fbpx

“EN INTERNET TODO VA DEMASIADO RÁPIDO Y ENTONCES TAMBIÉN EN LA MODA” KRIZIA ROBUSTELLA

Me reúno con la diseñadora de moda Krizia Robustella en su tienda de la calle Sant Pere Més Alt, en el Born, Barcelona, un barrio donde se respira modernidad y cosmopolitismo. El establecimiento me sorprende; hay una mezcla cautivante de estilos que de entrada, hacen de la firma Krizia Robustella algo muy único. “Antes definía el estilo de la marca como sport deluxe” empieza explicando la diseñadora, “pero como ahora todo es sport deluxe, pues no lo sé, chandalero”, detalla en un tono relajado. Le comento, a raíz de mi primera impresión, si lo ve como tipo hip-hop: “Hay una base de hip-hop pero no considero que la marca sea hip-hopera”, contesta, añadiendo que “me gusta el rollo chándal y que la ropa sea oversized y ancha, pero tampoco creo que sea sólo para hip-hoperos o raperos”. Lo compara con las creaciones de Vivienne Westood, madre del estilo punk, y dice que probablemente ningún punk auténtico lleve ropa de la diseñadora inglesa, sobretodo por el precio.

 

 

 

Krizia estudió diseño de moda en Felicidad Duce, ahora llamada LCI Barcelona. Gracias a ganar algunos concursos para nuevos talentos, dio el salto a las pasarelas de la Madrid Fashion Week y de 080 Barcelona Fashion, donde ha desfilado con sus colecciones rompedoras hasta día de hoy. Para ella cada colección es muy diferente a la anterior y no trata de seguir una línea de estilo en concreto de temporada en temporada. “Ahora con internet es tan fácil que te lleguen imágenes que te pueden resultar interesantes…”, responde a mi pregunta sobre el origen de la inspiración para crear sus diseños. “No tengo referentes, me gusta el arte y la moda en general. Nunca he sido de seguir a diseñadores”, continúa. Podría decirse que Jeremy Scott es uno de ellos, pero, “me puede gustar algo de alguien, pero luego veo la colección entera y no me gusta”, concreta respecto a los diseñadores que más admira. Sin embargo, lo que sí que tiene claro es que se fija tanto en gente joven como en gente mayor para inspirarse en sus creaciones.

La moda es para ella una vía de expresión artística. Desde pequeña le gustaba dibujar y pintar, le apasiona el mundo del arte y, con esta mezcla, “supongo que he encontrado la manera de expresar lo que me apetece pero con ropa”, aclara.

Si sus diseños se caracterizan por algo es por ser ungenered clothing. Al menos así es como lo ven sus clientes, pero ella no está del todo de acuerdo: “hay chicos que me compran sudaderas de la talla M y chicas que una XL… no sé, siempre digo que es para quien se lo quiera poner”.

Sobre el futuro, Krizia duda sobre lo que pasará. Nunca tuvo este oficio como principal objetivo ni sabía que acabaría aquí. “Si mañana me canso y bajo la persiana y me dedico a otra cosa pues ya está. Igual de repente me aparece una oferta para irme a cualquier sitio a hacer otra cosa”, añade con seguridad.

 

 

 

Krizia Robustella utiliza las redes sociales, sobretodo Instagram, para hacer eco de su marca y llegar a más público. Le pregunto si cree que las redes sociales están cambiando la manera de hacer funcionar el mundo de la moda y con convicción, me dice que desde Internet ya se transformó todo: “antes veías la moda en las revistas, había ese orden de las temporadas y ahora las redes sociales se han cargado todo”. Añade que antes los desfiles eran para los profesionales exclusivamente y ahora todo aquel que quiera los puede ver a través de internet, “incluso hay aplicaciones en las que la gente puede comprar la prenda directamente nada más salir en un desfile”. En conclusión, considera que va “demasiado rápido” y que “no te da tiempo casi de asimilar que en internet ya hay otra cosa. En internet todo va muy rápido y entonces también en la moda”.

Para terminar, le pido que responda a las cuatro preguntas que siempre hacemos en Kluid: una recomendación de música, gastronomía, ilustración y moda. Sin dudarlo, aconseja el concierto de Princess Nokia en Razzmatazz, el restaurante Dirty Burguer, las ilustraciones de su amigo Nicasio Torres y la nueva colección de Manuel Bolaño, ‘Plan B’.

@inesmarti