fbpx

Formación, prácticas y seminarios: Kristen Wicce lanza su primer campamento de modelos

Lxs modelxs constituyen uno de los agentes de la industria de la moda más desconocidos por el público general. Los frenéticos desfiles, las publicaciones en grandes cabeceras y los elogios constantes tienen a distorsionar el trabajado real de los maniquís, quienes lejos de posar de forma hierática ante la cámara o disfrutar de unas vacaciones de ensueño, deben demostrar un alto grado de profesionalidad, actitud y paciencia.

Formación, prácticas y seminarios: Kristen Wicce lanza su primer campamento de modelos

Desde las largas esperas en los castings, en los que pueden llegar a agolparse cientos de compañerxs (con quienes deberán competir por unas vacantes sumamente reducidas) hasta el aterrizaje en ciudades extranjeras con un nulo conocimiento del idioma y del estilo de vida.

Kristen Wicce lanza su primer campamento de modelos

Mención aparte merece la capacidad resolutiva sobre la pasarela. Lograr sobreponerse a unos tacones imposibles, aminorar el impacto (y consiguiente sorpresa por parte del público) de una caída en mitad de un desfile, o defender un vestido de enormes proporciones que restringe –casi por completo- la libertad de movimiento. Son precisamente todas estas aptitudes (necesarias a la par que ignoradas) lo que Kristen Wicce quiere poner en valor, reivindicando la importancia de la formación y la práctica. La fotógrafa, model coach y creativa en el sentido más amplio de la palabra desvela ahora una iniciativa pionera con la que dar respuesta a estos –y otros muchos- interrogantes.

Kristen Wicce en LFW

Un campamento de modelos es el último proyecto emprendido por la artista, a través del cual “poder hablar ampliamente de todo el Mercado de la Moda” con un único objetivo: que los jóvenes modelos abran los ojos, superen complejos y barreras y ganen confianza. Después de haber trabajado durante años como profesora de posado y tras convertirse en una de las figuras imprescindibles en la Semana de la Moda madrileña, Kristen pretende combatir el modelo que impera en las escuelas, sustentado estrictamente sobre la técnica, ensalzando el valor de la actitud por encima de todo.

Hablamos con la fotógrafa para conocer los detalles acerca del Model Camp, previsto para el fin de semana del 28 al 30 de agosto en Madrid, y en el que contará con la participación de profesionales y amigos del sector.

María Lafuente at MBFWM / Fotografía: Kristen Wicce

Empecemos por el principio. ¿Quién es Kristen Wicce?

Uff… Creo que empiezas por la pregunta más compleja. Podría decirse que Kristen Wicce es mi alter ego profesional, principalmente por ser un pseudónimo. Fotógrafa, artista y tras mis años de experiencia, model coach. Soy la “mocatriz” detrás de las cámaras. Resiliente, creativa y siempre con un espíritu inconformista, que lucha por ser cada día mejor persona y profesional.

¿Cómo y cuándo se produjo tu primera aproximación a la fotografía de moda?

A decir verdad… no lo recuerdo. Como todos (o la gran mayoría) empecé haciendo colaboraciones, con una desastrosa postproducción, y no recuerdo con exactitud cuál fue mi primera publicación. Sé que fue en una revista online y por aquel entonces me quejaba de la falta de creatividad en la moda… pero por total ignorancia. Me sumergí hace casi 10 años en este mundo por querer darle un aporte diferente a lo que yo consideraba un editorial de moda, pintando encima de las imágenes, haciendo collages… y ahora me encuentro en que, o bien desconocía por completo donde me estaba metiendo -que también-, o que al final la moda ha ido evolucionando en la dirección que yo concebía.

Backstage MBFWM / Fotografía: Kristen Wicce

En 2015, cubriste por primera vez un backstage de moda. Y desde entonces no has dejado de asistir a la Mercedes-Benz Fashion Week Madrid, convirtiéndote en uno de los rostros imprescindibles en la cita con la moda nacional por excelencia. ¿Cómo recuerdas esta primera experiencia?

Maravillosa. Me sentí súper pequeñita y como que estaba infringiendo las normas… Quizás también un poco porque conseguí colarme, y veía que en cualquier momento me iban a echar. Pero ya ves, 5 años después ahí sigo. ¡Y espero que por muchos años más! Imagino que al tratar con respeto a los profesionales y al propio evento, sin molestar, respetando distancias y tiempo, me he ido haciendo mi hueco. Así como nota: mi primer backstage “oficial” fue el de Jorge Vázquez.

El ritmo frenético forma parte de la industria de la moda. Fugaces cambios en los arquetipos de belleza, infinidad de colecciones anuales, presentaciones a compradores y prensa, etc. ¿Qué ha cambiado desde que, hace ahora cinco años, te adentrases en este desconocido mundo?

Las terminologías. Cada vez hay más etiquetas para definir más tipos de modelos -que siempre han existido-. Muchas veces estoy en grupos del “fashion gremio” escuchando lo que hablan, y tengo que desarrollar mi agilidad mental para enlazar conceptos nuevos con significados antiguos. Pero también es lo bonito y enriquecedor de este mundo; que nunca dejas de aprender y eso te permite ser más crítico con tus opiniones. Ahora mismo, de hecho, nos encontramos en pleno cambio. Con todo el tema del confinamiento estamos dando pasos agigantados en esa fusión con la tecnología. Y de verdad, ardo en deseos de que llegue septiembre para ver cómo se aborda desde Madrid la siguiente edición de la MBFWM.

Backstage Custo Barcelona at MBFWM / Fotografía: Kristen Wicce

Los fotógrafos constituís uno de los pilares fundamentales en el sector, así como en las Semanas de la Moda. Al fin y al cabo, sois los responsables del testimonio gráfico de estos eventos. ¿Qué es lo que más disfrutas de estos acontecimientos?

Estar en medio de todo el caos de backstage. Me es infinitamente gratificante, cuando consigo meterme en mi pompa creativa y capturo una imagen única. Quizá un ojo enfocado de la modelo, entre el barullo de pelo y brazos en L’Oreal, que quedan desenfocados. O cuando juego con plásticos y otros elementos para intentar distorsionar o difuminar parte de la imagen. Es una exaltación del ego artístico que, para qué te voy a mentir, me encanta. Por la parte humana… reunirme con mis compañeros de siempre. Fotógrafos, periodistas, modelos… Y mis peluqueros de L’Oreal, que siempre me reciben con los brazos abiertos. De verdad, cuando llega la semana de la moda, me siento en familia.

¿Y lo que menos?

El intrusismo de mis “compañeros” de profesión. O sea, cuando yo me colé por primera vez, respetaba a los profesionales que ahí estaban trabajando. No me ponía delante de las cámaras, ni intentaba “robar la foto” a otro compañero. Yo siempre con mi teleobjetivo, marcando distancias, dejando espacios… y lo sigo haciendo. Pero parece, de verdad, que los nuevos que entran van con una actitud de guerra que me cuesta concebir. Porque todos hemos tenido nuestro primer backstage, todos tenemos nuestro estilo propio, nuestro ojo personal… Creo que se puede convivir sin necesidad de pisar a nadie. Pero pisan. Y eso me molesta mucho. Aunque he de reconocer que sólo los primeros desfiles… luego ya entro de nuevo en modo zen. Pero es muy triste ver ese tipo de actitudes, porque al final todos somos y no somos nadie a la vez.

Backstage MBFWM / Fotografía: Kristen Wicce

En 2019, la revista Neo2 te dedicó una entrevista, en la que resaltaba tu férreo compromiso con la moda española. ¿Qué opinión te merece la escena creativa española actual?

¿Sinceramente? Creo que estamos empezando a abrir los ojos…  O mejor dicho, la mente. Es cierto que el casposismo de la moda española está empezando a morir y cada vez vemos propuestas más interesantes, a todos los niveles. Creo que toda la evolución con las redes sociales y la tecnología está ayudando a que todos los creativos trabajemos a una en pos de un proyecto potente, que converge al final en resaltar la calidad de la moda española y todo nuestro potencial, que es mucho.

¿Tenemos algo que envidiar a otros países?

A nivel de materia prima creo que deberían envidiarnos. Pero a nivel de producción visual y de eventos, nos llevan mucha ventaja. Es que aunque no lo queramos reconocer, seguimos siendo de mentalidad tradicional, y cuesta confiar en el ojo creativo que ejecuta el proyecto. Pero también veo que se le echa mucho morro. ¿Cómo vamos a sacar proyectos que tomen eco a nivel internacional si no pagamos a los profesionales que ejecutan esas ideas? Lo digo por las eternas y cansinas colaboraciones. Es mi continua lucha. Al final, en vez de invertir en buenos profesionales, cuentan con gente de prácticas que dan una calidad que no está mal para la experiencia que tienen; pero tampoco es potente como para ser referentes, no sé si me explico. Por no hablar de que violan nuestros derechos de autor como quieren. Ahora, también te digo que todo esto es por desconocimiento y “tonto el último”. Pero habría que intentar pararlo de alguna forma.

Backstage The 2nd Skin at MBFWM / Fotografía: Kristen Wicce

Ahora, desvelas tu último proyecto: un campamento de modelos. ¿Qué te ha llevado a emprender esta iniciativa?

La supervivencia de mi gusto por compartir conocimientos. Llevo ya unos 8 años trabajando como profesora de posado en diferentes escuelas de modelos de Madrid y, tras haber dejado la última donde me encontraba, me apetecía organizar algo más humano y cercano. Hasta ahora, te apuntas a un curso y ¿qué te enseñan? Técnica. Pero hay unos horarios estipulados y yo siempre he sentido como que me faltaba tiempo, precisamente, para asesorar a mis niñ@s. Así que ahora que no tengo compromiso con ninguna escuela, he decidido abordar este proyecto en solitario, pero contando con un amplio grupo de amigos y conocidos, profesionales del sector que apoyan la frescura que puede traer este proyecto. Así, mi intención primaria es compensar esa parte de “y una vez termino la formación qué hago”, y poder hablarles ampliamente de todo el Mercado de la Moda, de las expectativas, de abrirles los ojos para que identifiquen qué es una fotografía de moda y que no, superar complejos y barreras, ganar confianza. De ahí que me haya etiquetado antes como model coach. No sé, creo que es una propuesta diferente que puede ayudar a much@s aspirantes a modelo a comenzar y abrirse paso en la Moda.

Salon44 / Fotografía: Kristen Wicce

Un fin de semana del mes de agosto en el corazón de Madrid. Concretamente, en un apartamento privado en plena Gran Vía. ¿Cómo está estructurado el campamento? ¿Qué áreas pretendes abordar durante los tres días de duración?

Pues estoy terminando de cerrar el timing y me faltan horas por todos lados y, aún así sigo completando con actividades nuevas que se pueden abordar. Mi idea es enseñarles a cuidarse la piel y a maquillarse de forma natural (algo que se suele demandar bastante), pasarela y posado. Pero desde un enfoque técnico diferente. No quiero vueltas Dior. Quiero ver qué sucede si pierdes un zapato en mitad de la pasarela, o si te toca improvisar porque en un desfile no hay tiempo para ensayar. Quiero que se vistan con ropa extravagante y ver cómo la defienden, y enseñarles a sacarle partido. Pero también a sus redes sociales, algo muy importante que dejan de lado las escuelas. Y por supuesto, terminada la formación oficial, charlas y seminarios, videoconferencias con diseñadores que quieran participar… Todo lo que sea acercarles el entorno de la profesión.

Imagino que lo trataréis con profundidad en el campamento, pero… ¿A qué aspectos conceden mayor importancia los diseñadores y las marcas a la hora de contratar a un/a modelo?

A la actitud que transmite el/la modelo. Siempre se busca esa fuerza, aunque sea en una mirada aparentemente vacía. Una actitud con la que se identifique la marca y sepa transmitir el concepto. Aunque luego llega la aplastante realidad y el peso de la tarifa o colaboración. Pero en esencia: la actitud.

Laura Silva for 44STUDIO / Fotografía: Kristen Wicce

El sábado 29 contaréis con la presencia de la firma emergente Marlo Studio. ¿Nos puedes desvelar algún otro invitado?

Ah, no, no, no. Aún estoy consultando y cerrando diseñadores, sobre todo porque al estar tan próxima luego la MBFWM, va a ser complicado que puedan venir en persona. Pero si alguno lee esto y quiere participar, ¡por favor que me escriba!

¿Es necesario tener experiencia previa para apuntarse al campamento?

No es necesario, ya que abordaré también el tema de las escuelas de modelos y las colaboraciones reales. Pero si tienen experiencia, bienvenida es para compartirla y tratar las decepciones y alegrías que hayan podido experimentar. De hecho, tengo plazas ya reservadas de ex-alumnos que cuentan con algo de experiencia, pero que no quieren perderse vivir el campamento y todo lo que les puede llegar a ofrecer.

¿Cómo podemos inscribirnos al curso?

Muy sencillo. A través de mi web www.kristenwicce.com/model-camp, donde podéis encontrar diferentes maneras de contacto para la reserva.