CRISTINA BERMEO ES VIDMAR FESTIVAL X KLUID

 

-¿Nos cuentas un poco de ti en la actualidad? A que te dedicas, estudios, trabajo..

Soy Cristina Bermeo, joyera artesana de 28 años que reside en Barcelona, tengo ascendencia latina, mi familia es de Ecuador y yo nací ahí, a la edad de 3 años vinimos a Barcelona. He vivido en otros países como Noruega, Dublín o en ciudades como Málaga, donde me dediqué y viví de las artesanías durante 8 meses. Actualmente, estoy dedicándome  en cuerpo y alma a llevar adelante un proyecto, vivir haciendo lo que siempre quise hacer, aunque antes no lo tenía claro, que es, crear.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

-¿En que momento de tu vida decides iniciarte en la joyería?

Durante los últimos 5 años he ido perfeccionando mi técnica con cursos oficiales o extraoficiales, siempre como hobbie. Además desde pequeña ya me gustaba crear de una manera muy autodidacta.

Hace 6 meses decido tirarme a la piscina después de que durante más de un año, quizás desde siempre, mi familia en una cena de navidad, me pone todo sobre la mesa. Me plantean mi situación laboral, asesora de imagen, que lleva más de 3 años ahí, esta profesión nunca fue mi pasión, ni la estudié. Me ven contenta pero no quieren que me pase los años trabajando para otra empresa, de lunes a sábados y festivos sin antes no haber intentado lo que quizás, yo no pero ellos si, saben que es mi pasión. “Eres la única de nosotros 3 hermanos que sabes que quieres hacer en la vida, crear.” 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

-¿Qué hacen que tus joyas sean únicas?

Mi lema es “Joyas con alma”. Yo tengo diseños propios que pueden definirme como artista, sobre mis gustos y mi creatividad y es algo que me llena como artista, pero poder crear piezas a los demás tal y cuál ellos lo quieren, es algo que me llena mucho más. Me alegra saber que la gente confía en mi gusto y en mi acabado final, una manera artesanal. Con acabados rústicos y evitando la perfección que se confunda con piezas hechas de una manera industrial.

 

¿Qué supone para ti como artista formar parte de VIDMAR FESTIVAL?

Vidmar es un punto de encuentro organizado con muy buen gusto, de creadores como yo, que aman las cosas hechas con alma. Todos seguimos un mismo objetivo, ofrecer arte. Es muy chulo conocer creadores de muchas vertientes, con tanta buena imaginación, pasión y valentía que se animan a sacar su arte a la calle, para que todos la puedan disfrutar. Vidmar es un lugar dónde me siento en mi salsa.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

-¿Dentro del mundo de la joyería donde te ves en unos años?

Espero poder seguir ofreciendo confianza al resto. Para que, quien quiera pueda crear su joya, su complemento de vida que siempre quiso.

 

-Y para acabar, como sabrás en Kluid hablamos de música, moda, gastronomía e  ilustración.. nos recomendarías uno de cada?

Es muy difícil sólo nombrar unos, pero allá vamos.

Un sitio dónde me siento en la gloria para comer, teniendo en cuenta que soy vegetariana e intento ser vegana, es  Veggie Garden, del carrer dels Àngels. Un sitio que recomiendo para disfrutar de explosión de sabores y conseguir transportarte a tierras lejanas con sus mil y un sabores. También un sitio donde siempre voy a disfrutar de platos internacionales, cócteles de un 10 y cervezas artesanales, es en un restaurante de paral.lel llamado PasaPalo. Los dueños y camareros son un amor. Tengo muchos más cómo El bar Calders o la Pepita, también.

Marcas de ropa que me chiflen son el genio de Pitágoras, con formas geométricas y mezcla de tejidos y estampados. Y también la ropa de Picu-Picu, una marca hecha con amor y con una filosofía positiva, donde el slow life o serendipity imperan en sus prendas, con camisetas con estos mensajes o con bolsos en forma de sacos, súper prácticos, todo hecho por su creadora.

De música, es imposible decantarme por un artista, me paso el día escuchando música, esta es una buena compañera de trabajo.

Escucho desde Yann Tiersen o Nicola Cruz hasta Rosalía, María Arnal, Silvia Pérez Cruz, o en el otro extremo, melodías electrónicas de Cora Novoa o Tale of Us. 

Y para acabar, una de mis ilustradoras favoritas es Laura Agustí por su devoción a la naturaleza y al gato siames.  Y también la asiática Nanami Cowdroy, cuyo significado de su nombre es, 7 mares.