Moda y un “haz lo que te dé la gana” se han unido una edición más de London Fashion Week Men’s.

Londres, semana de la moda masculina. O cómo mezclar un traje tres piezas marrón con una

bomber oversize naranja.

Un street Style marcado por el contraste entre estilos que conviven en esta ciudad y más, en estos

cuatro días de desfiles masculinos con marcas como Topman, Oliver Spencer, J.W.Anderson o

Belstaff. Desde los editores de moda masculina más importantes de Londres hasta Beckham (hijo

incluido), pasando por los modelos de la temporada y todo aquel que gustase de vestirse para la

ocasión.

 

 

 

Clásicos pantalones de pinzas con zapatillas blancas impolutas e idas de cabeza con aviones por

pendientes. Bombers por todas partes que comparten el modelo British con el de vetements.

Abrigos largos, muy largos. Y sí, ahora ellos son los que llevan el abrigo que tu abuela quería

dejar en herencia a tu hermana pequeña, el inseparable de Mick. Cuadros grandes, pequeños,

minúsculos en blazers, abrigos, chalecos, pantalones (tobilleros, por favor). Beanies de pescador

o fedoras. Gafas de ver o de sol, eso sí, siempre de pasta y redondas.

El lado underground dejará jugar con colores naranjas, rojos y azules del océano de Hawaii. El

lado gentleman está más de moda, en cuanto a colores Pantone del año se refiere, con colores

tierra, verdes kaki y azules apagados del Niágara

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

En definitiva, moda y un “haz lo que te de la gana” se han unido una edición más de London

Fashion Week Men’s para alegría de todos aquellos fans del street Style.

 Texto por   Andrea Gumiel