Chefs de la talla de Dani García o Pepe Rodríguez han puesto el broche de oro a esta cita con la gastronomía mediterránea.

D*na Festival Gastronómico de Dénia ha cerrado su II edición con una gran asistencia de público que se ha congregado en el Paseo de la Marineta para celebrar un multidisciplinar homenaje al producto como base de todas las creaciones culinarias. La cita, que ha revalidado el éxito de la pasada edición, ha reunido junto al mar a cerca de 20.000 personas en un marco incomparable. En su segunda jornada, D*na ha contado con grandes figuras del panorama nacional como Dani García, Miguel Ángel Mayor o Pepe Rodríguez, quien ha puesto el broche de oro al festival.

 

 

Tono Pastor, del restaurante Bouet de Valencia, ha dado hoy el pistoletazo de salida hablando sobre la panceta, una de las partes más humildes del cerdo, presentada como un trinomio de sabores reunidos en un solo plato que fusiona sabores mediterráneos, chinos y del sudeste asiático. A continuación, Dani García (**), ha llenado de espectáculo el escenario principal de D*na con el atún como extraordinario protagonista de un showcooking en el que el chef andaluz ha mostrado en directo varias presentaciones que conforman la carta de algunos de sus locales: carpaccio de lomo de atún, un trío de tartar con huevas o un llamativo tataki sobre una emulsión de pimiento asado y acompañado de polvo de aceituna negra helado con nitrógeno líquido. Tomando la cidra como fetiche, Miguel Ángel Mayor, chef de Sucede (Valencia) ha desgranado diversas aplicaciones de este versátil cítrico.

Como colofón, Pepe Rodríguez ha cerrado la jornada con un discurso en torno a la suculencia, que ha generado gran expectación. El chef de El Bohío, en Illescas, ha expresado que su interés radica en acercar sus platos a la gente y en conocer “por qué han venido al festival, a Dénia; cómo entienden la gastronomía como una manera de vivir y de pensar”.

 

 

En el plano internacional, el chef mejicano Ricardo Muñoz Zurita ha explicado su relación con un producto tan propio de su país como es el chile. Asimismo, el italiano Nico Tamani, del restaurante Vecchia Fucina y el noruego Thomas Engum, chef de Aquarium Biologen, han representado a Parma y Bergen respectivamente, reconocidas con el título de Ciudades Creativas de la Gastronomía de la Unesco al igual que Dénia, cuyo cocinero invitado ha sido Miquel Gilabert. En el escenario central, Rafa Margós, de Las Bairetas, (Dénia) ha desvelado los secretos de nuestro plato más popular, la paella valenciana y la viticultora Mara Bañó, de la Bodega Les Freses, ha mostrado a los asistentes las bondades de una materia prima autóctona, la uva moscatel.

 

 

La celebración de este evento, en el que han participado estrellas Michelin de la talla de Elena Arzak (***), Pedro Morán (*) o Pepe Solla (*), ha dejado patente que nuestra gastronomía es una de las más saludables, sostenibles y vanguardistas del mundo y que la cultura de la buena mesa es una de nuestras señas de identidad en el panorama internacional.

 

 

D*na ha profundizado en el producto en todas sus dimensiones: como núcleo del proceso creativo hasta su relación e influencia en el modo de vivir y los valores propios de cada región. Con una gran afluencia de público, el festival ha demostrado de nuevo que el interés por la buena cocina está impreso en el ADN de la cultura mediterránea, gracias también al trabajo de productores y restauradores locales, para los que los que las grandes figuras que han desfilado por el escenario de D*na han tenido palabras de reconocimiento.