fbpx

Casa Orellana: cocina de siempre, pero mejor

Casa Orellana: cocina de siempre, pero mejor

 

Si paseas por el barrio de Las Salesas, concretamente en la calle Orellana, encontrarás un local maravilloso llamado Casa Orellana. Se trata de una casa de comidas donde el tapeo y mojar el pan están a la orden del día con el horario ininterrumpido, ya que puedes disfrutar de platos clásicos, raciones, embutidos y bodega a cualquier hora. 

La barra y las mesas altas son pieza clave de este nuevo local de horario ininterrumpido, donde tomar un vermut o un buen vino acompañado de tapas como huevos rellenos de bonito, corvina macerada al ajillo o la Gilda Orellana (versión del mítico pintxo donostiarra), es posible a cualquier hora del día.


Cuando te adentras en Casa Orellana te das cuenta de que la barra y las mesas altas son un must de la casa de comidas donde tomar un vermut o un buen vino acompañado de tapas como huevos rellenos de bonito, corvina macerada al ajillo o la Gilda Orellana (versión del mítico pintxo donostiarra), es posible a cualquier hora del día. Aunque no cabe olvidar mencionar que para estos días de verano y buen tiempo también cuenta con una terraza muy atractiva. 

 

Cuando veas la carta se te hará la boca agua y querrás pedir todas las elaboraciones, pero no te preocupes: muchos de estos platos se pueden pedir en formato de media ración, ya sea para disfrutar de un aperitivo rápido o de un tapeo variado para personas como nosotros que queremos probarlo todo. 

Así, la carta de Casa Orellana refleja la forma de ver la cocina desde la experiencia de Guillermo Salazar, un chef con mucho amor por la cocina bilbaina gracias a su abuela y con experiencia en cocinas como Akelarre y Arzak. Guillermo Salazar busca volver a las raíces inspirado en los recetarios tradicionales con una propuesta de tapas, raciones, guisos, carnes y pescados.

 

 

El chef sevillano afirma que Casa Orellana nace de la tradición renovada bajo algunas pinceladas de innovación sin perder el foco: “Un buen producto bien tratado hace surgir grandes platos”.

Por último, la carta de líquida de Casa Orellana ofrece una cuidada selección de vinos por copas, una sección de joyas y botellas de edición limitada dentro de los “Los Caprichos de Casa Orellana” y un par de etiquetas propias de Casa Orellana. Porque todo plato merece ser acompañado del maridaje perfecto. 

Desde luego una opción perfecta para comer informal, a buen precio y de calidad, tanto en producto como en sabor.