CHETE’S CORNER Mencey en el exilio

El fin de la commedia.

 

En estos tiempos extraños solo hay una cosa que puede ayudarnos a sobrellevar el día a día y sonreír a pesar de estar bien jodidos (o no); esa cosa es… la “commedia”.

 

Por eso mismo en este post unilateralmente he decidido sin ningún tipo de referéndum, hablar e ilustrar a uno de mis ídolos en esto del jibiri jibiri.

 

Este es, Juan Ignacio Delgado Alemany, de Granadilla de Abona, o lo que es lo mismo, Ignatius Farray. 

 

Él es la voz de Shiva, el médium del humor y tan solo con hacer su grito sordo es capaz de que me parta el ojete. Creo también unilateralmente, que su humor es beneficioso para la salud y para la vida. Reírse de uno mismo y de los demás sin ningún tipo de miramiento en muchas ocasiones es lo que todos necesitamos y lo que haría que dejáramos de preocuparnos por subnormalidades que no nos llevan a ningún lado. 

 

Para algunos quizás sea demasiado políticamente incorrecto, pero creo que en el humor no debe haber correcciones, sino baños de humildad como él mismo dice y comprender que el humor es humor y no hace daño a nadie. 

 

Últimamente estoy enganchadísimo a “La vida moderna”, programa de radio en la cadena SER, donde Ignatius es colaborador junto a otros dos putos amos de la “commedia”, David Broncano y Quequé. Si aún no lo has escuchado o te pilla con la babilla colgando en el horario que se emite, échale un ojo que también puedes verlos en Youtube. 

 

Así que nada, como es mi sección y me la follo cuando quiero, aquí os dejo la ilustración que le he dedicado que seguramente diga más que el texto de mierda que me acabo de marcar. 

 

Viva Moderdonia, Visca Moderdonia, Gora Moderdonia. 

 

Ah y los canarios arios.