fbpx

El universo temporal de Morle

Descubrimos la nueva propuesta de Morle, la firma de Jorge Moreno que debutó el pasado septiembre durante la MBFWMadrid. Una colección que nos lleva en un viaje por el tiempo a través de icónicos momentos de la historia y de la indumentaria, con unas prendas que destacan por sus elaborados volúmenes y colores.

El universo temporal de Morle

Cuéntanos ¿Cómo es Jorge Moreno?

Como persona diría que soy muy ordenado, muy perfeccionista y al mismo tiempo muy visual. Por fuera tengo que tenerlo todo perfecto, luego por dentro voy perfeccionándolo y mejorándolo.

¿Estas características se traducen también a tu forma de crear?

En mi forma de crear suelo ser más perfeccionista aún si cabe. Cuando tienes que desarrollar una prenda o una colección, tienes que desarrollar este tipo de skills. Pero ser perfeccionista no implica que sea controlador y solo yo sepa hacerlo bien, confío plenamente en mi equipo. Estoy muy tranquilo en ese sentido. Sé que cada miembro de mi equipo da lo mejor de sí en este proyecto. Además como diseñador, me gusta mucho la historia y el arte, y siempre he estado muy interesado en trabajar con estos conceptos. La moda la utilizo como una forma para canalizar mi yo artístico.

Vemos que el equipo es una parte muy importante de la marca y que comparte las ganas por este proyecto ¿Cómo fue comenzar el proyecto de creación de Morle como marca y definir unos valores?

En la universidad en la que estudié, ESNE, hacíamos un desfile. Yo presenté una colección que también tenía ese toque histórico en la inspiración y a partir de esa primera propuesta fui evolucionando .“000” es la primera colección de Morle como tal, la presenté en la edición de septiembre de la MBFWM. Pero gracias a esa colección que presenté en la universidad me dí cuenta que no me quería decantar tanto por algo comercial o vendible, sino que quería transmitir con las prendas que creaba, así que en mi TFG empecé a enfocarme en ello y a crear Morle. En cuanto a los valores que rodean a la marca destacan los inclusivos, de protesta. Siempre he querido utilizar temas de opresión y sacarlos a la luz, y buscar una inclusividad dentro de mis colecciones. Al fin y al cabo hago moda femenina, pero no me dirijo exclusivamente a mujeres.Aun así enfocado a moda de lujo con mucho cuidado por los detalles.

La colección “000” tiene como inspiración el paso del tiempo ¿Cómo consigues trasladar este concepto a la colección?

Si, en efecto. La inspiración es el paso del tiempo y cómo trasladar todo eso a la actualidad. Hay mucha inspiración de miriñaques, de corsetería, chaquetones, mangas jamón… Lo intento enfocar de una manera más trascendental. Hay looks con los que quería transmitir esa sensación de ostentosidad del pasado. Las señoras antiguamente usaban crinolinas, cuanto más grandes fueran mejor, porque menos cosas podían hacer y eso significaba que tenían poder, y así lo demostraban mediante las prendas que vestían. Es un poco recrear ese hecho de que cuanto más ostentoso fuera un traje más y grande, menos pudieras hacer. Yo quería hacer un guiño a esa parte de la historia.

¿Y qué momentos de la historia te han inspirado más?

Me encanta hacer guiños a determinados momentos de la historia de la moda. Uno de ellos por ejemplo, cuando Naomi Campbell salió con el pecho descubierto en la pasarela. Esa referencia la he querido trasladar a un look que está todo encorsetado, y lleva el pecho al descubierto, es el único look donde se ve el pecho, pero me apetecía transmitir ese guiño en mi primer desfile. Y luego lo típico para cerrar el desfile con un vestido blanco, me parece un elemento muy icónico en la historia de la moda. Es como una norma no escrita que muchas marcas han cumplido.

También se puede ver el concepto del paso del tiempo en los volúmenes que has utilizado en las prendas.

Si hago una selección de los volúmenes que quiero trabajar en la colección pero intento traerlos de una forma más actual. Para eso he buscado materiales alternativos como son las espumas y las varas, que me ayudan a crear ese tipo de volúmenes y estructuras. Para los tejidos me decanto por primero diseñar y luego ya decido cual es el mejor para poder crear el volumen que quiero. Utilizo mucho sarga y me gustaba darle un giro ya que suele ser un tejido más de invierno y yo lo utilizo para una colección de verano en prendas con corte mini. Otro elemento son los estampados que representan unas pinceladas haciendo referencia a todo ese universo pictórico del arte que te he comentado que tanto me interesa. Me gusta el arte como espectador y también crearlo. Luego he hecho diferentes variaciones de color. Al principio, en la colección que precedía a esta eran colores muy básico, eran rojo y negro. A raíz de esto ví que quería experimentar y usar una paleta de colores más amplia, más actual.

Los complementos de la colección también siguen la misma inspiración y estética de la colección.

Si, hemos creado una colaboración Mariló Rey y Morle. Es una línea de accesorios, bolsos y pendientes para acompañar los looks. Están hechos con metacrilato y llevan los mismos estampados de las prendas pero en más reducido, para que se pueda apreciar más. Mariló y yo nos conocimos en clase. Durante la carrera se potenció mucho el compañerismo, de hecho parte del equipo nos conocimos en clase y cada uno ha podido desarrollarse en la parte que más le gusta y le interesa ya sea en comunicación, producción…

¿Cómo ves el panorama actual de la industria de la moda?

Lo veo complicado, no solo con el hecho de trabajar en tu marca sino trabajar para otras marcas. Al final estamos en un sitio, España, en el que las prácticas no están muy reguladas, no están bien pagadas. Yo tengo esperanzas de que puedan surgir nuevas oportunidades a raíz de esta colección. Me encantaría seguir con la marca y poder crear una colección de invierno. Además porque me gusta mucho jugar con las capas en los looks. También me encantaría seguir formándome más en alta costura. Fotos y texto Marina Navarro Boix