‘Historias sin firmar’ Cap 5. Añejo.

Silver lo sabía.

“Manejamos tiempos distintos”.

Todos lo hacemos.

Somos historias que se cruzan en páginas,

Que en ocasiones persisten en capítulos,

Y que, de vez en cuando, dan para libros enteros.

Algunas están basadas en hechos reales,

Otras en sus propias ficciones…

Y unas pocas son prácticamente imposibles de definir.

Pero cada una es única e irrepetible.

Y desde luego, no seré yo quien se pare a juzgar.

No me interesa ese juego.

Sería como si hablases de este texto,

Sin el pretexto,

De haber conocido todos sus capítulos.

Al fin y al cabo,

No soy lo que parezco,

Ni muchísimo menos parezco lo que soy.

Estuve de cuerpo presente en muchos sitios,

Ausente de mí por un tiempo…

Buscando como un loco una sola razón a este sin sentido,

Algún motivo que se me hubiese ido,

O un simple porqué que me mantuviese prendido.

Pero entonces me dije

¿Y por qué no?

Tantas noches escribiendo,

Desnudando sin miedo el lienzo,

Letra tras letra,

Solo siendo.

Y aquí estoy,

En algún lugar

De alguna playa paradisíaca perdido.

Intentando ver lo que nadie más supo ver.

Evitando las luces,

Dejándome vencer por los detalles

De las cosas que caen de la  inercia.

Sin esperar nada de nadie.

Calculando menos,

Valorando más.

Aprendiendo a observar, escuchar…

Y en su caso hablar.

Porque si de algo va esta historia,

Es de disfrutar el viaje,

Amar la trama más que el desenlace,

Sin pertenencia alguna,

Tan solo algo de equipaje.

Recuerdos,

Experiencias,

Y algún que otro fernecito…

Eso sí, siempre siendo leal a uno mismo.

                                                                                                             

                                                                                                                                               En algún lugar.

                                                                                                        “En Algún lugar, Historias sin Firmar”