Primavera Sound 2019, ¿gafado? Quizás todo lo contrario.

Después de que el mítico trompetista Jon Hassell, cambiara de día, a casi un mes de que se celebre esta edición, cancela su concierto por problemas de salud, que impiden al artista trasladarse el 30 de Mayo a Barcelona.

En su lugar actuarán Terry Riley & Gyan Riley: el compositor y pianista norteamericano, uno de los pioneros de la música minimalista junto a Philip Glass, La Monte Young y Steve Reich, ofrecerá un espectáculo de improvisación y ritmo a partir de notas casi mínimas en el gran Auditori del Fòrum, acompañado por su hijo (colaborador de Lou Reed, Lee Ranaldo o John Zorn) a la guitarra. Sin duda, va a ser una parte que no te puedes perder. Un gustazo para los oídos.

Quien cae del cartel también es el DJ Británico, MumDance, pero de una caída se puede sacar una victoria, todo depende de cómo afrontes los problemas. Y después de 19 ediciones , el Primavera Sound no iba a dejar así a sus seguidores.

Por ello ocupará su lugar Martyn en formato live, polivalente DJ y productor holandés que ha forjado su nombre en mil y una noches en Berghain, uno de los clubs donde es residente. Todo buen amante del buen sonido, la exclusividad y noche berlinesa, sabrá de qué club estamos hablando.

El Pirmavera Sound, se ha ido ganando ese hueco en nuestro corazón, o más bien en nuestra agenda festivalera, es ese empuje que todos necesitamos en el inicio de la temporada, esas buenas vibraciones que te invaden al entrar al Fòrum con el buen tiempo y el mar de fondo. La buena música va acompañada de esos grandes escenarios y espacos chill, que hacen que te pasen los 3 días de festival, volando.

Todos los que hemos vivido más de una edición, sabemos que tarde o temprano nos invaden esas ganas de que vuelva el Primavera, y para los novatos deciros, que una vez lo pruebas ya no puedes dejar de repetir. Ya sea por la música, la gente, los discursos pre-concierto que se marcan los artistas, el cierre del escenario Rayban con mucho confeti y brillibrilli, o la caída y la puesta de sol.

Ver el amanecer y el atardecer mientras suena música en directo de fondo es un placer para el cuerpo humano y además añadimos esa brisa salada que nos llega y hace que te tengas que poner la chaquetita, en verdad eso solo pasa si has llegado a altas horas de la madrugada.

Gafada o no, esta edición promete.

Y no va a ser a mí a la que me lo cuenten.

Mucha música,

Mucho ritmo,

Mucho baile

KLUIDERS.

ONE LOVE

¡Larga vida al Privamera Sound! (Cómo me gusta decir esta frase)