fbpx
Lucía Sánchez

Lucía Sánchez (aka Luleym): “A veces hay que llamar la atención para que nos oigan, y eso es una mierda”

Hace unas semanas, os descubríamos a la fotógrafa y artista multidisciplinar Lucía Sánchez, mejor conocida como Luleym, a través de una impactante editorial. Creada íntegramente durante el confinamiento, ‘Can you swim while you drown in a bottle’, título con el que la joven creadora madrileña bautizaba a su última obra, nos invitaba a reflexionar acerca de las distintas perspectivas y ángulos desde los que aproximarse a la vida.

Lucía Sánchez (aka Luleym): “A veces hay que llamar la atención para que nos oigan, y eso es una mierda”

Más aún en estos tiempos difíciles, inciertos y extraños para todos nosotros, en los que la creatividad y el ingenio constituyen dos herramientas vitales para lograr sobreponerse a la situación.

‘Can you swim while you drown in a bottle’ by Luleym

En Kluid hemos decidido sumarnos a la filosofía propuesta por Luleym y ampliar nuestro punto de mira. En un acto de solidaridad con su trabajo, presentado en exclusiva en nuestra web, hoy os traemos una entrevista a la artífice del proyecto con el propósito de conocerla en profundidad. ¿Cuándo y cómo se produjo su primera aproximación al universo fotográfico? ¿Quiénes son sus máximos referentes y de qué forma le influyen? ¿Cuáles son sus sueños a medio y largo plazo? Lo descubrimos.

 

Tu nombre real es Lucía Sánchez, pero en redes sociales te haces llamar Luleym. ¿Es éste un alter ego reservado al ámbito artístico?

En un principio sí era para separar lo que hacía de manera artística de mí misma, pero empecé a desarrollar un conflicto con mi nombre por una vivencia que me dejó un poco de trauma. Comencé a odiar mi nombre. No me gusta Lucía, porque me recuerda a alguien muy pequeña e inocente. Antes odiaba que me llamaran Luleym, pero ahora me he apoderado un poco de ese apodo que me impuse a mí misma. Luleym significa muchas cosas para mí, ya que es un nombre con el que he crecido artística y personalmente.  Obviamente, mi familia siempre me va a llamar Lucía; es el nombre que me otorgaron. Pero tengo amigas y amigos cercanos que me llaman Lule, Luley o Luleym, y ya no me suena raro.

¿Con cuál de estos 3 términos te sientes más representada: fotógrafa, creadora o artista multidisciplinar? ¿Por qué?

Me da mucho coraje, ¡mucho!, llamarme fotógrafa, creadora y artista multidisciplinar. Pero voy a aceptar esos tres términos porque creo que son los que definen un poco toda la mierda que hago, ya que no paro de buscar diversas formas de expresión en distintos medios.

¿Cuándo y de qué forma se produjo tu primer contacto con la fotografía?

No tengo ni idea, pero supongo que siempre que íbamos de viaje hacía fotos a todo para no olvidarme de lo que veía. Era una niña un poco neurótica por el alzheimer, la verdad. Y desarrollé un poco ese miedo a perder recuerdos. Así hasta el día de hoy.

¿Cómo ha evolucionado tu estilo fotográfico desde entonces?

Mis amigas, que siempre me dan ánimos, dicen cosas muy bonitas de mis fotos. Que si tengo un estilo propio, que haga el tema que haga lo haré con mi estilo, que tengo un ojo muy bueno, que soy de lo mejor… Vamos, que tengo unas publicistas muy buenas. Así que supongo que será que ahora tengo un estilo propio, ¿tal vez? Pero no dejan de ser mis amigas, algunas un poco imparciales. Como mi mayor crítica, no creo que haya evolucionado. Me falta aprender un montón de cosas y mejorar muchas otras.

Cuando miras las primeras instantáneas que tomaste al principio de tu carrera, ¿qué se te viene a la cabeza?

Que tengo más miedo ahora que antes.

Si tuvieses que describir tu fotografía a través de tres adjetivos únicamente, ¿cuáles escogerías?

Una pregunta muy difícil, pero creo que… ¿intimista, narrativa y colorida? Antes hacía más paisaje urbano, pero supongo que será por el confinamiento. Acabo de decidir qué le voy a echar la culpa al confinamiento de todo lo que haga.

¿Cuáles son tus principales fuentes de inspiración? ¿Te influyen más las disciplinas artísticas, como el cine o la pintura, o te sientes más inspirada por tu día a día?

Cualquier disciplina artística me influye, pero me he dado cuenta gracias a mi maldito TFG que me gusta mucho estudiar la obra de una autora o autor que admiro. En este caso concreto, mi TFG iba sobre la presencia de la estética ‘camp’ en la creación de los personajes de la filmografía de Almodóvar. Es la inspiración más reciente que tengo. Admiro sobre todo el intimismo personal que genera con su entorno, y cómo recrea sus vivencias de una manera tan personal y característica.

Pero sí, lo que más me inspira es la gente emergente a la que admiro un montón, y a la que veo cada día en mis redes sociales. Los maquillajes de @guillenoeselle que solo tiene 14 años y hace cosas alucinantes, las fotografías de @paula.taxen de la cual hay una en concreto que me encantaría enmarcar, las canciones de @navxja que expresan perfectamente cómo me siento, el arte performativo de @disrealization, los stop motion de @oficial_hannah_montana, el pedazo de actriz que es @_sooanna, y mi escritora favorita, @lalu.bee.

Y en cuanto a fotógrafos… ¿quiénes son tus favoritos?

Vivian Maier, David LaChapelle, Michiko Kon 今道子 , Diane Arbus, Cristina García Rodero, Bruce Gilden, Jemima Stehli, Paula Alfonso, y un montón más que se me olvidan cuyos nombres no me sé.

Háblanos de tu serie ‘Testimonios reales de mujeres que han sufrido abuso sexual’. ¿Cómo surgió este proyecto y que quisiste reflejar a través del mismo?

Era para un trabajo de clase enfocado en la mujer, donde podíamos tratar cualquier tema. Yo escogí este en base a mujeres que conozco, que han compartido conmigo esta historia. Quería envolver a mi protagonista en un plástico haciendo un símil con un producto, y por eso escribí esos testimonios anónimos como códigos de barras. Creo que está claro que no somos un producto, pero a veces hay que llamar la atención para que nos oigan. Y eso es una mierda.

Hace unas semanas dábamos a conocer en exclusiva tu último trabajo, ‘Can you swim while you drown in a bottle?’. ¿Es éste tu trabajo más maduro hasta la fecha?

 Definir algo que hago como maduro me hace sentir mayor. Pero supongo que sí, que es algo más maduro, por definirlo de alguna manera.

 Y ya para acabar… ¿qué nos puedes adelantar acerca de tus próximos proyectos?

Pues ahora estoy un poco ocupada con un trabajo que me aplasta el alma y no me gusta nada, pero que tengo que hacer. Estoy creando un montón de cosas para no morirme del asco, porque la verdad que estoy bastante mal con ese tema. Entre ellas puede que esté escribiendo mi primer guión, (porque el primero que hice no cuenta, era horrible). Y bueno, a ver qué tal continúa.

Fotografías: Lucía Sánchez (aka Luleym)

 

Si te ha gustado esta entrevista, debes leer Los 12 fotógrafos más influyentes del panorama nacional, para conocer al resto de fotógrafos.