fbpx

Reserva una noche con Airbnb en el último Blockbuster del mundo

Si primero fue la habitación de Van Gogh, que se anunciaba disponible en Airbnb, mientras reproducía las dimensiones y el mobiliario del famoso cuarto y obra del artista para uso y disfrute de sus incondicionales, ahora la plataforma de alquiler de alojamiento lo vuelve a hacer con el último establecimiento de la cadena americana Blockbuster. La marca de videoclub tan icónica cuenta aún con un único local en funcionamiento en el mundo y se encuentra en la localidad de Bend, condado de Oregón (EEUU).

Reserva una noche con Airbnb en el último Blockbuster del mundo

 

Grupos de hasta 4 personas podrán alojarse en este mítico negocio para disfrutar de una experiencia única y trasladarse al más puro estilo de los años 90. La disponibilidad queda limitada del 18 al 20 de septiembre de este año, así que imaginamos la cola de modernos y nostálgicos que estarán pendientes para ser los afortunados en conseguir una plaza. Incluso alguno hasta tiene la excusa para devolver la cinta alquilada hace algunos años. Porque, reconozcamos, alguna que otra cinta tendremos por casa.

Otras formas de disfrutar del cine son posibles, y su magia sigue presente en estos videoclubes actuales, pero su tarjeta de socio plastificada se llama suscripción a Netflix, HBO o la cuenta de Filmin prestada de tu amiga. Fueron parte de la historia de muchas familias en nuestro país, en el que cada una contaba con su ficha de socio y donde se pagaba en pesetas. O al menos no asocio su uso en época de euros.

Recuerdo, porque yo -de los ’80-  lo viví, ir con mi padre y mis hermanas y disfrutarlo como un pasatiempo previo a amenizar esas tardes y noches de los fines de semana, cuando no teníamos móviles ni nos dejaban aburrirnos, o al menos no demorábamos tanto en decidirnos sobre qué serie, película, videojuego o documental es la más interesante y al gusto de todos. Allí llegábamos con alguna idea preconcebida en la cabeza, y nos separábamos para mirar, deambular por sus pasillos y coger ese olor característico que tenían estos lugares ordenados, sobre todo las fundas de todas esas cintas vacías, porque todas estaban vacías. Al final, entre comedia, ficción, dibujos animados, siempre acababa eligiendo mi padre alguna de las sagas de Solo en casa, Cariño he encogido a los niños o Splash.

Hoy nos encontramos que estos locales se han quedado como testimonio del paso del tiempo, hasta que vean la irrupción de un bazar chino o un local de uñas. Así que si tienes ese sueño de dormir en uno de los últimos Blockbuster, muy presentes en el cine americano, quizás esta es la única oportunidad. Y tu éxito asegurado en redes.

Si lo más seguro es que no puedas desplazarte hasta Oregón, puedes recurrir a Video Instan, el primer videoclub en España, desde 1980, que se encuentra en Barcelona, y con precios muy populares. Incluso apoyar la iniciativa de #Adoptaunvideoclub para ayudar al comercio de barrio y proximidad a sortear esta maldita crisis, hasta que puedan retomar el horario habitual del cine y cafetería, la celebración de fiestas, cenas…

 

¿Qué será lo próximo con lo que nos sorprenderá Airbnb?

Sin duda, a raíz de la situación actual está claro que su modelo de negocio se debe reinventar y a lo mejor su negocio pasa por disfrutar de encuentros -con mascarilla- efímeros en cabinas telefónicas (a los que vivimos en Madrid no nos extrañaría tanto esta forma de alquiler, a la vista de los m2 que ofrecen algunas viviendas en esta ciudad), o en hacer de los fotomatones los probadores alternativos que nos ha cerrado Zara, o reservar tu butaca para cenar en un cine cerrado en Gran Vía, o citarte con el de Tinder en la torre del socorrista (pero las torres americanas, no las de aquí, aunque todo es ponerse).

Por ahora mejor sigamos manteniendo la distancia física -que no social- y evitando los lugares cerrados y a la gente que se arrejunta siempre que puede. Cojan su refresco, sus chuches y sus palomitas, porque esta saga es real y sabemos que la realidad supera todo pronóstico.

Si te ha interesado este post quizá te interese La revolución será sexual o no será, Stonewall 1969 -Especial Orgullo- o Mamá quiero ser sexóloga  incluso si te gusta la moda, pilla ¿La moda sostenible es un privilegio de clase?  o Palomo Spain ha presentado hoy su undécima colección, THE REHEARSAL