El 11 ideal de los futbolistas que mejor visten en el mundial.

Los futbolistas ganan cantidades inmensas de dinero que pueden llegar a ser injustificables para una minoría que piensa que los sueldos son excesivos, y justificables por una gran mayoría, que suele opinar que ganan tanto porque generan grandes cantidades de ingresos a sus clubs. Futbolista y moda por lo general son como agua y aceite, no mezclan. Basta con ver marca garrula como Silk Silk se ha hecho un hueco entre las top brands de los futbolistas. No podremos robarles su dinero, no podremos impedir que ganen más, no tenemos sus presupuestos a la hora de ampliar nuestro fondo de armario, pero siempre podemos criticarlos, aunque esta vez, vamos a dejar al lado los “hateos” y vamos a hablar de los pocos futbolistas que visten bien (haberlos haylos)

 Empezamos en la portería con Yann Sommer, el tercer portero de Alemania. Es uno de esos futbolistas que a decir verdad llaman mas la atención por su estilo que por su calidad como jugador. Con un estilo clásico y eclectico, Sommer es para nosotros el portero mejor vestido.

 Vayamos a la defensa de 4 de este 4-3-3 que hemos elegido en Kluid Magazine. En el lateral derecho tenemos a otro Aleman, el defensa Boateng. Un amante confeso de la cultura streetwear, siempre se le puede ver en la distintas fashion weeks. Además tiene percha, con lo cual muchas marcas se lo rifan para distintos “commercials”.

En el centro de la defensa tenemos al único español del 11, el siempre polémico Gerard Piqué. Viste sin estridencias, sencillo, casual pero elegante. Le hemos visto patinazos pero por lo general no suele columpiarse y tiene un estilo bastante “clean”, es por eso que Mango lo fichó como imagen de marca.

Acompañando a Pique tenemos a otro alemán, Matts Hummels, similar al estilo de pique o al de algunos futbolistas retirados con buena percha como Xabi Alonso. Suele vestir básico pero siempre con mucho acierto y personalidad.

 En el lateral izquierdo tenemos a Kimpembe, defensa de Francia y del PSG, otro que trae el flow y la personalidad de la raza negra. Se le puede ver asiduamente con marcas de streetwear más “High end” como Fear of God o Filling Pieces. 

 Vayamos al medio campo. El único ingles de la lista, el centrocampista Delle Alli, jugador del Tottenham es uno de nuestros elegidos. De estilo más atrevido que los anteriores, mezcla muy bien la frescura y comodidad de algunas prenda Street con vestimentas más formales, se nota que va a Shoreditch a inspirarse.

 Matuidi, futbolista Frances, comparte medio del campo en su club con Delle Alli, y también comparte el centro del campo de este 11 de futbolistas del mundial mejores vestidos. Al contrario de su juego, no arriesga, y tampoco es que demuestre mucha creatividad ni atrevimiento, pero sabe muy bien donde está la línea del fuera de juego, esa delgada línea que separa lo extravagante y llamativo de lo elegante.

 Para dar empaque a este medio del campo, tenemos a Paul Pogba, el más polémico de todo el 11. Lo hemos visto con looks muy garrulos, tanto de pelo como de ropa, pero su carácter discolo le da personalidad y hay muchas veces que acierta con los looks. Es un poco “El Dani Alves francés”

Vayamos con los 3 delanteros. Francia tiene mucho protagonismo en nuestro 11, no es casualidad, para muchos Paris es el epicentro de la moda europea. En la derecha tenemos a uno de los chicos maravilla precoces del futbol moderno, Mbappe. Tiene un estilo mucho más sport pero lo viste con mucho rollo. Aquí podemos verlo con la colaboración de Nike con Skepta. 

Olivier Giroud es uno de esos iconos de estilo y de atractivo para las mujeres. Buena percha, esa barba, guapete de cara, y con un estilo atemporal a la vez que eclectico. No mete muchos goles pero es guapo y tiene estilo de cojones.

Finalmente cerramos nuestro 11 de jugadores mejor vestidos del mundial con Antoine Griezzman, el futbolista colchonero a pesar de ser un tapón, sabe combinar bien distintos tipos de prendas para incluso parecer más alto. Tiene un estilo bastante polivalente, un día una camiseta de la NBA y otro día un traje de Gucci.