Camisetas de Fútbol que puedes vestir tranquilamente sin parecer solamente un borracho.

Regalos molones y no la mierda esa que estás mirando en Ali express para Reyes.  Capítulo 1

 

No serás ni el primero ni el último en preguntarte porque los borrachos también llevan chándal. Ese es un tema en el que es mejor no entrar si no es en lo oscuro de una habitación sin ningún tipo de posibilidad de compartir el resultado en redes sociales… Quiero decir: o lo hablaste en 1999 o estas haciendo una performance. La cosa es que llevan chándal y camisetas de fútbol. Ahora… A pesar del forofismo y la comunión que sientes defendiendo tus colores hasta en lo alto del Machu Picchu, te vamos a ayudar a lucir COOL con una elástica fútbolera. ¡Y ojo! Todas tienen más historia que la gorrita de marinero made in Taiwan que te empeñaste en lucir hace tres veranos como si fuera herencia de tu tío Brutus.

Para empezar un dato: Una camiseta de fútbol no empieza a molar hasta que tiene al menos 15 años. Aquí una pista; cuando las marcas deportivas empiezan a hacer prendas parecidas a esa que tienes cogiendo polvo en el fondo del armario… Entonces, solo entonces, mola. Otra alternativa es enseñársela a tu amiguete fan de Sergio Ramos: Si no le gusta, es un indicativo de que puedes estar en el buen camino.

Segunda equipación del MANCHESTER UNITED 91/92

Simplemente perfecta.

Es la última temporada de la extinta Primera División Inglesa. Al año siguiente comienza la Premier League actual y el dominio casi mundial del Manchester United de Sir Alex Ferguson. Pero en aquel lejano 1992, el Manchester era un equipo histórico pero ni mucho menos el gallito que es ahora. En las islas mandaba el Liverpool, que por cierto aún no ha ganado una liga desde entonces, aunque ese torneo la ganó el Leeds (ahora en segunda con Marcelo Bielsa).

En 1992 cambió todo: Subieron unos juveniles al primer equipo que años más tarde cambiaron el rumbo del fútbol inglés para siempre ( David Beckham, Nicky Butt, Ryan Giggs, Paul Scholes, Gary y Phil Neville). Sir Alex ganó su primer título (Copa de la Liga) tras cuatro años merodeando la gloria y… Llegó a Manchester por poco más de un millón de pounds un caballero francés que convirtió a una generación de niños en aficionados red… Aur Voir.

ARCONADA

Arconada con la selección española.
No pasa nada… Tenemos a Arconada

No tengo pruebas que lo refuten, pero creo que la camiseta de fútbol más vendida de la historia de España fue la camiseta de Arconada. Me baso en que no hubo niño en los 80’s que no tuviera una, maridando con unos buenos guantes de portero amarillos con puntitos negros. Hablo de una era casi neolítica… Por eso mola tanto. Y por eso desde el mismo día que los noventa se fueron, cualquier detalle ochentero es acogido con cariño en cualquier outfit que se precie.

ITALIA Mundial 1982

Italia-Camerún en Vigo. 1982
El propio árbitro está pensando: “Joder el Italiano. Va tó pincel”

Partiendo de la base que si tienes una camiseta de 1982, ya molas, si es la chaqueta de la Italia que ganó el mundial en Madrid, te la puedes poner hasta para ir a misa. Los Italianos jugaran bien o mal, normalmente regular, pero nadie  puede poner en duda como portan la elástica. Si intentas imitarlos corres el riesgo de parecer un hortera. Hasta un italiano vestido de Italiano va mal vestido.

*No busques fotos de otros equipos de 1982. No soportan la comparación.

 

A. C. ROMA 00’s

il capitano Totti
Il capitano pidiendo un Taxi

Cambió la forma en que se llevaban las equipaciones de fútbol hasta entonces. No marca una temporada, marca una era que no parece acabarse nunca. Si los italianos son guardianes del estilo, Totti fue el abanderado de la elegancia del trabajo. La lírica del gladiador recién salido de la ducha. Lo que es Brad Pitt a la perilla, lo fue il capitano a la “cuerpo elástica ” y no intentes que te quede igual. Es imposible.

F.C. BARCELONA (Wembley 1992) 

Wembley 1992
¡Vierneeeeeeees!

Lleva el Barça 25 años intentando igualar la camiseta perfecta… Lo han intentado en buena lid con magníficos resultados Kappa y con todo tipo de medios aunque sin suerte Nike, pero la magia de Wembley está impregnada en la joya de Meyba. Su primera equipación vistió a Maradona, Schuster, Lineker, Quini, Migueli, Valverde, Urrutí (t´estimo) o ¡Romerito! Una década “maravillosa” en estilo y desastrosa en resultados. Pero la segunda camiseta… Aquel naranja butano brillante sobre el pecho de Koeman se merecía un lugar en la historia desde el mismo momento que salió de fábrica. Juan Carlos, Chapi, Salinas, Bakero, Eusebio, Guardiola, Stoichkov, Laudrup… Cosa fina.

 

Tip:

“Lo molamos todo”

 

O poníamos la butano de Wembley, o la de los Países Bajos de la Euro 88. Marca un disparo al aire en la concepción de camisetas. Tan cercana a ser fea, que es perfecta. Es la hermana agradecida de cientos de camisetas de los primeros noventa que parecen predestinadas a un puesto del mercadillo del Domingo. Pero esta no. Esta es una joya.  Prácticamente como esa Holanda de Van Basten, Gullit y Rijkaard que formaban un triunvirato mágico pero que parecían de fácil descarrilar. El nexo de unión de ambas elásticas butano… Tintín Koeman.