fbpx

TEMPORAL presenta “Solsticio” una delicada colección que tiene a las sectas como inspiración

A escasas horas de que comenzara su presentación durante la Mercedes Benz Fashion Week Madrid (MBFWM), Patrícia Chamadoira diseñadora de Temporal, nos recibió en el backstage para hablarnos un poco más sobre su colección Solsticio, inspirada en sectas. Las prendas lucen agrupadas por looks perfectamente dispuestas en sus perchas, esperando a ser presentadas en el primer desfile de la marca Temporal.

TEMPORAL presenta “Solsticio” una delicada colección que tiene a las sectas como inspiración 

Estamos en su backstage durante la edición de septiembre de la MBFWM. A simple vista llaman la atención los delicados bordados con motivos naturales que presentan las camisas de color blanco. Pantalones y bermudas se suman añadiendo las notas de color. Su diseñadora Patricia Chamadoira nos desvela más sobre su primera colección y sobre la curiosa inspiración de esta.

Antes de empezar a hablar de la colección ¿Cómo te presentarías a nuestros lectores?

Diría que soy una persona muy curiosa. Comencé estudiando filología inglesa y me gusta mucho leer. Pero sobre todo me encanta el tema de la investigación, me encanta conocer más sobre las cosas, buscar todo hasta el final. En el fondo creo que por eso he hecho esta colección. Me gusta tirar de la cuerda hasta llegar a comprender las cosas.

Se traduce entonces todo este interés por la investigación a tu faceta como diseñadora. ¿Cómo ha sido todo ese proceso de inicio?

Sí, por supuesto. Siempre me gustó la moda, pero en un comienzo surgen algunos temores relacionados con “y si no lo consigo”. También me había interesado mucho el inglés así que al final me decidí por lo segundo. Estuve un tiempo trabajando de profesora hasta que por fin reuní dinero y dije este es el momento, puedo pagarlo yo y no tengo que dar explicaciones. Así que decidí dar el paso y centrarme en la moda. Pero claro justo coincidió con todo este tema de la pandemia, que lo que hizo que se complicara un poco.

Han sido comienzos difíciles debido a la situación con la Covid-19. ¿De qué manera crees que está afectando a la industria actual?

La marca comenzó como mi proyecto de fin de máster, y luego la he ido ampliando ,cuando me embarqué en este proyecto para la MBFWM. Durante el máster no veía como un problema toda esta situación, porque por aquel entonces no se sabía de qué manera iba a afectar el Covid-19 en nuestras vidas. Cuando acabé el máster y comencé a tener entrevistas laborales, me di cuenta que estaba todo parado. No salía nada, nadie te llamaba. He hecho entrevistas interminables y en el último momento se cancelaban debido a la pandemia. Fueron momentos de mucho estrés y llanto. Pero debido a este parón que hay en la industria decidí centrarme en la marca y seguir con este proyecto.

La colección que presentas se llama Solsticio ¿Qué piezas han sido clave en la inspiración para esta propuesta?

Al estar metida en filología y en la lectura llegué a un libro que se llama Ritual de David Pinner. La película basada en este libro, El hombre de Mimbre (Robin Hardy 1973), es la que me llamó especialmente la atención. Va sobre una secta en la que en la celebración del solsticio hacen una ofrenda para que la cosecha sea más productiva. Así comenzó, luego hay otra película que se llama Midsommar (Ari Aster 2019) que a nivel vestuario me pareció brutal. Es súper consistente, las prendas son blancas totalmente con bordados que te recuerdan mucho a la naturaleza y todo ese concepto me llamó la atención. Estas películas me hicieron darme cuenta que esas referencias en las que me fijaba, se reflejaban en los paños, manteles, sábanas que yo coleccionaba.

Es muy interesante cómo has conseguido trasladar la estética de las sectas a la colección.

Es uno de los temas que más me fascinan. Sé que suena un poco morboso, pero me parece interesante todo ese universo de las sectas. Me interesa sobre todo el trasfondo psicológico, como una persona consigue anular a toda una comunidad. Al fin y al cabo son comunidades muy grandes. Me pareció interesante como todo eso se refleja a través de la vestimenta. Todos van vestidos igual, es una anulación de la personalidad. En la colección tengo camisas, pantalones, bermudas y faldas y son todas iguales en cuanto al patrón. Lo único que he cambiado ha sido el tejido. Ha sido un modo de crear mi propia secta pero sin anular la personalidad de nadie, porque al final todo el mundo puede tener algo que le represente, y cada prenda cuenta una historia.

Nos has contado antes que coleccionabas tejidos, ¿Son los que has utilizado para esta colección? ¿Cuál es la historia que hay tras ellos?

Todo comienza porque a mis padres les gusta mucho las antigüedades y yo siempre iba con ellos, pero en mi caso me decantaba por sábanas, pañuelos, manteles… Poco a poco fui creando esta pequeña colección de tejidos que tenía guardada como algo especial, pero nunca terminaba usándola. Pero tras ver esta última película que te comenté, Midsommer, me dí cuenta que podía hacer mucho más con ella que tenerla ahí.Así que todos los tejidos que componen la colección son reutilizados de estos mercadillos y anticuarios. Además todas las prendas son confeccionadas a mano, es la manera de poner mi granito para contribuir a la sostenibilidad. Soy consciente de que vivimos en una época súper consumista, y yo la primera. Por eso comenzar con este proyecto ha sido mi manera de aportar a la concienciación.

 

Texto y fotos Marina Navarro Boix 

Si os ha gustado este artículo también os puede interesar ‘Bailando lento’, el nuevo single de Ganges que debes escuchar