“Para mi el arte es lo que diferencia al ser humano del resto de seres vivos” Alberto Miranda

¿Nos cuentas un poco de ti? A que te dedicas, estudios, trabajo..
Bueno mi historia comienza en un pueblo del interior de Alicante llamado Elda. Estudié Publicidad en la Universidad de Alicante, muy a mi pesar, ya que yo quería estudiar diseño pero en mi casa no estaban para mantener una vida fuera. Así que estudié publi mientras aprendía diseño por mi cuenta. Hacia pequeñas chapuzas de diseño gráfico: logotipos, carteles, papelería, etc… y lo completaba siendo camarero de vez en cuando (como casi todo el mundo). En 2015 acabé la carrera pero seguía atrapado en mi pueblo y con perspectiva de salir de ahí, eso unido a una crisis personal hicieron que usara el 2015 como excusa para reinventarme y encontrarme a mi mismo. Ya en 2016 me fui a vivir a Eslovenia, siempre había soñado con vivir en los Balcanes, así que gasté un año entero en viajar y conocer gente. Y eso ya nos sitúa en enero de 2017 donde caigo en Madrid y empiezo a currar de diseñador gráfico en una productora de publicidad, donde sigo a día de hoy currando como diseñador, dire de arte y también con algo de postpo. Soy prácticamente autodidacta en todo, creo que es la mejor forma de aprender.

 


-¿En que momento de tu vida decides iniciarte en la pintura?
Básicamente desde que tengo memoria, no recuerdo una decisión consciente sino que es lo que siempre he hecho de manera natural. Desde muy pequeño me dedicaba a dibujar sobre toda superficie hasta que mis padres me apuntaron con 11 años a una academia de pintura y ahí estuve hasta los 20 mas o menos. En general me va cualquier medio de expresión creativo, he hecho desde música hasta vídeo pero en esas disciplinas siempre me siento un extraño. Sólo en la pintura me siento realmente cómodo, creo que es por que es lo único en mi vida que llego a controlar un mínimo o al menos conozco los códigos por si se me va de las manos. Pero aunque es algo que siempre ha estado en mi no es hasta, hace poco más de un año, que decidí dedicarme a esto profesionalmente o al menos, intentarlo.

– ¿Qué es para ti el arte?
Todo. Para mi el arte es lo que diferencia al ser humano del resto de seres vivos. No el habla o la capacidad de razonar, si no la habilidad de expresar por medio de códigos artísticos, sentimientos y emociones complejas que ni siquiera somos capaces de interpretar a nivel consciente. Tengo muy claro que podría vivir bajo cualquier circunstancia menos sin la posibilidad de expresarme, me da igual con qué, pero para mi es algo tan vital como el respirar.

1
2
3
4

 
-¿Qué tienen tus ilustraciones que hacen diferenciarte del resto?
Bueno esto es muy difícil de describir para uno mismo ya que tengo 0 perspectiva de mi trabajo pero si puedo decir lo que yo intento hacer distinto, otra cosa es si lo consigo o no. Desde un punto de vista estilístico me encanta la simplicidad y la sencillez, creo que la austeridad en el arte es algo fundamental y es algo que intento aplicar en todo lo que hago. Me fascina el mundo de los manuales de instrucciones y creo que estos son mi mayor referencia, además me gusta ver mis ilustraciones como manuales sobre la vida cotidiana. Puede que lo que hago de intentar contar mucho con los menos elementos posibles se debe a que vengo del mundo del branding y del diseño de identidades visuales. Al final soy un hijo de internet donde lo conciso y rápido manda y es un poco lo que intento expresar.

Luego desde el lado de mensaje siempre me ha gustado mucho el costumbrismo. Los pequeños momentos son los que hacen la vida y creo que no hace falta hacer algo muy elaborado para que sea interesante. La vida cotidiana está llena de cosas con las que se podrían escribir libros enteros. Aunque no aun no me he iniciado en el mundo del cómic, creo que es mi paso natural y ya tengo bastantes temas sobre los que tratar. Pero creo que lo que mas me diferencia del resto es que tengo una obsesión, casi mal sana, por intentar cambiar los códigos y contar las cosas de otra manera.

 

 


-¿Como ves a la gente de tu generación?
Jodida. Jodida por el entorno y por como lo asimilamos y reaccionamos a el. Es evidente que la piedra angular de cualquier persona es la de dar sentido a su vida pero pienso que mi generación está bastante perdida y confundida en este sentido. Se intentar satisfacer necesidades básicas a través del consumo rápido. Ya nada se goza o se paladea, no hay pensamiento crítico, ni ganas de luchar, ni de sufrir por nada importante. Si se sufre, pero se sufre por mierda. Por cosas sin ninguna importancia ni valor real y me da miedo que nos convirtamos en una generación vacía, que aparentemente lo tiene todo pero que en verdad no tiene nada. Me parece que el mensaje de los mercados del “desarrollo el yo”: “yo soy lo mas importante”, “yo soy único”, “yo lo merezco todo”, etc. Ha calado demasiado hondo en nosotros, los cuales no tenemos referentes reales. No confiamos en el sistema, ni en la política, ni en el estilo de vida de nuestros padres. Parece que pasamos por la vida sedados intentando no darnos cuenta de la realidad porque es demasiado fea y dolorosa como para enfrentarnos a ella.

Mi sensación es que es que la casa está en llamas y mientras nosotros estamos discutiendo sobre quien se dejó la tapa del wáter levantada.

-¿Qué consejo le darías a un artista que acaba de empezar?
Que curre como un cabrón. Aquí no hay magia, ni atajos (a no se que tengas pasta, eso es como ir con la estrella del Super Mario). El que se mete a esto nace trabajando y se muere trabajando, y deja el mundo muy muy lejos de su objetivo como artista. Pero para mi esto es lo bonito de dedicarte a esto, el camino y el progreso. Otro consejo que le daría alguien que empieza es que no sea purista y que vea, lea, escuche, toque, pruebe y sea consciente de todo lo que caiga en sus manos. Está todo inventando y solo viendo como lo han hecho los demás adquieres tu propio estilo. Solo cogiendo un poquito de cada uno se crea algo único. ¡Ah! y no ser nada endogámico por favor. Solo por que nos dediquemos a una disciplina artística no significa que haya que alimentarse solo de ese medio. Las barreras que separan una disciplina de otra son casi transparentes, por no decir inexistentes.

 

 


-¿Otra profesión qué te hubiese gustado tener?
Va a sonar un poco raro pero la profesión que me gustaría tener si no pudiera dedicarme a esto sería corresponsal de guerra. Uno de los temas que mas me interesa es la mente humana y sus sombras, lo profundo del inconsciente dentro de todos nosotros que no reconocemos o que no queremos reconocer. En una guerra ves al ser humano en su estado más primitivo, donde todos los códigos sociales desaparecen y solo queda lo primitivo. Me gusta mucho como puede cambiar una persona bajo circunstancias excepcionales. Además soy muy peliculero y un gran fan de Hemingway y he reconocer que hay cierto aura romántica al rededor de esta profesión que me atrae mucho.

 


-¿Dentro del mundo de la ilustración, donde te ves en unos años?
Difícil de contestar. Mi misión es poder dedicarme enteramente a esto. Así de simple. Por otro lado mi visión es la de que mi trabajo adquiera la suficiente calidad como para convertirse en mi sello y que la gente me busque por ello, me molaría que fuera bastante referente y fuente de inspiración para mucha gente. Poder trabajar para publicaciones extranjeras y ver que mi trabajo es valorado. Lo bueno es que tengo muchas ideas para seguir evolucionando y por alcanzar esta meta así que de momento no me entra el pánico.

– ¿Tu inspiración?
Yo creo que mi inspiración se resumiría en “el hombre y sus circunstancias” como decía Ortega y Gasset. Como ya he comentado antes me inspiro mucho en la vida cotidiana y como yo la veo. Las pequeñas cosas diarias y el mundo en el que vivimos. Al final uno solo puede hablar de lo que sabe porque si no se huele a kilómetros que eres una farsa y yo de lo único que sé es de mi vida. O finjo saber.

 

-Y para acabar, como sabrás en Kluid hablamos de música, moda, gastronomía y como no de ilustración.. nos recomendarías uno de cada?
Un restaurante: El Seoul en Ronda de Segovia 25, un kimchi top y lo llevan unas señoras muy majas.
Moda: Pues la verdad es que el 80% de mi vestuario es de segunda mano y suelo vestir muy neutro aunque la marca que más me gusta es Uniqlo.
Música: Un amigo me enseñó hace un año a BROCKHAMPTON y desde entonces han crecido como la espuma. A mi me tienen encandilado (recomendación especial el tema RENTAL)
Ilustrador/a: Jillian Tamaki para mi es y será las más grande (coetánea).