fbpx

Julia Rrai “Pinto para jugar y meditar. Casi todos mis cuadros son “horror vacui” y caras”

Julia Rrai, 1994. Estudié diseño de producto en la Escuela Superior de Diseño de Madrid (ESD Madrid) y Management de Marketing Digital en el Istituto Europeo de Diseño (IED). He trabajado en agencias como Agencia Pepa, Ogilvy o Brandelicious. A principios de marzo de este año decidí emprender mi propio camino para gestionar las redes sociales de una importante cadena de hoteles. Dos semanas después se declara Estado de Alarma en España y los primeros afectados fueron los hoteles, y con ellos yo. En vez de frustrarme y agobiarme decidí tomarme todo esto con filosofía y empecé a retomar la pintura, el dibujo, el storytelling o comenzar un negocio, proyectos y temas que siempre me habían gustado y para los que nunca tenía tiempo o me faltaba energía. Ahora estoy vendiendo cuadros y empezando una marca de camisetas junto con mi “sosio” Dani.

¿Nos cuentas un poco de ti?
En mi yo virtual me gusta ser llamada Julia Rrai, siempre me ha gustado la idea de tener un seudónimo. Estudié Diseño de Producto, pero nunca me he dedicado profesionalmente a ello. Durante la carrera me enamoré del mundo de la comunicación, y desde que terminé, ese ha sido mi principal trabajo.

¿Qué es para ti el arte?
Para mí el arte es expresión y libertad, una manera de abstraerse de la realidad y que te haga soñar.

¿Qué te inspira en tu día a día?
La gente, mirar las acciones más monótonas como si fuesen nuevas.

¿Cómo ves a la gente de vuestra generación?
Adolescentes perpetuos, en nuestros trabajos pagan miserias o nuestras vidas son muy caras, o las dos cosas. Esto hace que vivamos el día a día y parezca que nos despreocupamos de tener una vida “adulta”, pero es que simplemente es que no podemos tenerla. Sin embargo, todo esto hace que nos centremos más por nosotros y por las cosas que realmente queremos hacer, sin tener ataduras.

¿Qué consejo le darías a un artista que acaba de empezar?
Creo que no sería la persona adecuada para dar consejos, pero hay una frase de una película de Woodie Allen que me gusta y que últimamente intento recordarme “El talento es suerte. Creo que lo importante en la vida es la valentía.”

¿Otra profesión que te hubiese gustado tener?
Tengo 25 años y he pasado por un montón de experiencias, tanto vitales como profesiones, y de alguna manera he conseguido aquello que he querido, pero lo cierto es que aún me quedan muchos años (o eso espero), y me veo un poco como Homer Simpson, teniendo mil profesiones diferentes y no atándome a ninguna. Me falta una central nuclear que me dé esa seguridad de tener siempre un trabajo que me dé dinero.

Podríamos decir que he ido donde la vida me ha llevado, y me he adaptado bien.

¿Podrías contarnos una anécdota curiosa de tu trabajo?
Fui la Community Manager de una marca de cervezas que todo el mundo conoce y actualmente soy su máxima defensora, pero jamás la he probado. Soy celiaca y nunca he probado la cerveza, pero métete con esa marca y te crujo.

¿Dónde te ves en unos años?
Ojalá lo supiese. Soñar es gratis, así que viviendo en Ibiza, pintando mucho y gestionando mi marca de camisetas que se llama The Porvenir House.

¿Si tuvieses qué recomendar a 3 artistas, quiénes serían?
La Flavax, Julian Llouve y Matías Sánchez Martín.

Si te ha gustado esta entrevista, quizá te interese Las 10 zapas Converse baratas por menos de 40 pavos que necesitas en tu vida