fbpx

Killing Weekend: “Hay que disfrutar más de las colecciones, aprender a darles valor”

Arte, diseño y tecnología. Alba Martínez y Xavier Martínez emprendieron Killing Weekend en 2014, tomando estas tres premisas como punto de partida. De forma espontánea e inesperada, el tándem creativo sintió la necesidad de dar vida a las reflexiones surgidas durante un viaje a India. Después de meses recorriendo el mundo tratando de dar sentido a su vida, y tras haber sido testigos de situaciones inconcebibles en la sociedad occidental, apostaron por crear un proyecto propio en el que volcar su experiencia.

En la camiseta encontraron una herramienta efectiva para transmitir su filosofía; una superficie sobre la que poder dejar constancia de frases cargadas de significado, o imprimir fotografías tomadas en su viaje. Pero lejos de restringirse a la confección de una prenda, Killing Weekend siguió creciendo. Siempre de forma orgánica y natural. ‘Sin pausa pero sin prisa’.

‘Climb’ / Killing Weekend

En 2015 inauguraron su primera tienda en Manresa (Barcelona), tierra natal de ambos creadores, y en 2018 debutaron en la 080 Barcelona Fashion. Desde entonces, la marca catalana ha presentado tres colecciones sobre la más reconocida pasarela catalana. Más allá de la estética urbana y sus reconocibles estampados (bajo los que se esconden experiencias personales y capítulos autobiográficos), lo más atractivo de Killing Weekend es su forma de entender la moda. Erradicación de las fronteras del género, producción responsable a favor del comercio local, una firme apuesta por el consumo consciente y moderado…

Hablamos con Alba y Xavier para conocer más acerca de su filosofía de marca, el concepto sobre el que se sustenta su negocio y la evolución de la firma en los últimos seis años.

‘MORE THAN A FASHION BRAND’. Este contundente lema rige vuestra filosofía de negocio, tal y como reconocéis en vuestro manifiesto. ¿Qué concepto se esconde tras Killing Weekend?

Cuando fundamos Killing Weekend, nuestro objetivo era comunicar cómo nos sentíamos a través de un lienzo en blanco; un lienzo que en un primer momento fueron camisetas. Hemos ido evolucionando y cada decisión que hemos tomado como empresa y como marca está basada en una serie de valores, que en su conjunto forman el ADN de la firma. Nuestro proyecto es una marca de diseño de moda creativa y consciente. Siempre trabajamos para aportar al consumidor y a nuestra comunidad un producto diseñado responsablemente.

‘Origin’ / Killing Weekend

Sois uno de los pocos dúos creativos en activo en la moda nacional de hoy día. ¿Cómo os conocisteis?

Xavier: Nos conocimos en 201 trabajando en la misma empresa. Alba era maestra y yo diseñador gráfico. Estábamos en un momento de nuestras vidas en el que sentíamos un vacío existencial. Teníamos un trabajo, un piso, un coche, estábamos bien… pero nos faltaba alguna cosa. Según nos fuimos conociendo acabamos siendo pareja y decidimos dejarlo todo: el trabajo, los coches… Y compramos 2 billetes a la India. Durante un año, recorrimos India, Tailandia, Nepal… A partir de este viaje, llenamos ese vacío existencial con experiencias, buenas y malas. Llegó un punto en el que decidimos intentar comunicar lo que habáimos vivido, y escogimos la camiseta como herramienta para transmitir nuestras reflexiones.

Alba: La primera colección que hicimos se basaba en camisetas con fotografías estampadas de nuestro viaje y frases aspiracionales. Y desde ese momento, ha continuado su evolución.

Por lo que comentáis, el viaje a India supuso un punto de inflexión en vuestra carrera profesional, pero también en vuestra vida. ¿Habíais valorado anteriormente la posibilidad de emprender un proyecto propio?

La verdad es que todo surgió a raíz del viaje. Nos fuimos con el objetivo de averiguar qué era lo que no funcionaba en nuestras vidas, y gracias a la experiencia, a viajar solo con un billete de ida y no saber ni dónde íbamos a dormir, nos dimos cuenta de que la vida que llevábamos no nos llevaba a ningún sitio. Esto hizo que nuestro día a día fuese muy reflexivo, porque veíamos un país donde la gente, por desgracia, no goza de la misma calidad de vida que nosotros.

Estas personas nunca han tenido los lujos de los que podemos disfrutar nosotros cada día, como abrir un grifo y que salga agua, o abrir la nevera y tener comida. Nuestra forma de ver la vida cambió radicalmente y sentíamos que teníamos que comunicar este mensaje. ¿Y qué mejor que hacerlo a través de la moda, que es algo que llevamos a diario? Tu manera de vestir transmite cómo eres.

‘Origin’ / Killing Weekend

Killing Weekend’. El nombre de vuestro proyecto aúna un concepto tan trágico como es la muerte con algo tan placentero como el fin de semana.

Killing Weekend nace de la idea de ‘matar el fin de semana’. Trabajamos sin parar de lunes a viernes para llegar al fin de semana y darlo todo. Pero realmente deberíamos vivir todos y cada uno de los días. No tendríamos que trabajar tan duro en algo que no nos gusta para poder disfrutar únicamente de dos días. Es la reflexión que hay detrás de la marca: ‘Podemos vivir más sencillo y disfrutar más’

¿Podríamos concluir que, además de una marca de ropa, Killing Weekend engloba una forma de entender la vida?

Sí. De hecho, nos introdujimos en el mundo de la moda porque conocimos a Axel, quien tenía un proyecto con un chico indio, en cuyo taller se pagaba un salario digno a personas que eran de casta muy baja. También ofrecían trabajo a mujeres viudas; un colectivo que en India tiende a quedar apartado de la sociedad, dependiendo de en qué zonas.

Entonces decidimos aportar nuestro granito de arena a este proyecto, y fue cuando hicimos una serie de camisetas estampadas con nuestras fotografías y con nuestras frases reflexivas recogiendo todo lo que habíamos aprendido en el viaje. En definitiva, Killing nació a raíz de nuestra intención de comunicar nuestras reflexiones a las personas que conocíamos. Que nos compraran una camiseta y la llevaran a diario.

‘Zero Year’ / Killing Weekend

Fundáis la marca en 2014, y la entrada en el 2016 coincide con la inauguración de vuestra primera tienda. ¿Cómo recordáis los comienzos del proyecto?

Los primeros dos años fue más bien un hobby. Vendíamos en verano, nos íbamos a India a pasar el invierno… El proceso fue bastante natural. Al principio vendíamos e íbamos viendo cómo reaccionaba la gente, y en 2016 decidimos qué era lo siguiente que queríamos hacer. Vinimos a vivir a Manresa, nuestra ciudad y nuestro pueblo, y buscamos una tienda física.

Compartíamos oficina con unos amigos y cada vez venía más gente a comprar nuestras prendas. No era fácil compartir despacho y atender a la gente que venía presencialmente; entonces decidimos buscar una tienda, que nos saliese económica pero que estuviese a pie de calle.

El proceso se ha ido desarrollando de forma orgánica, sin responder a una estrategia previamente definida…

Exactamente. El hecho de encontrar un local en el barrio antiguo de Manresa hizo que nos acabásemos comprando un piso aquí. Killing está arraigado al comercio local y de barrio.

Además, dirigís el movimiento ‘L’Antic’; una iniciativa que nace con la voluntad de dinamizar la actividad social, comercial y cultural del núcleo antiguo de Manresa. ¿Cómo se desarrolla este movimiento a favor del comercio local?

Abriendo un negocio en el barrio pretendíamos recuperar parte de la vida que había perdido la zona. Nuestros bisabuelos vivían aquí, y según fue creciendo, las siguientes generaciones se mudaron a otras áreas, Este barrio quedó muy degradado, después de haber sido el centro cultural y de haber acogido el ayuntamiento.

Decidimos arriesgarnos porque los locales eran mucho más económicos, pero también porque creíamos que era importante que los jóvenes devolviésemos la vida a esta zona. Fundamos el movimiento ‘L’Antic’  junto a otras personas que también apostaban por la revitalización de las jóvenes generaciones, presentamos el proyecto y buscamos gente para que se sumara. Ahora incluso hacemos un festival, ‘FABA’.

‘Origin’ / Killing Weekend

Barcelona, vuestra tierra natal, también está muy presente en las colecciones. Habéis llegado a diseñar un estampado inspirado en la montaña de Montserrat.

Sí. Nuestra última colección, ‘Climb’, se inspira en el mundo de la escalada. En cada propuesta, intentamos transmitir de dónde venimos a través del diseño local; es uno de nuestros valores. Hay un código, el 08240, que se repite bastante en diferentes piezas de nuestras propuestas. Es el código postal original de Manresa, un guiño a nuestra ciudad. Montserrat es un símbolo de Cataluña central, lo tenemos cerca, y es una montaña que también se escala. Combinamos el tema de la colección con en diseño local y el valor de marca.

‘Climb’ es la tercera colección que presentáis ¿Qué nos podéis contar acerca de vuestras dos anteriores propuestas?

‘Climb’ es nuestra tercera colección. La primera propuesta se llamaba ‘Origin’, y a través de ella queríamos explicar cómo se inició la marca sirviéndonos de las fotografías de India a modo de estampados. En nuestra segunda colección, ‘Zero Year’, queríamos explicar los problemas que tiene una marca cuando está empezando, recurriendo de nuevo a los estampados. Prints de dólar, dibujos que recreaban laberintos… Todas las prendas y el diseño gráfico buscan transmitir nuestra historia y la de la marca.

El mensaje de Climb es que, como cualquier escalador, te marcas un objetivo y poco a poco te agarras a la roca e intentas avanzar. O al menos lo intentas.

‘Climb’ / Killing Weekend

Las colecciones siguen un hilo conductor, una tras otra, configurando un relato secuencial único.

Efectivamente, es capítulo tras capítulo.

Debutasteis en la 080 de Barcelona con vuestra primera colección ‘Origin’ a mediados de 2018. Cuatro años después de haber fundado la marca ¿Por qué decidisteis subir vuestras prendas a la pasarela?

Queríamos llegar a más gente. Teníamos dudas, era un reto personal. Creemos que tener una marca distinta en 080 puede aportar una nueva visión a la moda. Nuestro objetivo no es sacar muchas prendas de cada diseño, sino intentar educar al consumidor; intentar cambiar la vorágine de consumo de la sociedad y volver un poco a lo de antes, al consumo de barrio. Tal vez solo necesitemos tener una camiseta, pero eso en las pasarelas muchas veces no se ve, nos quedamos únicamente con el glamour. Hay mucha gente joven que sigue estas pasarelas, y estaría bien que recibiesen este mensaje.

Si os remontáis a 2014, año en el que decidís emprender el proyecto. ¿Qué cambios advertís en vuestra forma de entender la moda?

Hemos evolucionado como marca y como personas. Killing Weekend quiere analizar, investigar, debatir y evolucionar. Hay muchos valores que tenemos ahora que en 2014 no teníamos. Vamos evolucionando de orgánica y natural.

Creemos que la tecnología debe estar presente en la moda es el futuro. Esto en 2014 no nos lo plateábamos y ahora sí estamos convencidos. Materiales reutilizados, reciclados… Siempre hemos apostado por no tener stock y no sobreproducir, y a ahora queremos evolucionar en materiales y en transparencia, en decir la verdad.

‘Zero Year’ / Killing Weekend

La tecnología es uno de vuestros pilares fundamentales, al igual que el diseño y el arte. ¿Qué técnicas tecnológicas estáis trabajando?

Estamos experimentando en impresión 3D, y queremos incorporar un código QR a cada una de las prendas de nuestra próxima colección, ‘Identity’. Este código, una vez escaneado, pondrá a tu disposición nuestra máxima transparencia posible. Podrás saber el precio, la composición de los tejidos, la explicación del estampado, quién ha hecho al confección, las unidades que hemos hecho de esa prenda… Incluso incluirá videos con los que ver cómo se ha creado esa pieza. Ya hemos hecho unas pruebas con etiquetas tejidas y funciona. Intentaremos adoptarlo en la colección del año que viene.

¿Todas las personas con las que trabáis son de Barcelona: fabricantes, proveedores, distribuidores…?

El 95% trabajamos en Igualada, Mataró, Barcelona y Manresa. Los calcetines se trabajan en Valencia y la impresión 3D en País Vasco. Hay algún tejido que compramos en Mataró y que proviene de una empresa holandesa.

¿Cómo os distribuís las funciones entre vosotros durante el proceso creativo y productivo?

Xavier: Las decisiones las tomamos los dos. Juntos elaboramos la colección, pero en el día a día nos dividimos las funciones. Alba es la responsable del taller: busca tejidos, hace los patrones, dibuja las ideas de cada look, etc. Yo me encargo más de la comunicación y redes sociales, y del diseño gráfico y los estampados. Cuando diseño un estampado se lo enseño y tomamos la decisión en común.

‘Climb’ / Killing Weekend

Además de contar con una tienda física en el Barri Antic de Manresa, tenéis un e-commerce incorporado a vuestra página web. ¿Cómo aprovecháis ambas plataformas y que uso le dais  cada una de ellas?

El 85% de las ventas provienen de nuestra tienda física. El e-commerce es muy complicado. Somos una marca poco conocida, sin talla, sin sexo… y a la gente le cuesta bastante. Hacemos venta online, pero mayoritariamente a través de Instagram. Colgamos fotos y nos preguntan por las medidas o las tallas. La ropa, salvo que sea muy económica o provenga de una marca muy conocida, aún cuesta venderla online.

En la tienda física, intentamos crear una experiencia: les aconsejamos, les enseñamos las ediciones limitadas, les ofrecemos un café… Incluso les hacemos una pequeña rutia por la oficina, el atelier y el showroom.

Habéis comentado que las redes sociales suponen una plataforma importante en vuestro negocio. ¿De qué forma aprovecháis las ventajas que ofrecen? ¿Qué tipo de contenido compartís?

Intentamos comunicar varios temas a través de Instagram. Los más importantes son los valores de nuestra marca y nuestra vida, la vida ‘Killing’: lo que hacemos, cómo lo confeccionamos… y que la gente lo sepa a través de stories, directos y del propio feed. Ahora estamos viendo que la gente quiere saber más. Nos tendremos que adaptar y las redes sociales serán aún más importantes.

‘Climb’ / Killing Weekend

¿Es vuestra marca completamente ‘unisex’?

Es una marca sin género. No hacemos ropa para hombre o mujer, sino para personas. Puede parecer un tópico, pero es la verdad. Si te gusta y estás cómodo con la prenda, está hecha para ti.

Tampoco utilizáis pieles animales, ¿verdad?

Así es. Creemos que no hace falta que un animal sufra para poder vestir. No utilizamos nada que provenga de animales. Ni plumas, ni piel, ni lana…

Para acabar, ¿qué nos podéis adelantar acerca de vuestros próximos proyectos?

Nuestra intención es hacer una colección anual. Habrá 4 capsulas anuales y todo el año se estructurará en torno a la misma temática, como hemos hecho con ‘Climb’. Desfilamos el verano pasado y este febrero decidimos no hacerlo. Hicimos un parón porque no creíamos que presentar 2 colecciones anuales no se correspondía con nuestros valores.

Si no queremos una vorágine de consumo, no tiene sentido sacar colección cada seis meses. ‘Identity’, nuestra próxima colección, saldrá en febrero. Tenemos que valorar si presentamos en pasarela o hacemos algún evento, pero la intención es esa. Queremos disfrutar más de las colecciones y darles valor. Son muchas horas de trabajo y esfuerzo, y queremos darle libertad a la propuesta para que evolucione.