fbpx

OKUDA vuelve a la escuela gracias al crowfounding de Vital Alsar

 

El centro Vital Alsar y Okuda San Miguel quieren conseguir que el colegio sea tan bonito por fuera como lo es por dentro. Para ello, lanzan una campaña de crowdfunding en Ulule con la que obtener la financiación necesaria para que Okuda pinte el edificio del colegio y lo convierta en un paisaje de aprendizaje único.

En el Vital Alsar, colegio público del extrarradio de Santander, se trabaja en un modelo de educación innovador y diferente que, ahora, quiere llevar más allá pasando de lo teórico a lo visual: ofrecer un nuevo contexto -más bello, colorido y optimista- a sus alumnos con la renovación de las paredes del colegio por el artista cántabro Okuda San Miguel.

Al principio, todo esto era tan solo era un sueño en el que se mezclaba la necesidad de cambiar el aspecto exterior del cole con la admiración por el artista cántabro. El sueño comenzó a convertirse en realidad cuando una de las alumnas dibujó un cómic en el que pedía a Okuda que pintase el edificio. Al mismo tiempo, un pequeño de infantil, maravillado por sus dibujos, solicitó que en su clase trabajasen inspirándose en sus obras. A partir de ese momento, la fiebre entre las niñas y niños del cole fue imparable: decidieron no parar hasta que Okuda convirtiese todo el edificio en una obra de arte:

Una delegación del Vital Alsar se puso manos a la obra y visitó la exposición navideña de Okuda en Santander para entregarle el cómic y el flechazo fue instantáneo: Okuda se entusiasmó por participar en un proyecto para el que había sido elegido por las propias niñas y niños, en un entorno en el que se les da voz y se desarrollan sus capacidades para poder decidir por sí solos.​

Para conseguir dar forma a este proyecto, el colegio ha puesto en marcha una campaña de crowdfunding en la plataforma Ulule, que estará activa durante los meses de verano y se puede encontrar aquí:

https://es.ulule.com/okuda-vital/

Hacerse con uno de los 10 pares de gafas de sol de primera calidad de edición limitada que nos han cedido nuestros amigos de Flamingo, con cojines hechos a mano, con un exclusivo print digital de Okuda, libros para colorear algunos de sus ya característicos patrones o un encuentro con él en primera persona… Obteniendo alguna de estas recompensas se podrá ayudar a conseguir la financiación necesaria para pintar el colegio.

 Esta intervención se concretará en “pintar” las cuatro fachadas exteriores del edificio del cole, convirtiendo una edificación vieja y sin personalidad, en un contenedor de experiencias educativas, colorista, alegre y catalizador de nuevas vocaciones. Un colegio público convertido en una verdadera obra de arte, que se podrá vivir y visitar.