I’m obsessive and I love too hard. Thank U, Next, lo nuevo de Ariana Grande.

 

Tras el exitazo del single homónimo, y a menos de un año de su ahora penúltimo álbum, Ariana Grande vuelve con Thank U, Next, el album.

Desde noviembre de 2018, Internet está plagado de Ariana Grande. Protagonizando los memes que despedían el año, rompiendo records y obteniendo las posiciones más altas de todas las listas del mundo, pocos hay que no hayan oído hablar del éxito de Thank U, Next, tanto el single como el vídeo. Un hit de los grandes. No contenta con esto, Ariana sacó Imagine y 7 Rings, volviéndolo a petar con este último y anunciando su quinto álbum de estudio, Thank U, Next, que este 9 de febrero vio la luz.

Si hay una palabra que describa todo el trabajo de la cantante, es honestidad. Ariana se quita del todo, por fin, la careta de niña buena pop para pasar a ser una joven madura, clara y directa, que sabe de lo que habla y que no tiene pelos en la lengua.

Lo que se podía entrever en Sweetener (2018), su anterior álbum, Ariana lo explica aquí. Sexy y sensual, abre el disco en crescendo, yendo de la balada que recuerda a hip-hop Imagine, a Needy y NASA, temas sencillos y atrevidos, directos y maduros, que introducen el nuevo ingrediente cada vez más presente en sus canciones: el ego. Lo que caracteriza a todos esos raperos de los que Ariana admite inspirarse, lo que los hace ser como son y cantar lo que cantan, la americana lo toma y lo usa a su favor, admitiendo “you can go ahead and call me selfish / but after all this damage, I can’t help it” (adelante, puedes llamarme egoísta / pero después de todo este daño, no puedo evitarlo).

De la mano del ego de la nueva Ariana vienen también estas frases y ritmos cortantes, los que incluye tanto en temazos de diva como Break Up With Your Girlfriend, I’m Bored, canción con una letra tan presuntuosa e ingeniosa como su título, como en las baladas más sentimentales, lo cual le da una nueva e inesperada marca personal.

Sus letras rebosan sensualidad, pero también sensibilidad, con temas como Ghostin, In My Head, o el propio Thank U, Next, o con letras como “I’m obsessive and I love too hard” (soy obsesiva y amo demasiado fuerte) en Needy, en los que se abre en canal y nos deja ver lo que siente, pero nunca olvidándose del ego. Son baladas con las que es fácil sentirse identificada/o, incluso aunque hablen del dinero o la fama, algo clave para el triunfo y la repercusión de su nueva música.

En cuanto al sonido, Grande aparta un poco de sus canciones su tremenda voz, pasándose a un estilo más hablado y rapeado que cantado, pero aún así incluyendo algunos de esos agudos únicos a los que nos tiene acostumbrados. También hace uso de bastantes instrumentos acústicos como cuerdas o trompetas, usándolos en forma de punto de unión entre la parte más pop y la parte más hip-hop del álbum. Además, muchas de canciones en el álbum incluyen samples de grabaciones habladas, que van de Shangela (RuPaul) en Nasa hasta su abuela Marjorie Grande en Bloodline.

Ariana Grande, hace unos años, era una chica nickelodeon con una voz extraordinaria y una tendencia quizás demasiado comercial. Con Thank U, Next, nos demuestra que esa antigua cantante hace tiempo que nos dejó. Una nueva y mejorada Ariana Grande, influenciada por el hip-hop y el rap americanos y con un par de capas más de ego, se abre paso en la industria de la música, de la que cada vez sujeta más peso, con una obra de calidad que no deja indiferente

 Pics by Alfredo Flores (@AlfredoFlores)