fbpx

La #KluidhouseBCN de este viernes tiene el orgullo de contar con Guadalupe Cáceres

¿Nos cuentas un poco de ti para conocerte más?
Mi nombre es Guadalupe Cáceres, soy argentina y tengo casi 24 años. Desde pequeña siempre estuve conectada con la pintura y las artes. Al pasar el tiempo me enfoqué en mis estudios y en mi carrera de arquitectura por algunos años, pero en mi último semestre de universidad volví a incursionarme en el arte abstracto de manera independiente tomando clases con varios profesores en mi ciudad y experimentando distintas técnicas y estilos. Luego, el año pasado, decidí mudarme a Barcelona para continuar con mis estudios y seguir formándome y desarrollando el arte aquí.

Mi trabajo es una continua reflexión entre el contraste de mis colores y las formas. Mi objetivo como artista es que la gente sienta mi obra como explosiones de felicidad. Por eso, lo hago de manera improvisada usando colores que visualizo cada día dependiendo de los acontecimientos cotidianos.

 

¿En qué momento de tu vida decides enfocar tu vida en el arte?
Empecé cuando me di cuenta que con mi trabajo como arquitecta estaba demasiado inmersa en una rutina monótona y no explotaba al cien por ciento mi lado artístico. Ahí fue cuando retomé clases y empecé a crear y, poco a poco, vender. Me di cuenta que la arquitectura no era lo mío y que quería centrarme en el arte. Actualmente estoy también estudiando en una escuela de Creatividad y formándome en el arte digital.

Cuéntanos acerca de tu proceso de creatividad
Como artista suelo trabajar con recortes, textura y sobre todo revistas combinándolas con acrílico, lápiz, pasteles. Mi abstracción es una combinación entre energía espontánea y moderación cuidadosa. Generalmente me gusta pintar y crear sola, en mi mundo. Y con música obvio, la música también determina mucho como van a ser mis pinturas. Al ser abstracto y espontáneo la música siempre condiciona. 

Si tuvieras que elegir otra profesión, que te hubiese gustado hacer?
Me hubiera gustado dedicarme al diseño gráfico y la dirección de arte, pero aún estoy a tiempo! En la escuela donde estoy estudiando ahora, estoy metiéndome de a poco en el mundo de diseño gráfico, publicidad y creatividad en general. De todas formas creo que, aunque no quiera dedicarme a la arquitectura, esta carrera me aportó muchas cosas a la hora de buscar mi camino en el arte. Composiciones, colores, diseño y estética por ejemplo. Gran parte de lo que creo se lo debo a la arquitectura.

¿Dónde te ves en unos años?
Me gustaría que la gente reconozca mis obras en muchas ciudades del mundo. Mi intención es que la felicidad que yo intento transmitir en mis pinturas pueda llegar a la mayor cantidad de gente posible. También me imagino seguir experimentando con distintas técnicas desde arte digital, collages y hasta otras técnicas de pintura.

Kluid va de artistas así que recomiéndanos 3 artistas para ver en las siguientes #Kluidhouse:
Ambos fotógrafos! 😍

@diegoezia

@albarobbins