fbpx

Hablamos con Baby Yors, y nos cuenta un poco más sobre él, y su nuevo tema “SUDDENLY”.

Hoy hablamos con Baby Yors, y nos cuenta un poco más sobre él, y su nuevo tema “SUDDENLY”.

“SUDDENLY” Es una balada de rock soñadora y melancólica cuyas letras hablan tanto de los problemas como de las epifanías de nuestros tiempos actuales, la canción fue escrita por Baby Yors y coproducido por Baby y su productor de toda la vida, Zenif.

Debido a las circunstancias de la pandemia y el refugio en el lugar, Baby tuvo que ser creativo con el desarrollo de imágenes de prensa para este lanzamiento, y después de recibir varias piezas de fan art, se asoció con aún más artistas que optaron por pintar / dibujar sus interpretaciones de Baby

Single cover photographed by Lanee Bird
-¿Nos cuentas un poco de ti?
Soy un Artista. Originalmente de Jujuy, una ciudad en el norte de Argentina. Creo sonidos, imágenes, movimiento y texto. Siempre buscando diferentes formas de expresión.
Vivo hace diez años en New York City.
-¿Cómo estás viviendo esta pandemia?
Como músico y escritor, me es muy normal estar aislado del mundo trabajando en proyectos. Lo veo como fases por las que paso , en las que primero estoy solo y escribo, armo y planto las semillas. Después armo equipos, filmamos, grabamos, producimos el material. Luego edito, armo, desarmo, y finalmente lo lanzo! Después viene la promoción, los shows, viajar, etc.
A veces hago un par de proyectos al mismo tiempo, así que simultáneamente estoy en varias etapas. A veces toman años, a veces meses, y a veces semanas!
Antes de la pandemia estaba listo para sacar nueva música, tocar en un par de festivales, grabar un album y filmar vídeos de música en Cuba y Miami.  Obviamente muchas de estas cosas se cancelaron, y las otras fueron postergadas… forzándome a volver a fase 1. Pero no con un solo proyecto… sino varios que tenia en el cajón.
En resumidas cuentas —¡Estoy en mi salsa! Me gusta demasiado estar aislado y a veces me preocupa que pueda costarme volver a mi vida normal.
Al mismo tiempo, se que no muchos están en mi situación. El golpe en la economía va a ser gigante y eso me tiene preocupado.
-¿En qué momento de tu vida decides iniciarte en la música?
Siempre fui una persona musical. Empecé cantando canciones de Elvis y Air Supply con mi papá en el auto. Me acuerdo que me anoté en el coro de la provincia cuando era muy chico y era soprano en ese entonces. Tomaba clases de guitarra también de chico.
-¿Qué tiene tu música que hace diferenciarte del resto?
No me gusta analizar mi música mucho. Yo creo que es algo intangible. Espero que mi vida entera y las locuras de ella se reflejen de alguna manera en el timbre de mi voz y las palabras que digo… los sentimientos que transmito. Porque al final del día el arte funciona si te hace sentir algo. ¡Sea lo que sea!
-¿Qué es para ti la música?
Para mí es un regalo del universo. Me hace ser más espiritual, y en estos días siento que es un poco mi religión. ¡Me hace creer! Creer en que hay algo más grande que yo que toma el poder cuando empiezo a sentir la música. Como electricidad a través de mi cuerpo.
Al principio aprendí a cantar y bailar con mucha técnica. Pero después me di cuenta que la técnica es la nada misma si se queda ahí. La magia pasa cuando se rompe la técnica. Todos esos años de formación te dan una cierta desenvoltura y confianza, pero deja lugar para que la musa hable por uno. A veces la gente se asusta con la magia, y a veces no saben qué hacer con ella… con lo nuevo, lo que no entienden. Ese es el tipo de música en la que me gusta vivir. Impredecible, trascendental, fresca, en constante movimiento y transformación.
-¿Cuales son tus sensaciones al publicar “SUDDENLY” ?
Siento que son un millón de sentimientos. Esta es una canción super especial para mí. Fue la primera canción que empecé a producir solo en la computadora, hace más o menos cuatro años. Pero no me sentía muy cómodo produciendo. Pensaba que sólo me gustaba porque yo la había creado. Pero después la empece a tocar en vivo… solo y con mi banda. Y se convirtió en una canción un poco más rockera. ¡Más que nada en el escenario! Dos años después de escribirla, mi amigo Quinn y yo nos encontrábamos haciendo música y tocamos ¨Suddenly¨. Ahí fue cuando compusimos juntos el final de la canción.
Intenté trabajar con varios productores para terminar la canción, pero terminé volviendo a mí versión original… esa producción que hice yo solo en mi computadora pero con un una banda de músicos tocando encima. Después la mezclamos con mi amigo y colaborador Zenif y acá está.
-¿Cómo ves a la gente de vuestra generación?
Creo que somos una especie de ratas de laboratorio, en el sentido que… algún día veremos qué pasa con nuestros cerebros y relaciones después de tanto estímulo y cambios tecnológicos tan rápidos. Somos los últimos que hemos vivido ambos mundos. Con y sin internet. Y quién sabe qué vamos a ver en el resto de nuestras vidas.
Así que creo qué estamos bastante bien… CONSIDERANDO. Pero de nuevo… todavía no sabemos los efectos. Así que posiblemente seamos las grandes víctimas de la historia. Los que crearon tantas cosas para mejorar sus vidas, que terminaron rompiéndose a ellos mismos. Quiero imaginar una utopia, y es difícil, pero sigo intentando.
-¿Qué consejo le darías a un artista que acaba de empezar?
Primero les diría que busquen independencia. Y que tomen tiempo para estar solos… leer mucho, hablar con gente mayor porque generalmente pueden enseñarte algo interesante acerca de la vida… algo que solo se aprende con experiencia y no de un libro. Curiosidad y preparación son esenciales. Hoy en día la información esta muy democratizada, así que no hay excusas. Un amigo científico me dijo una vez que los artistas pueden ser el puente entre la ciencia y la gente. Y leí una vez que podemos llegar a ser una conexión entre esta y otras dimensiones. No sé si es verdad, pero a veces el arte te muestra lugares que no sabías que existían.
-¿Otra profesión que te hubiese gustado tener?
Me gustaría haber sido un científico. Hoy en día mientras más me intereso y leo al respecto, mas me doy cuenta que es una profesión que requiere mucha intuición.
-¿Dónde te ves en unos años?
Tal vez en California. Voy seguido, pero nunca viví ahí… siempre quise, y por mas que New York es mi hogar, estoy listo para un cambio climático. Espero seguir viviendo con libertad y creando.

– ¿ Si tuvieses qué recomendar a 3 artistas, quiénes serían?

LP, Gustavo Pena (El Príncipe) and Mercedes Sosa.

Más sobre Baby Yors 

Un talento multi-guión con un estilo visual adornado para que coincida con su rango vocal distintivamente amplio, el nacido en Argentina Baby Yors ha estado causando una impresión en el paisaje creativo de Nueva York durante casi una década. El apasionado canto del bebé y el enfoque práctico de cada elemento de su visión creativa atrajeron la atención de miles de fanáticos en todo el mundo que siguen cada paso que da. Baby Yors también es miembro y defensor de la comunidad LGBTQ. Es el fundador de la organización SER O SER y ha trabajado con las Naciones Unidas para mejorar la disponibilidad de información que los jóvenes LGBTQ reciben en los países de habla hispana.
Anteriormente se asoció con marcas como Absolut Vodka para producir el visualmente sorprendente barroco de su canción “Gogo Girl”. En 2018, fue nombrado una de las personas LGBTQ más influyentes del año en el mundo por Out Magazine en su Out100 anual. También actuó en Vienna’s Life Ball, el mayor evento de caridad contra el VIH / SIDA en Europa, y ha viajado por todo el mundo, actuando y asociándose con marcas de moda y marcas de estilo de vida.

Sus videos autodirigidos, imágenes, música y espectáculos en vivo han ayudado a despertar un culto a la vez que han atraído a su trabajo una gran atención en la comunidad musical, lo que eventualmente condujo a funciones en numerosas publicaciones en línea e impresas.

Artista de herencia española, nativa americana, alemana, china y francesa, Baby posee una amplia visión de varios paisajes musicales y culturales, lo que le ha ayudado a mantener el dedo no solo en un cambio cultural de América del Norte, sino en uno extendiéndose por muchas partes del mundo. Su singular voz, que puede mutar de soprano arrullador a gruñido gutural en un solo verso, es solo otro reflejo de su versatilidad y su talento para romper las normas pop. Sus diversos antecedentes, innumerables influencias, talentos artísticos generalizados e incluso su evasión de las expectativas de género han contribuido a la imagen y el sonido de Baby Yors, un actor dinámico y una estrella del soul-pop-rock que desafía el género en ascenso. Y, sin embargo, esos elementos diversificados nunca distraen de una persona coherente (y potencialmente icónica): la de un hombre de teatro con talento clásico en una industria que lo necesita.