fbpx

ÔNNE SWIMWEAR: una apuesta por la sostenibilidad y la atemporalidad sin renunciar al diseño

El verano se acerca y con él, las largas jornadas en la playa, los paseos por la orilla y la posibilidad de disfrutar del sol y el mar. Si bien es cierto que estas vacaciones distarán mucho de lo que estamos acostumbrados, no hay excusa que valga para no exprimir al máximo la época estival. Y es que, tras dos meses de confinamiento, nuestro cuerpo y mente reclaman una dosis vitamínica extra, luz natural y brisa marina.

ÔNNE SWIMWEAR: una apuesta por la sostenibilidad y la atemporalidad sin renunciar al diseño

 

 

Posiblemente, no te apetezca pararte a pensar en tus próximas compras veraniegas. Las preocupaciones del día a día han quedado aparcadas ante la magnitud de un problema de alcance global que ha evidenciado la importancia de cuidar de nuestra salud física y mental, así como la imperante necesidad de preservar el medio ambiente y apostar por modelos productivos éticos y sostenibles.

ÔNNE SWIMWEAR tiene la solución para todas aquellas que se niegan a renunciar a sus merecidas vacaciones, a la vez que desean preservar el ecosistema y aminorar el impacto de las producciones masivas. La valenciana Gisela Cid decidió emprender este proyecto tras un inspirador viaje a Bali con un único objetivo: ofrecer ropa de baño atemporal con la que sentirse cómoda. Alejada de tendencias pasajeras, la oferta de swimwear diseñada por esta joven creadora española apuesta por la producción artesanal, sirviéndose de un tejido inusual en el mundo de la ropa de baño que permite que las prendas se adapten al cuerpo como una segunda piel.

“Preparándome para el viaje a Bali, me di cuenta de lo difícil que era encontrar swimwear que fuese cómodo y que, a su vez, tuviese algo en su diseño que inspirase sencillez y atemporalidad” confiesa Gisela, quien al no encontrar respuesta en el mercado a sus necesidades (y las de muchas otras mujeres), se decidió a ponerle remedio bajo su propio sello. Así nació ÔNNE SWIMWEAR, una firma dirigida a todo tipo de cuerpos y siluetas, realzando la figura femenina sin renunciar por ello a la calidad de los tejidos.

Sus modelos, entre los que encontramos bañadores y bikinis, están disponibles en 3 tonalidades: negro, blanco y nude. Tres colores que, unidos al minimalismo imperante en los diseños de la marca, resultan en soluciones capaces de sobreponerse al tiempo y las tendencias. Además, la producción responsable no implica precios desorbitados, ni mucho menos. Los precios oscilan entre los 35 y los 70 euros; toda una inversión teniendo en cuenta que se trata de básicos atemporales, como si de un fondo de armario se tratase.

Aprovecha el descuento del 10% en todas las piezas nude y corre a hacerte con tu look estrella para el verano!