Tenemos tus mejores playas para follar esta primavera.

February 19, 2018

ADRI CORDERO

El buen tiempo ya está aquí, y comienza la temporada de follar al raso. Qué mejor lugar para ello que una cala íntima. Prepara un pic-nic romántico a la luz de la luna, y al tema. Si eres fan del sexo outdoor, este es tu post.

Cada vez es más difícil follar en la playa, cada día más masificadas, tanto de día como de noche. Sin embargo, el litoral español es rico en su geografía, impregnada de accidentes de este tipo que ofrecen algunos enclaves paradisíacos en forma de playitas y calas. Muchas de ellas, ya están brutalmente explotadas por el hombre, pero aún quedan destinos en los que estar, prácticamente solos. Y más por la noche. Si te gusta el sexo naturista y outdoor, este es tu post. Hazte una ruta.

Atlantis, Ibiza

Su nombre real es sa Pedrera de Cala d´Hort. Se trata de una vieja cantera de piedra arenisca, renombrada debido a la leyenda que decía que la cala guardaba las ruinas de la isla legendaria Atlántida.

Cala Ambolo, Jávea, Alicante

Se accede por una escalinata excavada en la roca que da acceso a la playa. Cuenta con solo 80 metros, hecho que hace que por el día no haya demasiada gente y, de cara a la noche, comiences a estar solo. Es nudista.

La pequeña Lulú, Los Caños de Meca, Cádiz

Por el día, esta cala estará llena de surfistas, ambiente propio de la costa gaditana. Sin embargo, conforme avance el día y empiece a irse el sol, esta pequeña cala se volverá muchos más íntima.

Cala San Pedro, Níjar, Almería

A este enclave almeriense no se puede llegar en automóvil, hecho que tira a muchos domingueros para atrás. Lo bueno es que si te atreves a pegarte la caminata, disfrutaras de una de las playas más bonitas de España y, con la soledad, tal vez de algo más…

Cala d’Albarca, Sant Antoni de Portmany, Ibiza

Espectacular playa ibizenca de rocas rodeada de árboles y acantilados que proporciona la postal perfecta de la isla. Perfecta para echar un polvo bucólico.

Cala de la Media Luna, Cabo de Gata, Almería

Una playa nudista, de rocas volcánicas, en un entorno irrepetible como es el Parque Natural del Cabo de Gata. No hay nigún tipo de servicio cerca, por lo que deberás llevar comida, agua… y condones.