fbpx

Si no tienes plan para hoy, te montamos uno. Ve a ver “Call me by your name”.

No se sabe muy bien que tiene esta película pero a todo el mundo deja con el mismo sentimiento. Devastado.

 

Ésta historia basada en la novela de André Aciman publicada en 2007 nos cuenta una historia de amor entre un adolescente de 17 años y el ayudante universitario de su padre. Un amor casi imposible contado con una naturalidad y belleza inigualable que poco se parece a las típicas y ñoñas historias de amor que ya conocemos. Una historia cercana y más parecida a la realidad que a la ficción contada con una gran sutileza.  

 

Pero lo realmente importante de este film, más allá de la historia que nos cuenta el director italiano, Luca Guadagnino, son los sentimientos que se despiertan entre los espectadores. El motivo por el que impacta es por todo aquello que despierta en ti mientras miras la película. Y es que es realmente difícil no sentirse identificado con alguna parte de la historia que se cuenta, y no ver algo de tu historia amorosa reflejada en algún momento.

 

Unos sentimientos que no te acordabas casi de que existían. Sentimientos con los que nocontabas antes de entrar al cine y que al salir se te quedan guardados hasta casi una semana después de ver la película. Dejando en el espectador una sensación difícil de borrar y que lejos tiene que ver con la historia. Sino más bien por el parecido entre realidad y ficción.

 

Por eso no es una sorpresa ver como este 4 de marzo la película va a los Óscar con cuatro nominaciones. Nominaciones por mejor canción con ‘Mystery of Love’ de Sufjan Steves, mejor película, mejor actor revelación, con Timothée Chalamet, y mejor guión.