LESTUPENDA + VIDMAR x KLUID

Ey Kluiders! ¿¿Nos echamos unas cerves?? Nosotros os recomendamos L’Estupenda. Una cerveza creada por amigos para pasar buenos momentos… Enjoy it!

 

-¿Nos contáis un poco de vosotros? De dónde surge la idea de hacer de la gastronomía un estilo de vida.

 

L’Estupenda es un proyecto que surge de una afición compartida por varios amiguetes: la cerveza. Todo empezó en mi casa, en un molino que rehabilitamos con la idea de hacer cerveza. Hacíamos unos 80 litros cada vez -que puede parecer mucho para unos cerveceros caseros-  y se quedaban en nada cuando repartíamos entre los 6 que éramos…  La cosa es que algunos nos emocionamos tanto, que decidimos intentar ganarnos la vida con ello. De allí surgieron tres proyectos: Senglaris, un proyecto nómada y con espíritu muy cervecero; L’Estupenda, que trabaja únicamente con ingredientes ecológicos y tiene vocación gastronómica; y nuestro nuevo proyecto, El Brètol, que aúna cosas de los otras dos marcas y es la más gamberrilla de la tres. Menos dos cervezas de Senglaris, el resto las hacemos todas en el pequeño obrador que tenemos en Sant Cugat del Vallés.

 

 

-¿Porqué este modelo de negocio? 

 

Hasta hace relativamente poco para el 99,9% de la población la cerveza era como un refresco (bien fresquita, por favor…). No fué hasta que empezaron a llegar las cervezas de importación que la gente empezó a entender que la cerveza podía ser mucho más. Pero con la llegada de las artesanales el abanico se está abriendo mucho más. Muchos empiezan ya a considerar la cerveza como un producto con un alto valor gastronómico. Cuando optamos por este negocio, lo hicimos porque queríamos formar parte de este movimiento y ayudar en todo este proceso de dignificación de un producto que durante mucho tiempo no ha se ha tratado como se merece.

 

 

-Cada día vemos más el concepto de foodtrack ¿Qué opinión os merece? ¿Cómo veis el hecho de salir a la calle , en este caso a un festival de arte como es el VIDMAR y alimentar a la gente saliendo un poco del tópico de ir a un restaurante o de la comida de “sobaquillo”.

 

Nos parece genial. El foodtrack (beertruck en nuestro caso) es una gran manera de acercar nuestros productos a un montón de gente que seguramente no los conocería de otra manera. A parte de eso, en nuestro caso, da visibilidad a la marca y  funciona muy bien como promo a nivel local.

 

 

-¿Como veis la evolución de vuestra producto y donde os gustaría estar en el futuro en el sector de la gastronomía?

 

Nuestra idea es intentar siempre mejorar el producto. Si ahora pudieramos probar una de las primeras cervezas que sacamos, estoy seguro de que notaríamos muchísimas diferencias. Ojalá esa evolución en positivo nos lleve a muchos sitios en los que nunca hemos estado, nos ayude a aprender mucho más y hagamos disfrutar a más gente.

 

 

-Y para acabar, como sabrás en Kluid hablamos de música, moda, ilustración y como no de gastronomía .. nos recomendarías uno de cada? 

 

Adoro la comida casera y os diré dos sitios en BCN que no defraudan nunca: el bar Azul, en la calle Entença y el Bar Casi, en Gracia. Con la ropa soy bastante de combinar básicos y prendas compradas en tiendas de ropa usada. No me fijo mucho en la firma, si me gusta y entra en presupuesto, simplemente lo compro. Sobre música soy claríssimamente hijo de los 90’s (grunge, electrónica, hardcore) y de cosa actual escucho mucha música de la escena local barcelonesa. ZA! y L’Hereu Escampa serían mis recomendaciones del momento. Ilustradores hay muchos que me gustan y ahora con Instagram es fácil ir conociendo más: Sergio MoraMagozFlavita BananaJoan CornellàMarta CerdàAina Bestard, Miguel Noguera…