fbpx

Maite de Orbe: una visión por su fotografía abstracta

Hace unas semanas mientras visitaba Utopia Markets, una feria de ilustración y fotografía que se organiza en Barcelona, no pude resistirme a detenerme en el estand de Maite de Orbe. Sus fotografías me transportaron a una nueva realidad: cálida, fantástica, lumínica y llena de texturas. Un medio que esta creativa emplea para comunicarse y transmitir sensaciones, “todo lo que hago tiene un componente psicológico y filosófico muy fuerte y, a través de este existencialismo, me vienen imágenes que buscan generar conexiones entre todo lo que nos rodea. Busco una fotografía que tenga un valor estético, un retrato o un fotograma en rojo, y luego encontrar la continuidad entre ellos para generar una narrativa”, comenta sobre su obra. Personalmente tuve el placer de conocerla en carne y hueso, y además, he podido indagar en su trabajo, referentes, orígenes y mucho más a través de esta entrevista, que de igual manera, espero que también disfrutes.

¡Qué no pare de apoyarse al talento emergente!

Foto portada: PBSR

¿Cómo definirías a Maite de Orbe y a su trabajo artístico?

Creo que lo primero que se me viene a la cabeza es la palabra honestidad. Considero que para poder trabajar tengo que creer en lo que estoy haciendo y quienes me conocen tanto a mi como a mi trabajo ven una correlación entre quien soy, lo que me gusta, mis valores y mi estética. Adoro lo sublime, lo infinitamente grande y lo infinitamente pequeño, y entre medias todo los que me recuerda a lo anterior. Me muevo entre binarios y esa fluidez es también la que busco cuando trabajo con modelos y produzco un trabajo menos abstracto. Todo lo que hago tiene un componente psicológico y filosófico muy fuerte y, a través de este existencialismo, me vienen imágenes que buscan generar conexiones entre todo lo que nos rodea. Busco una fotografía que tenga un valor estético, un retrato o un fotograma en rojo, y luego encontrar la continuidad entre ellos para generar una narrativa.

¿Qué te llevó a dedicarte a la fotografía?

A mi padre le encantaba la fotografía cuando era más joven y su casa siempre estaba llena de negativos y diapositivas que yo cotilleaba cuando se echaba la siesta los fines de semana. Siempre tenía cámaras por la casa y cuando tenia 14 años me compré la primera. Creo que es algo que me unía a el y luego paso a ser una excusa para estar en sitios. Me gustaba fotografiar a mis amigos para explicarles cómo les veía y poco a poco esto se fue desarrollando en un lenguaje más personal.

fotografia de Maite de Orbe: The Jupiter Diagonal

¿Estudiaste algo relacionado con la fotografía o más bien has sido autodidacta?

Cuando empecé todo fue autodidacta, empecé la carrera de Biología mientras iba a un curso cine por las tardes y escribía y trabajaba. Hacía como jornadas de 12h al día y era una locura. Creo que entonces me di cuenta de que por más que amase las ciencias no era lo que yo quería hacer profesionalmente, echarle mil horas a estudiar algo en lo que además me costaba sacar buenas notas me deprimía. Me ofrecieron una plaza en University of the Arts London y me vine con una mano delante y otra detrás a buscarme la vida mientras podía hacer lo que yo quería. Considero que la universidad me ha dado las instalaciones que necesitaba para poder trabajar, como los laboratorios, los estudios y la biblioteca en la que he pasado mil millones de horas, pero al mismo tiempo considero que no hay que estudiar fotografía para poder dedicarse a ello. De hecho puede ser bastante limitante cuando te piden que todo lo que hagas se ajuste a los márgenes de su evaluación, cosa que llevé mal durante todos mis estudios. Por otro lado, me dio estructura en cuanto a maneras de trabajar de manera que desde que me gradué he podido seguir siendo constante en mi trabajo porque he podido entender cómo funciono mejor a nivel creativo.

En tu obra exploras las percepciones de la realidad, las mezclas en una fantasía y la vuelves tuya a través de la fotografía. Cuéntanos, ¿de dónde parte toda esa inspiración?

Fui una niña que creía en la magia por encima de todo. Siempre me ha encantado la fantasía y los poderes. Cuando me hice más mayor leí mucho realismo mágico (que en “Cien años de soledad” hubiera una enfermedad del sueño siempre me ha fascinado) y me encantaron las vanguardias; todo lo que invitaba a pensar que el mundo no tiene por qué ser tal como nos cuentan. Siempre he tenido una conexión con la naturaleza y empecé a encontrar la fantasía ahí, lo que me llevó a empezar a estudiar Biología. Me aterrorizaba el mar y por eso quería estudiarlo y creo que este juego entre el pánico y la adrenalina es lo que encontraba también cuando veía fotografías de otros artistas. Ahora mismo, por ejemplo, estoy muy centrada en las rocas. Las considero símbolos de maneras de entender el tiempo que no tienen que ver nada con el humano, tardan miles de años en formarse y por eso componen un archivo de historia que es diferente a la que se encuentra en museos. De ahí que la mayoría de trabajo que hago ahora se centre en el calor (de dentro de la tierra) y en los archivos. Me interesa la ciencia ficción como manera de proponer alternativas para aquellos a los que no nos valen las cosas como nos las cuentan las instituciones.

 

fotografia de Maite de Orbe: Bleeding suns

¿Qué intentas transmitir con tu trabajo? ¿Son las fotografías que realizas extensiones de tu realidad, de aquello que ven los demás o son lo que te gustaría que vieran?

Todo lo que hago lo hago de manera intuitiva. No sé por qué explicar que algo funciona pero lo hace, y cuando siento que lo hace entonces lo persigo hasta que lo extingo. Mi criterio para trabajar es hacer cosas que a mi me gusten, que si veo en una galería o una revista o algo dijera “joder que bien lo han hecho y que rabia no haberlo hecho yo”. No me malinterpretes, no es competitividad, es buscar esa emoción de algo que resuena contigo y que te hace medio sonreír diciendo “joder que bien lo han hecho”. Si es algo que quiero transmitir quizás sería eso, pero los sentimientos son complejos y la combinación de muchos de repente puede verse reflejada en una fotografía. Esto es tan personal que dejo que pase, si es que tiene que pasar, sin pretensiones. Si me centro en lo que quiero que otras personas vean me dejo de centrar en lo que yo quiero ver y creo que ser fiel al criterio de una misma es clave para poder transmitir.

De igual manera, ¿qué es lo que más disfrutas creando tus editoriales? ¿Y lo que más pesado se te puede hacer?

Las editoriales son como relatos, son historias cortas que te permiten acercarte a un tema para contar algo. Creo que son contextos muy creativos en los que se puede experimentar y trabajar con equipos más amplios que tengan también sus propias ideas y relatos que aportar a la editorial. Lo que más me gusta de las editoriales es el equipo, al igual que lo que más me gusta del arte son los artistas. Quizás lo más pesado puede ser hacer una editorial, o cubrir un reportaje, de algo que no te encante. Es tiempo y trabajo que estás invirtiendo en algo y esto puede ser complicado, pero al final hay que pensar que la fotografía a nivel profesional es un trabajo como cualquier otro y que tendrá sus cosas buenas y sus cosas malas.

imagen del fashion film Stop Making Sense dirigido por Nicolo Pablo Venerdi

¿Qué crees que debe tener una fotografía para que se reconozca que es tuya?

Me has pillado completamente con esto. De hecho muchas veces hago proyectos y me asusta pensar que se alejan de lo que “suelo hacer” y luego pido la opinión de otra persona y me dicen que se parece a todo lo que hago, que sigue la misma línea porque lo he hecho yo y eso se nota, pero siéndote completamente sincera es algo que desde dentro no sé ver. Imagino que todo lo sesgo bajo mi criterio y eso es lo que genera una identidad.

¿Cómo es dedicarse a la fotografía? ¿Algún consejo para quien quiera zambullirse en ella?

El otro día leí un meme que decía “no quería un trabajo de 9-5 y por eso ahora trabajo 24/7”. Cualquier trabajo de autónoma es complicado y más al principio. Es una montaña rusa de emociones y a veces te pones en duda y a lo que estás haciendo también. Por otro lado es muy emocionante que tu entorno sea el de gente creativa, creo que es esto lo que me hace siempre seguir adelante. No es un mundo fácil y mucho se mueve por contactos pero si tienes vocación poco puedes hacer para no intentarlo. Una cosa que he aprendido de este mundo es que hay que ser honesta y genuina, muchas de las cosas que he conseguido han sido porque realmente me encantaba el trabajo de alguien y les escribía un email para conocerles y unos meses después estábamos trabajando juntas y éramos amigas. Siendo mujer y queer es también un mundo complicado, es una industria de privilegios, sexista y paternalista. Por eso creo que hay que ser sinceras con lo que hay, no maquillarlo con nada e intentar rodearse de gente que tenga los mismos valores que tú, porque desde dentro hay mucha gente queriendo cambiar esto. En este sentido mi consejo es literalmente se fiel a lo que quieras hacer. Se dice mucho y es más fácil decirlo que hacerlo, pero al final es lo que a mí me ha funcionado.

fotografia de Maite de Orbe

¿Tienes algún referente en el mundo de la fotografía? ¿Quién?

Zanele Muholi, Duane Michals, Coco Capitán, Suffo Moncloa, Herve Guibert, Michael Bailey-Gates, Parker Woods, Marcus Schaefer.

Por último Maite, hemos estado hablando mucho de la fotografía y tu trabajo, pero no quería terminar esta entrevista sin preguntártelo, ¿para ti qué significa la fotografía? ¿Qué valor tiene en tu vida?

La fotografía es un medio como cualquier otro, pero ahora mismo es el medio que me funciona a mí. Es un medio complicado porque vivimos en una cultura racista, hómofoba y sexista y todo ello se basa en un imaginario visual en el que la representación tiene que pensarse de manera muy crítica. Sin embargo también me parece una ventana para el cambio. Es el lenguaje mediante el cual he entrado en el mundo del arte y eso tiene un valor muy especial. Sin embargo, no me veo limitada a él. Me interesa mucho la performance y de hecho ahora mismo estoy desarrollando, en una residencia en el Barbican, maneras en las que combinar ambos medios.

 

 

Recopilación de fotografías de Maite de Orbe. Descubre más sobre la artista desde su página web o perfil en Instagram.