Llega Voice Search: conoce en qué festival toca tu grupo favorito o reserva una entrada last minute

Nunca nadie dijo eso de Usted está siendo escuchado.

Pide por esa boquita. Queramos o no, tenemos que acostumbrarnos a que la tecnología se agiganta a cada paso.

Los drones han dado paso a lo más de lo más en el mercado, la quinta generación de conectividad móvil (5G), pero nadie habla de las múltiples posibilidades que ofrece la Voice Search o las búsquedas por voz, la nueva tendencia que es mucho más que hablar a una máquina o gritar a tu iPhone.

Sabemos que el 50% de los pre-teen de USA (menores de 14 años) recurren únicamente a las búsquedas por voz. Adiós, teclado maravilloso. ¿Pero cómo es la forma de consumir de los españoles? Está caro que hablamos (por los codos) más que leemos y escribimos, entonces ¿por qué no deberíamos adaptarnos y subirnos al carro de esta tecnología?

“La tendencia apunta a la voz”, nos dice Juanma Arenosa, profesor y responsable de marketing de adquisición de la agencia y escuela de marketing digital Excuse Me Captain. Junto a él, acabamos de consultar cuándo toca Liam Gallagher en España y nos hemos comprado una entrada (por voz) para la primera jornada del festival BBK.

Cada vez más en España se hace uso de asistentes virtuales inteligentes y dispositivos domésticos para conseguir respuestas a preguntas básicas. Todos tenemos presentes a Alexa y a su hermana mayor Siri, pero aparte de volverlas locas, muchas veces resultan escasas para nuestras peticiones.

La Voice Search, ese inofensivo asistente virtual, se empezará a aplicar a cualquier ámbito, tanto de ocio como profesional, y nos ayudará a gestionar tareas sencillas, a organizar la agenda o a ponernos alertas. Los contenidos de las páginas webs se tendrán que adaptar a la forma en la que hablamos (toma nota si estás empezando con la tuya), pero también a la forma en la que consumimos. “Quiero sacar una entrada”.

La pregunta es si podremos usarlo sin tener acceso a Internet o si entenderá nuestro perfecto bable o gallego.

¿Listo para sobrevivir sin el teclado? Que no se alarmen los músicos, por ahora nos referimos al de nuestro móvil/ordenador.