La artista Nadia Lee Cohen se da un baño kitsch en Málaga

La Térmica acoge Not a retrospective, la primera gran exposición individual hasta la fecha de la fotógrafa británica Nadia Lee Cohen. Comisariada por Mario Martín Pareja, presenta más de cincuenta imágenes y varias piezas audiovisuales.

A sus 28 años, Nadia Lee Cohen entiende la perfección bajo un prisma diferente. Aclamada por la crítica internacional, su trabajo puede recordarnos al de David Lynch, a quien le une esa pasión por el cine, la obsesión por la América profunda, por las texturas y sus clichés, y nadie mejor que ellos para recrear atmósferas surrealistas e inquietantes, convirtiendo en algo único, creativo e insospechado todo lo que pasa por sus manos.

Esta joven cineasta y artista de autorretrato que se mudó a Los Ángeles en busca del sueño americano, ha sido Premio de Fotografía Taylor Wessing y ha cautivado a la National Portrait Gallery de Londres.

La mirada surrealista que invade sus historias recoge múltiples caras de la sociedad, tomando referentes del cine británico y americano de los años 50, 60 y 70, con la ironía y el humor siempre por bandera. Su obra hace un guiño evidente a la estética pop, colocando al personaje femenino –mujeres reales, seguras, sensuales, cómodas en su hogar, alejadas de la belleza convencional y orgullosas de sus imperfecciones– en el centro escénico.

Sus imágenes atemporales rozan el límite entre la fantasía y la realidad y pueden llegar a desconcertar al espectador, pero esa estética kitsch y transgresiva, los rótulos, la comida basura, el inconformismo y los colores saturados permanecen en la retina.

Hasta el 12 de mayo tienes tiempo para darte un paseíto por la bella Málaga y hacer una visita a Nadia.

La Térmica Málaga