fbpx

MAMÁ BOHÈME “SIENTO POR MIS HIJOS UN AMOR CASI INEXPLICABLE”

Paola, azafata de vuelo, descubrió su pasión por la decoración durante su baja por maternidad. Fundó la web Mamá Bohème y lo que comenzó como un hobbie poco a poco está convirtiéndose en algo más grande.

Su madre no influyo en su vocación profesional, me cuenta que “quiso encaminarme hacia la rama de las relaciones institucionales y el protocolo, quería verme trabajando en una embajada”. Con 19 años empezó a volar, desde pequeña siempre se vio subida en un avión volando por el mundo y descubriendo países lejanos. A los 30 años descubrió que estaba embarazada, durante un viaje a la India.

La vaca es un animal venerado en India y me cuenta que formó parte de muchos momentos especiales que vivió allí. Representan el ciclo de la vida desde el embarazo, el parto, el cuidado de la descendencia y los nuevos comienzos, así que nada podría encajar mejor con su historia. Durante la baja por maternidad de su primer hijo, Tristán, comenzó a diseñar cabezas de vaca junto con decoración bohemia inspirada en su estilo de vida.

Al crear y trabajar desde casa cree que puede llegar a potenciar la creatividad de sus pequeños, Tristán de 3 años y Bimba de 9 meses. Se siente afortunada profesionalmente, pues al trabajar en Italia disfruta de una baja por maternidad de dos años por cada hijo. Los está criando en casa y así puede disfrutar de sus primeros años al máximo. Ellos son los que le influyen muchísimo en su vena creativa.

Realizar los trabajos artesanales con dos bebés en casa, me confiesa que, es totalmente imposible durante el día. Así que debe esperar a que se duerman y que la fuerza le acompañe, dice que hay veces que cuando les acuesta se desmaya del sueño y cansancio. “Cuento con la ayuda del super papa de mis hijos” que además de trabajar le ayuda con los pequeños y la decoración de Mamá Bohème.

Nunca pensó en ser madre, fue algo que le llegó por sorpresa y también el mejor regalo inesperado que le ha hecho la vida. La maternidad ha significado un cambio de rumbo en su camino. Cambiado la perspectiva de vida, valorar y comprender muchas cosas que antes le pasaban totalmente desapercibidas. Ser madre le ha descubierto el amor más puro y profundo que se puede llegar a sentir, “un amor casi inexplicable”.

 

Texto por: XTINA DUATO

Fotografías cedidas por la entrevistada