisionada por el Premio Nacional de Fotografía Cristina de Middel, en PHotoESPAÑA 2019. Su trabajo ha sido publicado en numerosos blogs y revistas online.

Para saber más sobre Pilar Web: www.aypilar.com Instagram: @piluro

 

Erea Azurmendi (@tiempodecerezas) es fotógrafa de moda, estilo de vida y viajes.

Estudió Comunicación Audiovisual, pero desde muy pequeña se metió de lleno en la fotografía porque era el lenguaje con el que se sentía más cómoda a la hora de comunicarse.

Tras diecisiete años de experimentación con diferentes resultados, Erea cabalga entre la belleza real y la belleza creada. Las luces y las sombras, el color y las líneas son sus principales protagonistas. Sus fotografías nos transportan a una realidad intimista con toques alegres y puros.

En 2016 tuvo la oportunidad de formar parte de Varda Artist Residency en San Francisco, California. Allí pudo explorar y potenciar su trabajo estudiando el lenguaje entre moda y arquitectura, así como a través de sinergias artísticas con diferentes artistas locales que, sin duda, han sido de gran influencia en sus trabajos posteriores.

Desde entonces, ha hecho reportajes, editoriales, campañas publicitarias y exposiciones.

Ha trabajado con marcas como Olympus, Vitra, Jan Taminiau o Narciso Rodríguez, y ha publicado sus trabajos en revistas como El País Semanal, Hola, Openhouse, Tendencias en el Mercado del Arte o Telva.

Ha participado en varias exposiciones colectivas y su primera individual fue en el 2019 dentro de PHotoEspaña. «Cuaderno de Campo» representa una bitácora visual de sus viajes a lo largo de los uĺtimos años, una armónica sinfonía visual que nos invita a viajar con la mirada, a través de paisajes y retratos, por lugares remotos de Estados Unidos, Canadá, Indonesia, China y Europa.