The 2nd Skin Co, a la conquista del corazón femenino

Los caminos de Juan Carlos Fernández y Antonio Burillo se cruzaron por casualidad. A día de hoy llevan más de una década siendo directores creativos de la firma The 2nd Skin Co. y creando una “segunda piel” para muchas mujeres que suspiran con cada una de sus creaciones.

Antonio_Burillo_©Valero_Rioja
Juan_Carlos_Fernández_©Valero_Rioja

Antonio Burillo y Juan Carlos Fernández | FOTOS X VALERO RIOJA

Desde que en 2006 decidieseis fundar la marca tras coincidir trabajando en el atelier de Ángel Schlesser habéis conseguido enamorar a muchas mujeres con vuestro estilo romántico, ¿imaginabais que podíais alcanzar tal éxito?

Cuando nos asociamos y creamos The 2nd Skin Co. en 2006 tras nuestro paso por Ángel Schlesser teníamos mucha ilusión y no pensábamos en el grado de éxito que íbamos a tener años después. Tras unos años duros, ¡éramos desconocidos!, la prensa fue apoyándonos cada vez más y poco a poco comenzamos a tener clientas fieles a la marca. Al poco tiempo, tras nuestra presencia en ferias internacionales, comenzó la internacionalización de la marca. Nuestra historia fue complicada en los comienzos (¡bastante éxito tuvimos pudiendo sobrevivir!), luego llegó la crisis galopante a los dos años de abrir…pero gracias al apoyo de mucha gente y nuestra enorme ilusión, esfuerzo y capacidad de trabajo, el resultado a día de hoy no puede ser más satisfactorio.

¿Es complicado trabajar en equipo u os completáis bien?

Hasta ahora, siempre ha sido una ventaja trabajar juntos y esperemos que lo siga siendo durante mucho tiempo más. Tenemos la misma visión tanto creativa como empresarial. Compartimos objetivos y nos conocemos muy bien. Aún con caracteres muy diferentes, nuestra compenetración, amistad y manera de entender lo que hacemos, son valores muy importantes para los dos. Estamos muy orgullosos de saber que lo mucho o poco que hemos logrado ha sido gracias a la tenacidad y esfuerzo de los dos, por lo que, claramente, ser dúo, en nuestro caso, es una ventaja.

¿Cuál es la esencia de The 2nd Skin Co. que impera en las colecciones? ¿Tienen nombre propio vuestras musas?

La visión de The 2nd Skin Co. es ofrecer una versión contemporánea de un lujo cercano y versátil, apto para un amplio rango de mujeres, con distintos gustos y estilos de vida, mujeres con personalidad, luchadoras, que saben lo que quieren, con estilo propio, reales, femeninas, y detallistas… sin importar su edad. Mujeres que apuestan por gustarse a sí mismas y verse irresistiblemente guapas. Todas y cada una de ellas son nuestras musas.

Nuestros diseños son “sofisticadamente sencillos” con un confección que habla mucho de lo que nos gusta, de nuestro oficio y la forma en la que vemos la moda. Hay una serie de cortes que colección tras colección siguen siendo un éxito de ventas: cuellos caja, mangas largas, ciertos volúmenes. Sin duda ninguna, el vestido en todos sus estilos, tanto cortos, midis o largos es nuestra pieza de vestir más icónica y reconocible. Damos extrema importancia a la calidad de las telas y al nivel de confección de todas y cada una de nuestras piezas.

 

El año pasado la familia creció y lanzasteis una segunda línea llamada 2nd LAB. ¿Qué diferencia esta nueva línea de su hermana mayor?

Durante nuestros primeros años de andadura investigamos por dónde iba el mercado y quisimos hacer ropa de calle, de día, prêt-a-porter, pero pronto nos dimos cuenta que las pocas piezas de fiesta que hacíamos atraían y se vendían más. La marca fue asentándose en esta línea pero siempre quisimos retomar esa idea del principio, y fue cuando surgió 2nd LAB, una línea de creaciones “más de día”, de aire más urbano y que engloba nuestras pre-colecciones de verano y de invierno. Las vendemos con el concepto “ver ahora, comprar ahora”. En nuestra última colección hemos incluido la tela tejana con reminiscencias setenteras y un punto muy chic y romántico. 2nd LAB es nuestra apuesta por el “streetwear “más desenfadado.

Hemos visto a celebrities internacionales como Zendaya, Paris Hilton o Jennifer López lucir vuestros diseños, pero también famosas nacionales como Dafne Fernández son asiduas a la marca. ¿Qué se siente al ver que personalidades de dentro y fuera de España eligen vuestros vestidos?

Mucho, mucho placer y orgullo. La mayoría de ellas, como nuestras clientas, se ven bien con nuestros diseños y la mayoría nos mencionan en sus redes sociales. Pero lo más importante de esto, es que nos demuestra que nuestro trabajo y concepto, es comprendido y aceptado por mujeres de culturas muy diferentes alrededor del mundo entero. Hemos vestido a mujeres relevantes y muy mediáticas desde Tailandia, Taiwan o Praga pasando por Los Ángeles o Londres.

Sois un claro ejemplo de personas que han conseguido dedicarse a aquello que les apasiona y que han logrado tener un nombre en la industria de la moda desfilando en la Fashion Week de Madrid o habido sido finalistas de los Who’s On Next 2014. Desempolvad el libro de trucos y contadme cuál es el vuestro.

Es el truco de siempre, no hay mucho misterio: pasión, perseverancia, mucha paciencia, búsqueda de la excelencia en el trabajo, visión internacional y una tremenda dosis de realidad y humildad. Si a eso le añades rodearte de increíbles profesionales en el taller y consigues crear las estrategias correctas en cuanto a marketing, comunicación y del negocio en general, el truco es seguir el camino.

 

 

 

 

¿Qué consideráis que ha de tener un diseñador novel que quiera abrirse camino en la moda en el momento actual en el que ya está todo inventado y la competencia es tan elevada?

A nosotros nos ha ido muy bien según lo que hemos contestado en la pregunta anterior, nosotros también fuimos noveles y por eso esos valores pueden ser válidos para los nuevos talentos. Además, debe conocer muy bien al público al que se quiere dirigir, psicología: lo que demanda y cómo lo demanda, sus preferencias; estar muy atento de las tendencias y adaptarlas según su criterio creativo; tener visión empresarial y conocimiento de las herramientas del negocio; siempre dentro de lo que se pueda: realizar inversión; personalidad, carisma y saber “venderse”: no hay mejor embajador y relaciones públicas de la marca que uno mismo; debe tener disciplina, aprender de los errores, crecer ante las dificultades.

Es cierto que puede parecer que todo está inventado y ofrecer algo diferente parece tarea imposible, quizás por eso, no hay que obsesionarse sólo con ser diferente a nivel diseño, la diferencia ha de venir de la calidad del producto final y humana del diseñador. Y, aunque pueda parecer obvio, debes ser un experto en costura con todos los conocimientos que eso conlleva. No basta ser creativo y tener muy buenas ideas, el diseñador novel debe saber patronar, dibujar y ¡coser!

¿Qué hacen Juan Carlos Fernández y Antonio Burillo cuando cierran la puerta de su taller?

Disfrutar de una ciudad maravillosa como es Madrid rodeados de gente a la que quieres y admiras.

En Kluid Magazine hablamos de moda, música, gastronomía, literatura y cine. Recomendadme uno de cada ámbito.

– Juan Carlos:

Películas: “Las horas” porque descubrí la razón por la que Nicole Kidman y Julianne Moore son dos de las grandes divas de la historia del cine y “Io sono l’amore” donde sin ser una película que hable de moda, su atmósfera respira toda la esencia del estilo milanés y donde una de mis grandes musas realiza un papel apoteósico: Tilda Swinton

Lugar para comer: cualquiera que sirvan comida fresca, sana y saludable en un entorno muy cuidado

Marca armario: COS, Louis Vuitton y The 2nd Skin Co. “for ourselves”

Libro: el de mi querido amigo Carlos Montero, “El desorden que dejas”

Ilustrador: David Downton

– Antonio:

Películas: “Drácula” de Coppola padre y “Marie Antoniette” de Coppola hija

Lugar para comer: mi casa familiar en Zaragoza

Marca armario: Saint Laurent, Valentino y Gucci

Ilustrador: coincido con Juan Carlos en David Downton y añado a mi colega Arturo Elena

Música: Barroco para relajarme y pop internacional para divertirme