MACHO MAN: Mucho machito en poco espacio

Puede que el título te traiga a la cabeza la canción de Village People, e incluso puede que la estés tatareando en este momento: Macho macho maaaaan… Pero el Macho Man que aquí se expone es un espacio particular, una impactante instalación que la compañía Heartbreak Hotel de Àlex Rigola aterriza en los Teatros del Canal. Si el teatro es una representación de la realidad, en este caso nos presenta su cara más real, dura y amarga. Un viaje escénico en el que las luces de neón recargan un LOVE ME a la llegada y donde la carga emocional del espectador se somete a un visionado que recrea sin tapujos la realidad de la violencia machista en todas sus dimensiones (de pareja, laboral, familiar, social…), exenta de corchetes, fría y cruda. Una instalación nada convencional que podría equipararse al peor escape room nunca vivido, donde 6 espectadores se conectan por turnos y recorren juntos (la unión hace la fuerza) 12 estancias sonoras. El resto es fruto del azar, del de los visitantes, que van midiendo su sensibilidad y la fuerza emocional que acumulan. Porque obviar lo que ocurre cada día no te hace mejor persona; y decir que has ido al teatro de À.Rigola no es sentarte en la butaca y hasta que acabe la función, sino que es recargarse de adrenalina in crescendo y pensar, pensar mucho. Se puede concienciar y educar desde el teatro; porque hay dramas que no son fingidos, no saben de guiones ni de ensayos, y se debe dar fin a esta lacra fuera de bambalinas. Acción y reacción.

Hasta el 17 de marzo en Teatros del Canal.
Más información y entradas
.