El feminismo llega a Instagram

Las redes sociales se han convertido en una plataforma de denuncia para las mujeres.

Con el surgimiento de las redes sociales las mujeres hemos encontrado un medio para contar nuestras experiencias, y el hecho de poder hacerlo de forma anónima, además de eliminar cualquier reacción negativa, ha hecho posible que podamos demostrar que “los casos aislados” no existen, que la violencia de género es algo real y constante, y que es necesario un cambio.

En un primer momento fue Twitter la plataforma utilizada, y como no podía ser menos, Instagram, la red social por excelencia a día de hoy, está empezando a compaginar su función principal (la publicación de fotografías y vídeos), con la denuncia de temas sociales actuales, entre ellos el feminismo.

Eugenia Tenenbaum, es un claro ejemplo de esta realidad. Usuaria de la plataforma desde los 15 años, actualmente, con 22, no duda en mencionarse sobre el movimiento feminista en sus redes sociales:

 

“He desarrollado un interés brutal y, sin pretenderlo, el feminismo se ha convertido en un motor más a la hora de escribir, por eso es uno de los movimientos que más menciono.”

Eugenia, siempre matiza que está en plena (de)construcción, y que lo más importante a la hora de hablar de feminismo es admitir que nos equivocamos, y que llevamos haciéndolo media vida. “Para aprender hay que tropezar y reconocer haber cometido demasiados errores”.

 Ilustración por Celia Gallego.

Está claro que los últimos meses han sido muy intensos en cuanto a feminismo se refiere. El éxito del 8-M, de la primera huelga general hecha por y para las mujeres, han supuesto un antes y un después en la vida de muchas de nosotras. Y como no podía ser menos, personas como Eugenia han sentido el feedback, al ver que gracias a las redes sociales el feminismo ha podido “colarse” en la vida de las personas, ya que la mayoría vivimos conectadas a las redes sociales de una u otra forma, y de entre la ingente cantidad de información que recibimos, cada vez hay más presencia del movimiento feminista.

Por eso defiende el ciberfeminismo como una “forma sencilla y necesaria de llevar el feminismo al alcance de todas”.