“Suelen decir que somos la generación perdida, pero estoy muy en desacuerdo” Elena Glez

 

-¿Nos cuentas un poco de ti?

Tengo 20 años y actualmente estoy estudiando en la Escuela de Arte de Toledo, y por lo tanto residiendo aquí, pero nací en un pueblo grande de Ciudad Real llamado Tomelloso. Siempre me ha gustado el arte en todas sus formas; desde muy pequeña me gustaba cantar, escribir cuentos, dibujar… y ahora lo intento hacer de una forma un poco más profesional. He cambiado los cuentos por poesía y el dibujo por la ilustración y el diseño.
-¿En qué momento de tu vida decides iniciarte en el arte?
Mi abuela era profesora de pintura y desde muy pequeña ya me enseñó muchas cosas (incluso encaje de bolillos jaja), y cuando murió mis padres me apuntaron a clases de pintura a las que estuve yendo casi dos años. Luego hice el bachillerato de artes y ahí fue donde realmente supe que el arte era mi pasión y que me quería dedicar a esto.
-¿Qué tienen tus ilustraciones que te hacen diferenciarte del resto?
Bueno, considero que innovar con todo lo que se ha hecho ya es difícil. He intentado crear un estilo propio a partir de muchísimas referencias y también de mi propia experiencia, pero supongo que irá cambiando con el paso del tiempo al igual que siempre lo ha estado haciendo; no hacía las mismas ilustraciones hace un año, y tampoco haré lo mismo dentro de cinco. Así que, lo que me hace diferenciarme del resto es sobretodo lo que soy, lo que pienso y las decisiones que tomo, la etapa de vida en la que estoy ahora y lo que he vivido, y eso se extrapola a mis ilustraciones.
-¿Qué es para ti el arte?
Es una forma de expresión a la que cada persona le atribuye una forma o cualidad diferente. Puede ser en forma de canción, de poema, de película, de pintura… en mi caso lo expreso a través de la ilustración. Pero también creo que el arte está sobretodo en los ojos del que mira, es decir, dentro de cada persona. Tú puedes ver arte en cosas en las que quizás otros no vean nada, ni les provoquen ningún tipo de emoción. El arte también tiene que poder transmitir y ese es su mayor poder; tristeza, nostalgia, alegría, amor…
¿Cómo ves a la gente de vuestra generación?
Suelen decir que somos la generación perdida, pero estoy muy en desacuerdo. Somos gente cada vez más preparada, que abrazamos la diversidad en todas sus formas. Que luchamos para mejorar la sociedad. Creo que han puesto demasiadas expectativas sobre nosotros y eso ha sido lo que nos ha hecho plantearnos tantas dudas sobre nuestro futuro, porque desde muy pronto ya se nos ha pedido saber qué vamos a querer hacer el resto de nuestras vidas, y aún así luego muchos acabamos en empleos precarios y que no tienen nada que ver con eso que estudiamos. No se nos están dando las suficientes oportunidades para demostrar que podemos aportar algo.
-¿Qué consejo le darías a un artista que acaba de empezar?
Qué no se compare con otros artistas ni se sabotee a él mismo. Todos hemos empezado por algo, hasta los más grandes. Y está claro que Roma no se puede construir en un día. El esfuerzo, la dedicación y la pasión son las bases fundamentales para llegar a algo.
-¿Otra profesión qué te hubiese gustado tener?
Siempre me ha interesado muchísimo la psicología y el autoconocimiento. Me encanta saber sobre la mente del ser humano, sus comportamientos y por qué los lleva a cabo. Hay muchas conferencias en Internet, libros y artículos sobre los que se puede aprender de ello.
-¿Dónde te ves en unos años?
Me da un poco de miedo el futuro, ya que vivir de lo mío hoy en día es muy complicado y considero que en España el arte no se valora lo suficiente. Pero me gustaría verme viviendo en alguna ciudad bonita como Granada y trabajar en una editorial o tener mi propio estudio. Lo que sí sé seguro es que voy a escribir varios libros.
– ¿ Si tuvieses qué recomendar a 3 artistas, quiénes serían?