fbpx

Clara Trash “Ser Lizzie McGuire e inventar magical girls eran mi máximo propósito en la vida”

Clara Trash “Ser Lizzie McGuire e inventar magical girls eran mi máximo propósito en la vida”

 

-¿Qué es para ti el arte?

Necesidad de expresión y creación. Un mix entre terapia, referencias e inspiración.

 

-¿Qué te inspira en tu día a día? 

La música, Japón, todo lo relacionado con la cultura pop de los 90/principios de los 2000, el trabajo de los artistas a quien admiro, los videojuegos, el cine y las series… Súper cliché, pero totally true, la cultura audiovisual que nos rodea es básica para poder partir de algo.

-¿Cómo ves a la gente de vuestra generación?

Se empeñan en definir a los millennials como una generación perdida o despreocupada. Yo creo que somos valientes al intentar desmarcarnos de las imposiciones de la generación de nuestros padres y así es cómo se supone que debe ser. Como menciona Ter en su ‘Manifiesto en Defensa del Millennial’, somos la generación del amor propio y nos gusta compartir lo que creamos o los logros de los que nos sentimos orgullosos, desde mi punto de vista, este tipo de autoreafirmación es muy necesaria. Además de esto, tenemos muy presente algo tan necesario como es la salud mental e intentamos abrir camino hacia la ruptura del estigma social y el tabú que esta representa.

-¿Qué consejo le darías a un artista que acaba de empezar?

No pasa nada si las cosas no salen a la primera, de todo se aprende y no te cierres nunca a aprender, compartir y mejorar. Quizá suene muy mrwonderfulniano, pero todo me acaba llevando a estas afirmaciones una y otra vez.

– ¿Otra profesión qué te hubiese gustado tener?

Buf, miles. Tanto en el ámbito creativo (fotógrafa) como fuera de él (traductora o psicóloga), pero la ilustración es lo que me apasiona por encima de todo. Sea como sea, creo que nunca hay que cerrarse puertas ni dejar de hacer nada por sentir que es demasiado tarde.

– ¿Podrías contarnos una anécdota curiosa de tu trabajo?

De camino a una expo en la Siroco, en el media distancia Cáceres-Madrid, me tocó sentarme con una familia que iba camino de Barcelona en la mesa del tren. Hablando con los padres, mencionaron que su hija era muy fan de Frozen y como siempre llevo algo a mano para dibujar en los viajes, hice un garabato rápido de Anna y le dejé unos lápices para que ella lo coloreara. A la niña se le dibujó una sonrisa de oreja a oreja.

Fue un momento súper tierno que recuerdo con mucho cariño.

– ¿Dónde te ves en unos años?

Pudiendo vivir de esto. No importa cómo, cuándo ni dónde.

– Si tuvieses que recomendar a 3 artistas, ¿quiénes serían?

Oh Carol, Blasina Rocher y Andrea Dieznin. Sé que son más de tres, pero también me inspira mucho el trabajo de Alex de Marcos y María Medem.

Si te ha gustado este post, quizá te interese Las 10 zapas Converse baratas por menos de 40 pavos que necesitas en tu vida