fbpx

Descubre la editorial Nomeolvides, basada en la historia de la viudez desde una visión actual

Descubre la editorial Nomeolvides, basada en la historia de la viudez desde una visión actual

El concepto principal es la viudez desde un punto más romántico y sin ese sentimiento de tristeza o luto pleno. Para ello se cambiará el color negro por el color azul. color que simboliza el “amor fiel” . Se mostrará a una joven realizando tareas o costumbres propias de mujeres viudas de generaciones previas con una visión actual.

El título se debe a la flor “no me olvides”. Flor que recibió su nombre por una historia en la que un hombre que recogía esas florecitas a la orilla de un río para su amada, cayó el río y, antes de ahogarse, gritó: ¡no me olvides!

El desarrollo de la historia ha sido inspirado por las costumbres de mujeres viudas presentes en mi familia y en el pueblo donde he crecido y toda la documentación de la vida pasada de muchas mujeres viudas.

Para el set 1 decidimos situar a nuestra modelo en un entorno rural. Muchas de ellas al fallecer su marido, que era la persona que sustentaba económicamente, realizaban diversos trabajos, entre ellos la ganadería o agricultura. El estilismo fue creado en base a la toga pulla romana que era usada en situaciones de fallecimiento.

Para el set 2 se sitúa en el pueblo costero de Almería, Las Negras. Escogido por el simbolismo de su nombre, ya que lo recibió por los numerosos fallecimientos de pescadores en la mar y quedando pues bastantes mujeres viudas. Es una escena inspirada por las mujeres empoderadas y capaces de avanzar con el peso de la viudez. A muchas de ellas se les quitaba la tutela de sus hijos ya que era el padre quien tenía la patria potestad y podía designar un tutor. Sin contar lo cuestionadas que eran y también, en su vida amorosa.

La escena de ella cocinando en una puerta tiene como referencia a mi abuela cortando las verduras en el pueblo bajo la sombra del árbol y preparándonos la comida.

Para el set 3 la inspiración fue la oscuridad a las que se veían sometidas. En el primer año de luto las casas eran tapiadas de negro y solo pasado el año se podían incorporar elementos como alfombras o cortinas. Además alrededor de la cama moruoria se debían encender ocho velas.

Idea original: Noemí Lores

Fotografía: Noemí Lores (@noemishes)

Asistente: Francisco Crespo

Dirección creativa: Noemí Lores, Diego Corline

Producción: Noemí Lores

Ayudante de producción: Francisco Crespo (@fcrees)

Estilismo: Diego Corline (@diegocorline)

Maquillaje: Ana Madel (@anamadelmua)

Operador de cámara: Sergio Herrada, Eduardo Belmonte, Cristina Barón

(@sergioherrada_

@edubelmonteparralo @cristinabaronm)

Montaje: Sergio Herrada

Diseño gráfico: Sara Jiménez (sxrxjx)

Poema: Daniel Romero (@c3edamnboy)