La Causa Galería presenta HERIDA INTERNET, la última exposición en solitario de GVIIIE.

La Causa Galería presenta HERIDA INTERNET, título de la última exposición en solitario del artista Guillermo López (Madrid, 1989), más conocido como GVIIIE. Se trata de la segunda exposición del creador y muralista madrileño en nuestro espacio, que en septiembre de 2018 exhibía un conjunto de pañuelos impresos en semi-seda. Para HERIDA INTERNET, Gviiie crea una serie de pinturas originales que, en sus palabras, surge como “una continuación natural a la sanación”. Un trabajo plástico sensible y matérico.

La muestra forma parte de la programación de HYBRID Festivalla celebración anual conjunta de los espacios de arte alternativos de Madrid, que en su 4ª edición reúne las propuestas artísticas de más de 30 espacios entre el 13 y el 28 de septiembre.

Para su segunda exposición en nuestro espacio, el artista madrileño GVIIIE presenta una serie de acrílicos sobre tabla que toman como único modelo una selección de rostros humanos que ha ido capturando a lo largo de los últimos meses .primero en foto, después en boceto- en la ciudad de Madrid, pero también en Lituania y Alemania, para ejecutar una reinterpretación pictural de los mismos. Así, las áreas más oscuras de la cara definidas por las facciones de los diversos modelos otorgan al artista la oportunidad de trabajar con mimo las texturas creadas por las distintas tonalidades de negros, marrones y morados. En función del modelo, esas gradaciones de color varían de manera sorprendente pero familiar, y recuerdan la importancia de la figura del artista como aquel que observa para después representar lo que recoge con la mirada con certeza y singularidad.

Por otro lado, HERIDA INTERNET manifiesta la voluntad de GVIIIE por plasmar con acrílicos la nitidez de la imagen se explica en gran parte por la influencia de sus experiencias profesionales en el sector de la producción audiovisual. Una influencia que ya se percibía en ‘Naturalezas Vivas’ y que en esta segunda exposición se define mucho más: la estructura plástica de sus pinturas revela, sobre todo, la búsqueda de la imagen ideal, que se encuentra en ese espacio intermedio en el que se mueven los creadores y que no pertenece ni a lo real ni a lo virtual