fbpx

Hablamos con el chef de Gastrotaberna el Temple

 

-Cuéntanos un poco del origen del restaurante. ¿Por qué decidiste abrir Gastrotaberna El Temple?
Digamos que fue por casualidad. Nos enteramos a través de un amigo, nos comentó que había un local disponible en Benidoleig. Al principio no nos parecía una opción muy interesante porque estaba en un pueblecito del interior, y aunque lo conocíamos, nosotros estábamos acostumbrados a vivir y trabajar en Denia. Pero bueno, pensamos que por ir a verlo no perdíamos nada. Quedamos con el dueño, cuando llegamos al local y vimos la ubicación… dijimos… “¿pero dónde está esto? “… Ojeamos el local, lo cierto es que nos sorprendió mucho, nos encantó, a partir de ahí, valoramos más las posibilidades. Barajamos qué tipo de oferta podríamos ofrecer, que no tenía nada que ver con la oferta gastronómica que ofrecemos ahora.

-Es un espacio donde, además, se hacen otro tipo de actividades (exposiciones y conciertos como el reciente Gastro Live Sessions) ¿Por qué mezclar la cocina con otros artes y no ser un  restaurante al uso?
Pensamos que sería interesante ofrecer otro tipo de actividades para dar a conocer y ayudar a algunos grupos o artistas, a la vez que nuestra oferta gastronómica, y la verdad que ha sido todo un éxito.

 

 

– Pero donde hay fusión, sobre todo, es entre los fogones. ¿De dónde viene la inquietud por mezclar la gastronomía local tradicional con otras de fuera?
Bueno, en esto de la cocina empecé como por obligación y después, poco a poco, me fue gustando cada vez más. Empecé haciendo hamburguesas y platos combinados en un local que regentaba en la playa de Denia, después continué con las pizzas y cocina italiana. Pero donde aprendí y encontré realmente mi vocación, fue durante mi estancia el El Restaurante Gastronómico Segària, del Hotel Marriot, allí me di cuenta del tipo de cocina que me gustaba.

-¿Cómo es el proceso para crear o inventar nuevos platos?
Pues ante todo inspiración e imaginación, probar y probar… hasta encontrar los ingredientes que se adaptan al plato o tapa.

-Qué es más importante… ¿viajar para tener una amplia cultura culinaria  e ideas o quedarse en la cocina para tener mucha técnica?  
Hombre, las dos cosas, lo ideal sería viajar para conocer la gastronomía de otros sitios o países, para después plasmarlo en tu cocina con tus ideas y gustos, pero para eso también necesitas técnica, que se aprende y perfecciona en la cocina.

 

-Cuéntanos algo (una receta, un ingrediente, lo que sea) que estés deseando intentar en tu cocina (y por qué)
No te puedo decir un ingrediente ni un plato en concreto, me gusta probar cosas. Pero muchas veces es complicado introducirlo en la carta del restaurante.

-Un referente al que seguir y en el que inspirarse (y por qué).
Te vas a reir… pero al principio veía muchos programas de Canal Cocina, y había un cocinero al que aún sigo la pista y al que de hecho, hice una tapa en su honor. Es Koldo Royo, me gustaba mucho, por su carácter campechano y su forma de explicar la cocina. Después, otro referente ha sido Sergi Arola, tuve la suerte de ir a su restaurante, La Broche, en Madrid.
Muchas otras veces la inspiración no te viene de ningún gran Chef, sino de cualquier plato, con cualquier detalle y lo más importante es adaptarlo a tu cocina.

-Un plato que no pueda faltar en tu carta (y por qué).
He hecho muchos platos desde que abrimos, pero el que más sorprende y el más aceptación tiene, es “Salmón con Frambuesa y Espinacas Frescas”.