fbpx

El Chico Llama “La ilustración ha supuesto un punto de inflexión en mi vida y en mi carrera profesional”

El Chico Llama “La ilustración ha supuesto un punto de inflexión en mi vida y en mi carrera profesional”

 

¿Quién es El Chico Llama? ¿Cuál fue tu primera aproximación a la ilustración?

El Chico Llama surge en 2015 cuando mi entorno comienza a animarme a publicar ilustraciones en Instagram. Para mí ser pelirrojo ha supuesto un handicap en muchos momentos de mi vida, una etiqueta que siempre me ha acompañado. Así que decidí coger por los cuernos a mis inseguridades y llamar así a mi marca. Poco a poco fui participando en diferentes mercados de diseño de Madrid y haciendo algunos proyectos con diferentes marcas.

Es en 2018, en un momento de insatisfacción laboral, cuando decido solicitar una excedencia en mi trabajo para enfocarme 100% a mi proyecto. Lo que comenzó siendo una vía de escape a mis inquietudes artísticas se transformó de la noche a la mañana en mi forma de vida. Desde entonces he ido aumentando mi portfolio, creciendo en redes sociales, formando parte de tiendas, participado en mercados de diseño en otras ciudades y superando mes a mes todos los desafíos que supone ser autónomo.

Mi primera aproximación a la ilustración se dio cuando era bastante pequeño. Desde siempre he dibujado, he dado clases de dibujo y me han inquietado todas las artes plásticas. Era lo que viene siendo un niño Art Attack, de esos que no solo veían el programa sino que le daba la turra a mi

madre para hacer el famoso mejunje y llenar la habitación de experimentos que no siempre salían bien.

 

¿Siempre tuviste claro que acabarías dedicándote a este mundo?

Cuando era pequeño quería ser cocinero, pero a medida que se acercaba el momento de tomar una decisión para empezar a formarme de ello, empecé a echarme para atrás ya que odiaba muchas verduras y lo veía complicado si empezaba así. Después quise dedicarme a algo relacionado con el medio ambiente como biología o ciencias ambientales. Sin embargo, me decidí por Bellas Artes porque sentía la necesidad de hacer algo más creativo y artístico. Siento que es una vida más inestable, pero a día de hoy no me arrepiento.

¿Cuáles son tus principales fuentes de inspiración?

Me apasiona la relación del personaje con la arquitectura y la naturaleza. Cómo la concibe, cómo se mueve en ella y la manera que tiene de experimentarla. Me encanta imaginarme pequeñas situaciones y sentirme identificado con el instante que dibujo de una u otra manera. De pequeño, mientras otros jugaban en el parque, yo pasaba las tardes leyendo libros de plantas y haciendo mi propio herbario, secando hojas y flores en libros y periódicos. Supongo que eso se queda guardado ahí y poco a poco también sale en mis ilustraciones: en el afán por hacer colecciones de momentos, en plasmar con exactitud elementos de la naturaleza en el entorno en el que encajan, en la quietud de los lugares que plasmo…

Por último me inspira todo de lo que soy fan: artistas que me han marcado, discos con los que me obsesiono, libros o series que devoro, películas… He ido haciendo colecciones de estos temas.

Si tuvieses que definir tus ilustraciones en 3 palabras, ¿cuáles serían?

Minimalistas, coloridas y cercanas.

Si tuvieses que quedarte con un único color de la paleta ¿cuál escogerías?

Me resulta muy complicado quedarme con solo uno, pero siento que el aguamarina me representa bastante bien.

¿Qué crees que es lo que hace a tus ilustraciones diferentes del resto?

Mis ilustraciones tienen un halo de positivismo alrededor que intenta despertar recuerdos agradables en aquel que las mira. La simplicidad de las formas, la paleta de color o los temas que trato ayudan a recordar experiencias y momentos vividos como la película de tu infancia, el bar donde vas cada domingo o el viaje de tu vida.

Busco perspectivas diferentes, contrastes de color divertidos y trabajo a partir de conceptos y narrativas sencillas.

 

¿Quiénes son tus máximos referentes a nivel artístico?

Como referentes actuales quiero destacar, por su estilo único y su increíble técnica, a Malika Favre, Scott Martin (ilustrador detrás de Burnt Toast Creative) y Pascal Campion. Creo que son tres ilustradores, cada uno en su estilo, con una calidad y una fuerza que me producen una envidia sana tremenda y me obligan cada día a seguir aprendiendo y mejorando.

Como referentes más icónicos tengo la obra de David Hockney, Edward Hopper y Andy Warhol.

¿Cómo valoras el panorama de la ilustración actual, a nivel nacional e internacional?

Creo que hoy en día las oportunidades en este campo han aumentado considerablemente. Las marcas invierten más en imagen y valoran una experiencia única y original. Otro tema es que se pague justamente.

Te dan la oportunidad de tomarte un café con el personaje que desees, vivo o muerto. ¿A quién eliges?

No es exactamente un café, pero me fliparía ir al Live Aids durante la actuación de Freddie Mercury, asistir al rodaje de una peli de Wes Anderson o participar en una reunión de creativos junto a John Lasseter.

¿Qué significa para ti la ilustración? ¿Qué te ha aportado a nivel personal?

La ilustración ha supuesto un punto de inflexión en mi vida y en mi carrera profesional, ya que me permitió hacer un parón, respirar y poner foco a lo que realmente me satisface. Es un campo complicado porque siempre te expones a la opinión de los demás, pero creo haber aprendido a confiar en mí mismo, a tener paciencia o al menos a intentarlo, y a valorar mi fuerza interior.

¿Cuál es el recuerdo que guardas con más cariño de toda tu trayectoria?

Empezar con El Chico Llama y que casi nada más empezar me saliera un proyecto con Sony. Tuve la

oportunidad de hacer diferentes diseños de tote bags a partir de películas y verlas en El Corte Inglés me hizo muchísima ilusión. Trabajar con marcas como Sony o más adelante otras como Amazon, Pfizer o BBVA ha sido todo un orgullo.

¿Alguna anécdota insólita o divertida que te haya ocurrido en tu trabajo?

Una vez estaba en un mercado de diseño y me propusieron formar parte de un club de pelirrojos a nivel

nacional. Me dio vergüenza decir que no y me incluyeron en un grupo de whatsapp con más de cincuenta pelirrojos que hacían quedadas frecuentemente entre ellos. Me presentaron en el grupo como si estuviera en una reunión de alcohólicos anónimos y me terminé saliendo (¡pido públicamente disculpas si alguno de ellos está leyendo esto!).

Cuando ves una ilustración que hiciste en tus comienzos, ¿qué piensas?

Pienso que se nota mucho el cambio con el paso de los años. Tenía un punto demasiado infantil e inocente. Me gusta ver cómo mi personalidad ha ido evolucionando a la vez que mi estilo. Pero reconozco que soy demasiado crítico con mis anteriores trabajos (y sí, alguna vez he pensado “¡vaya mierda!”).

¿Dónde te gustaría verte en cinco años?

Igual suena muy material, pero en cinco años me gustaría poder vivir de mi trabajo con una mayor estabilidad económica. A día de hoy, me encuentro satisfecho con lo que estoy haciendo, pero ser autónomo no es nada fácil y poco a poco va haciendo mella, haciendo que a veces te plantees qué haces con tu vida sin una nómina fija a fin de mes que te permita ahorrar y tener un proyecto de futuro claro.

Desde luego que todo tiene sus pros y sus contras, por eso me gustaría encontrar un equilibrio entre aspiraciones y sueños a cumplir y facturas que pagar. ¿Algo que me fliparía que pasase en estos cinco años? Dibujar una portada de The New Yorker.

Y ahora, 4 preguntas muy rápidas.

¿Dibujar con música o en absoluto silencio?

Con música (últimamente escucho mucho Vance Joy y La Bien Querida).

¿Menos es más? ¿O más es más?

Menos es más.

¿Tu momento favorito del día para dibujar?

En mi caso, las musas son más de tarde noche.

Ilustración digital, ¿a favor o en contra?

Lógicamente, a favor.

Y para acabar. ¿Podrías recomendarnos una canción, un libro, una película, una marca y como no, un ilustrador/a?

Libro: Cometas en el cielo de Khaled Hosseini

Canción: A dónde ir de Viva Suecia

Película: El Gran Hotel Budapest

Marca: Camper

Ilustrador: Jimmy Liao

 

¿Qué os parecen las nuevas Nike Dunk low ? Si os ha molado este post quizás os interese Harry Styles o cómo vestir sin importar el género de las prendas