Lucía Alonso”Soy una mezcla entre tímida, colorida, dulce, fuerte,insegura, atrevida”

¿Quién es Lucía Alonso?- y cuéntanos como empiezas en la fotografia.

Me llamo Lucía Alonso Herranz. Soy actriz y fotógrafa. Soy una mezcla entre tímida, colorida, dulce, fuerte, insegura, atrevida, observadora, empática, bastante torpe y cabezota.

Mi forma de empezar en la fotografía para mí fue realmente cuando de pequeña pintaba. Me vino por mi padre, así crecí entre colores, luces, proporciones, cuartos desordenados con cacharros de todo tipo y la paz de concentrarme en la pintura. Después, al crecer, no era capaz nunca de terminar ningún cuadro, ya quería el siguiente. Fue entonces cuando descubrí la fotografía, para mí es más inmediata e intuitiva y aunque es diferente, tiene mucho que ver. Además con ella puedes conectar con otras personas.

¿Qué te inspira en tu día a día?

En mi día a día me inspiran muchas cosas, las luces y colores en el cielo, gestos de la gente, palabras y frases y qué significan, bailar, luchas y preguntas internas que tengo, el feminismo, el amor, las formas de los cuerpos, escribir, y muchas veces imágenes y fotos de otras personas artistas a las que sigo su trabajo. Todo para mí forma parte de lo mismo y hace que construya un camino hacia el que dirigirme.

 -¿Cuál seria tu shoot perfecto?

El shot perfecto? La verdad es que no lo sé. Supongo que una persona o varias con las que tenga mucha confianza o compenetración y con las que poder jugar, de belleza poco común, en algún lugar impactante, variante y desconocido, con mucho tiempo por delante y muchos elementos para probar.

-¿Cuáles son tus referentes a nivel nacional?

Mis referencias a nivel nacional en la fotografía son: David Sagasta Mora, Leila Amat Ortega, Olatz Vazquez, Donna Salama, Gosia Janik y Fernando Ocaña, Mara Saiz, Dara Scully, Ges Rules, Lalo Venenoso, Ginebra Siddal, Desajuste, Martina Hache. Seguro me estoy dejando muchas pero estas son algunas de las personas que me vienen a la cabeza y que han sido cercanas o importantes para mí, de las que he aprendido mucho aunque no tengan tanto que ver conmigo, pero la verdad es que tengo referentes por todo el mundo, y no solo en la fotografía, también en otros campos que me influyen, música, pintura e ilustración, teatro, danza…

– ¿Podrías contarnos una anécdota curiosa de tu trabajo?

La verdad es que anécdotas referentes a mi trabajo hay muchas, conocí a mi pareja actual porque le propuse hacerle fotos, un tipo con máscara de perro me insultó por sacarle una foto en la calle en Viena, otro me intentó pegar en Londres y se armó un lío enorme con policía y todo para que borrara la foto (no la borré), gente que me ha abierto su alma y se ha descubierto conmigo, niños en Vietnam que daban saltos de alegría o ponían caras tímidas al verse en mis fotos. La fotografía puede traer muchas experiencias.

-¿Dónde te ves a corto plazo?

Casi que puedo decir más dónde me veo a largo plazo que a corto. Me gustaría hacer una compañía de artes visuales y viajar por el mundo. Es mi sueño. Me gustaría mezclar la fotografía con el teatro y la danza.

-Y ahora 3 preguntitas muy rápidas
¿Analogico o digital?
¿Organizado o improvisado?
¿Color o Blanco y negro?

Me alucina el analógico pero de momento me desenvuelvo mejor en digital, porque me gusta disparar mucho y elegir, y porque me relaja editar. Pero a veces me agobia la cantidad de trabajo y material que esto genera y entonces pienso en la magia de lo analógico.

Soy más de improvisar pero a veces me ayuda generar ideas, conceptos o preparar distintos escenarios y elementos. A partir de ahí nunca sé lo que voy a hacer, pero en el momento, cuando surge, sé perfectamente por dónde tirar. Además hay una parte externa que no puedes controlar, y soy más de ir hacia ella que de forzarla a venir a mí. Además al final lo que me sale de dentro o dónde poso mi mirada, está relacionado con lo que pienso día a día, muchas veces puedo intentar controlarlo, pero eso y dejarlo fluir es la balanza entre la que se tambalean muchos artistas.

No puedo decidir entre color y blanco y negro. Amo los colores pero la luz del blanco y negro es brutal. Me va por épocas pero creo que a veces veo una foto y ya sé si va a ser en uno o en otro.

Y para acabar, en Kluid hablamos de música, moda, gastronomía y como no de ilustración… ¿nos recomendarías uno de cada?

¿Solo uno de cada? Bien, música: Mulatu Astatke. Ilustración: Alexandra Levasseur, y voy a meter pintura también: Dorothea Tanning. Si tengo que hablar de moda voy a mencionar a Berta Pfirsich y a Marta Bevacqua. Gastronomía: la comida que más me ha hecho volar ha sido la de mi amigo Riccardo en Crucina (Madrid).